La Calidad del Empleo en
Colombia: 2002-2010
Stefano Farné
Manizales, 2 de Febrero de 2012
Hechos entre 2002 y 2010
• Aumento del (falso) cuentapropismo
• Aumento de las (pseudo) CTA
• Relaciones tensas entre gobierno y
sindicatos
• Ley 789 de 2002
• Ley 797 de 2003
… pero, por otro lado
• el PIB creció al 4.4% anual
• 3 millones de nuevos empleos
• la tasa de ocupación pasó de 51% a
54%
Un primer examen de la experiencia
colombiana parece sugerir que el éxito en
términos de número de trabajadores
ocupados puede encubrir deterioros de
otros indicadores del mercado laboral, en
especial de los relacionados con la
calidad de los empleos generados
Cómo ha variado la calidad del
empleo entre 2002 y 2010?
 Sistema de indicadores
Batería coherente de variables e indicadores
simples de los diferentes aspectos que definen la
calidad del empleo
 Indicador sintético o compuesto
Unico indicador agregado que sintetiza y pondera
la información existente sobre los diferentes
aspectos de la calidad del empleo
Sistema de indicadores de calidad
Se definen unas grandes DIMENSIONES o aspectos
principales de la calidad del empleo y luego se
concretan unas variables simples y unos indicadores
con los cuales se mide cada dimensión
8 dimensiones y más de 30 indicadores:
Oportunidades de empleo
Flexibilidad y seguridad laboral
Condiciones de trabajo
Seguridad social
Ingresos
Diálogo social
Satisfacción en el trabajo
Conciliación de la vida laboral y familiar
OPORTUNIDADES DE EMPLEO
Las oportunidades agregadas de empleo son
medidas mediante la tasa de ocupación y desempleo,
totales y por principales grupos de edad.
A su turno, las oportunidades de mejores empleos se
intentan captar con indicadores de (in)formalidad,
participación femenina en cargos directivos y de
trabajo (legal) de menores de edad. Se espera que
la calidad del empleo aumente al crecer de las
primeras dos, y al disminuir del tercero
FLEXIBILIDAD Y SEGURIDAD
LABORAL
La flexibilidad contractual y la inseguridad laboral a
menudo se relacionan con estrés, menores salarios,
menor acceso a formación y dificultades para forjar una
carrera laboral. En esta dimensión se consideran las
principales formas de contratación atípica, como el
trabajo por cuenta propia, de tiempo parcial involuntario,
temporal, asociado a cooperativas, y la subcontratación,
las cuales se presume que tengan un efecto negativo
sobre la calidad del empleo. Se incluyen también unas
medidas de trabajos estables
CONDICIONES DE TRABAJO
La calidad de las condiciones propias del trabajo se
toma en consideración clasificando las ocupaciones a
la intemperie (en minas, de puerta a puerta, en la
calle y, en general, en ambientes al aire libre), que
exigen mucho esfuerzo físico o mental, o con
problemas ambientales. Todas estas condiciones le
restan calidad a los empleos a los cuales se asocian
SEGURIDAD SOCIAL
La seguridad social, al asegurar buenas condiciones
de salud y protección económica, es garantía de
mejores circunstancias físicas, psíquicas y
económicas para los trabajadores, y por tanto es un
aspecto importante de la calidad del empleo.
Aquí se consideran las prestaciones de salud,
pensiones, riesgos profesionales y desempleo
INGRESOS
Según la teoría económica estándar, la utilidad que el
individuo deriva de su trabajo depende
principalmente del ingreso que recibe. Bajo este
supuesto un trabajo bien remunerado es siempre
preferible a otro igual, pero menos retribuido, porque
con este mayor ingreso el individuo puede consumir
más y alcanzar un más alto nivel de bienestar.
En esta dimensión se analizan el salario mínimo y el
ingreso laboral real por hora, según categoría
ocupacional y nivel de estudios
DIALOGO SOCIAL
El diálogo social es un atributo esencial de la sociedad
democrática y la herramienta por excelencia para resolver
de forma consensuada los conflictos de intereses que
inevitablemente surgen en el desarrollo de las políticas
económicas y sociales. En este contexto, cuanto mayor
es la representación sindical, más resoluta es la defensa
de los derechos de los trabajadores y su participación en
los asuntos laborales que los conciernen, es decir, mayor
es la calidad de las condiciones de trabajo.
