PASCUA
PARROQUIA
S. JOSÉ DE PUMARÍN
OVIEDO
Regina
RESUCITÓ, RESUCITÓ,
RESUCITÓ, ALELUYA.
ALELUYA, ALELUYA,
ALELUYA, RESUCITÓ.
1. LA MUERTE,
¿DÓNDE ESTÁ LA MUERTE?
¿DÓNDE ESTÁ MI MUERTE?
¿DÓNDE SU VICTORIA?
“YO SOY EL CAMINO”
RESUCITÓ, RESUCITÓ,
RESUCITÓ, ALELUYA.
ALELUYA, ALELUYA,
ALELUYA, RESUCITÓ.
2. GRACIAS SEAN
DADAS AL PADRE,
QUE NOS PASÓ A SU REINO
DONDE SE VIVE DE AMOR.
RESUCITÓ, RESUCITÓ,
RESUCITÓ, ALELUYA.
ALELUYA, ALELUYA,
ALELUYA, RESUCITÓ.
3. ALEGRÍA, ALEGRÍA,
HERMANOS,
QUE SI HOY NOS QUEREMOS
ES QUE RESUCITÓ.
GLORIA A DIOS
OREMOS
Hechos de los Apóstoles
6:1-7
“Eligieron a Esteban... “(Basílica
de san Esteban - Jerusalén)
Que tu misericordia, Señor,
venga sobre nosotros,
Como lo esperamos de ti.
Salmo
32
1ª Carta de S. Pedro
2:4-9
“Acercaos al
Señor que
es la piedra
viva.” (Roca
del Templo)
S. Juan
14: 1-12
Jerusalén. Muro de Las Lamentaciones.
SEÑOR TE OFRECEMOS EL
VINO EL PAN, ASÍ
RECORDAMOS TU CENA
PASCUAL
1.Porque tú solo eres santo,
Señor, lleno de bondad, tus
misericordias, quién podrá
cantar.
Para que
TODOS
estéis
conmigo,
he
preparado
una casa
muy
grande
Todo está listo... ¿y vosotros?
Las Palabras que os digo
tienen grosor de eternidad
¿Las creéis?
Oigo en mi corazón: “Buscad mi
rostro.” Tu rostro Buscaré, Señor,
no me escondas tu rostro. (2)
1. El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién temeré?
El Señor es la defensa de mi vida.
¿quién me hará temblar?
Oigo en mi corazón: “Buscad mi
rostro.” Tu rostro Buscaré,Señor,
no me escondas tu rostro. (2)
2. Una cosa pido al Señor,
eso buscaré:
habitar en la casa del Señor
todos los días de mi vida.
Oigo en mi corazón: “Buscad mi
rostro.” Tu rostro Buscaré, Señor,
no me escondas tu rostro. (2)
3. Oigo en mi corazón: “buscad mi
rostro”.
Tu rostro buscaré, Señor,
no me escondas tu rostro.
Oigo en mi corazón: “Buscad mi
rostro.” Tu rostro Buscaré, Señor,
no me escondas tu rostro. (2)
4. Espero gozar de la dicha del Señor
en el país de la vida;
espera en el Señor, sé valiente,
ten ánimo, espera en el Señor.
Aunque esté lleno
de baches y piedras
y tenga infinidad de curvas,
aunque vaya por colinas y valles
y sean frecuentes
las pendientes,
aunque sea estrecho
y sin césped;
aunque unas veces
sea polvoriento,
y otras lleno de barrizales,
voy por él siguiendo tus huellas,
soñando utopías,
buscando sombras,
anhelando metas,
disfrutando la experiencia.
Y Tú, que vas siempre delante,
te revelas y
te ofreces a mi
cada día
como Camino, Verdad y Vida.
Ulibarri Fl.
Señor resucitado,
haz que vivamos
sin turbación,
confiando en la obra
que Tu haces
con nosotros
Descargar

Oigo en mi corazón: “Buscad mi rostro.” Tu rostro Buscaré, Señor