Con respecto a esta dimensión se presentan indicadores
de sindicalización y de beneficiarios de la negociación
colectiva
SATISFACCION EN EL TRABAJO
La satisfacción en el trabajo se mide a través
del subempleo, el deseo de cambiar trabajo –
que se supone tener, ambos, un impacto
negativo - y la conformidad que declaran los
trabajadores respecto a su trabajo, el tipo de
contrato de trabajo, la jornada laboral y la
remuneración
CONCILIACION VIDA LABORAL Y
FAMILIAR
Las largas jornadas de trabajo dejan menos tiempo disponible
para otras actividades de integración social y familiar y afectan
la salud física y mental de los trabajadores al no permitir un
reposo adecuado. La misma teoría económica estándar
postula una relación inversa entre horario de trabajo y calidad
del empleo (utilidad del trabajo).
Además del trabajo con jornadas extensas de trabajo, la
conciliación de la vida laboral y no laboral se evalúa
recurriendo al diferencial de tasa de ocupación entre personas
sin y con carga familiar y a la opinión de los trabajadores
acerca de la compatibilidad de su trabajo con sus
responsabilidades familiares
Las oportunidades de empleo mejoraron
sustancialmente durante el periodo examinado,
sin que se haya provocado, sin embargo, una
decidida disminución de la informalidad (de
60% a 57.2%) y del trabajo (legal) de los
menores de edad (de 11.7% a 10%).
De estas mejores oportunidades laborales han
derivado mayor provecho las mujeres en edad
adulta
La seguridad laboral definitivamente se debilitó
como resultado de la difusión de formas flexibles y
atípicas de contratación, como la subcontratación, las
cooperativas de trabajo asociado y el trabajo por
cuenta propia. Este último en 2010 constituía la
modalidad de contratación con mayor difusión en el
mercado de trabajo colombiano (41.9%).
En el caso de las mujeres la propagación de los
trabajos atípicos fue en parte contrarrestada por el
aumento del empleo asalariado y por una menor
incidencia de los empleos domésticos y sin
remuneración
Los ingresos laborales de los trabajadores por
cuenta propia, tanto hombres como mujeres,
profesionales y no profesionales, han crecido en
términos reales entre 2002 y 2010. Y lo mismo pasó
con el salario mínimo y del personal de servicio
doméstico (+10% en términos reales).
A pesar de ello, en el mercado laboral colombiano
hay una insatisfacción generalizada respecto a los
ingresos devengados (32.3% subempleados por
(bajos) ingresos y 58.7% de satisfechos con el
ingreso recibido)
La utilización del recurso humano se
intensificó, con lo cual disminuyó el empleo de
tiempo parcial involuntario (de 12.5% a 10%) y
el subempleo por insuficiencia de horas (de
16.6% a 12.6%).
Al mismo tiempo esta intensificación manifestó
efectos colaterales, pues se duplicó la
incidencia de los trabajos mental y físicamente
muy exigentes (de 5.4% a 11.1%)
Algunos indicadores objetivos del grado de
satisfacción en el trabajo evidencian mejoras. Es
así como en 2010 hay un menor porcentaje de
personas que quieren cambiar su empleo respecto a
2002 (de 39.7% a 33.6%).
Se destaca como la gran mayoría de los colombianos
se declara satisfecha con su trabajo (83.5%), jornada
laboral (83.7%) y horario de trabajo (80.1%).
Menor satisfacción se registra con respecto a los
ingresos devengados (58.7%) y al tipo de vinculación
laboral (39.1%)
La cobertura de la seguridad social ha
avanzado entre 2002 y 2010, pero mucho
menos de lo deseado. En Colombia el número
de afiliados activos a pensiones (29.8% a
37.1%), salud contributiva (de 39.6% a 42.5%)
y riesgos profesionales (33.7%) es todavía
muy bajo y la protección contra el desempleo
apenas puede definirse simbólica (0.5%)
Las posibilidades de conciliación entre vida
familiar y mundo de trabajo no evidencian
progresos. Las jornadas extensas de trabajo
siguen teniendo el mismo peso entre los
ocupados del país (de 30% a 29.5%) y el
diferencial de tasa de ocupación de las
mujeres con/sin hijos se ha ampliado
(de-5.5pp a -10.9pp)
El dialogo social ha sido fuertemente
comprometido durante los ocho años
considerados. Las afiliaciones a los sindicatos
y la cobertura de la negociación colectiva (de
176 mil a 135 mil) registraron un retroceso. La
tasa de sindicalización en Colombia siguió su
tendencia descendente y es una de las más
bajas a nivel mundial (3.9% densidad sindical
asalariada)
Respecto a 8 años atrás, hoy los colombianos
trabajan más, más intensamente, y si bien no
hubo un deterioro generalizado de la calidad
de sus empleos, tampoco ella ha aumentado
en una forma acorde con las expectativas
generadas por el crecimiento de la riqueza
nacional y del empleo agregado durante el
mismo periodo
La expansión de la flexibilidad laboral no
parece haber traído los nefastos efectos
temidos a priori sobre la calidad del empleo
Indicador sintético o compuesto
Un sistema de indicadores permite analizar
simultáneamente varias facetas del fenómeno de la
calidad del empleo. Sin embargo, puede
proporcionar indicaciones contradictorias o de difícil
síntesis
Un índice compuesto de calidad del empleo consiste
en un único indicador agregado que sintetiza y
pondera la información existente sobre los diferentes
aspectos de la misma. Se basa en un sistema de
indicadores y se utiliza para derivar una única,
inequívoca y unidireccional comprensión de lo que
acontece con la calidad del empleo
Indicador sintético o compuesto
Un índice compuesto se construye a partir de
unas variables básicas de calidad a las cuales
se les atribuye alguna ponderación para poder
ser sumadas. Los pesos aplicados para la
agregación pueden ser definidos a priori por
parte del investigador con base en algún
criterio normativo, o estimados mediante algún
proceso estadístico
Componentes Principales Categóricos
Transforma las variables cualitativas o
categóricas – bien sean ordinales o nominales
– en variables numéricas
Al arrojar los coeficientes de cuantificación
permite verificar si la importancia de las
variables y el ordenamiento impuesto
corresponden a lo esperado
Determinantes de la Calidad del
Empleo entre los asalariados
• Ingresos laborales
• Ser formal
• Afiliación a seguridad social
• Existencia de un contrato de trabajo
• Sindicalismo (efecto positivo, pero poco importante)
Determinantes de la Calidad del
Empleo entre los independientes
• Ingresos laborales
• Variables relacionadas con el grado de
utilización del recurso humano, como el
subempleo, el tiempo parcial involuntario y
las horas trabajadas
• Existencia de un contrato de trabajo
positivo, pero poco importante)
(efecto
ICE 2002 - 2010
Sexo
Total
Hombres
Mujeres
2002
2010
Asalariados Independientes Asalariados Independientes
68,0
41,4
70,7
44,2
71,4
46,0
74,3
48,0
64,4
34,8
66,7
39,0
ICE 2010
Categoria ocupacional
Asalariados sector público
Asalariados sector privado (*)
Empleadores
Cuenta propia
Servicio doméstico
89,8
72,2
59,2
36,5
35,1
ICE 2010
Sector económico
Asalariados
Formales
Informales
Independientes
Formales
Informales
71,1
79,9
48,8
38,7
50,6
36,5
ICE 2010
Rama de actividad
Agricultura
Minería
Industria
Electricidad, gas y agua
Construcción
Comercio
Transporte y comunicaciones
Finanzas
Servicios
Total
Asalariados
66,5
80,7
74,8
82,7
66,2
66,7
74,0
78,3
70,0
71,1
Independientes
37,0
37,0
38,1
56,5
40,7
38,5
37,6
37,8
40,3
38,7
Observatorio del Mercado de Trabajo
y la Seguridad Social
Universidad Externado de Colombia
[email protected]
Descargar

Diapositiva 1 - Universidad de Manizales