POESÍA Y BOSQUES
EN
LA EDAD MEDIA
En una época en que la naturaleza estaba
muy próxima, los poemas medievales, jarchas,
cantigas de amigo, villancicos… manifiestan
los sentimientos de sus hombres y mujeres :
– La alegría de la cita en un lugar secreto poblado
de árboles …
– La inquietud de la espera en un bosque cercano…
Sentimientos
En la poesía medieval escuchamos largos
lamentos de amor.
Moriré de amor, mi madre,
Moriré.
Moriré de amores,
Moriré.
 La tristeza por la muerte del amado
 La irresistible atracción de su belleza
 El deseo de que regrese …
solían tener lugar en escenarios naturales muy
particulares, en extensiones enormes de árboles,
cerradas, oscuras y misteriosas.
De alegría…
Levous-s´ a louçana,
levou-s´a velida
vai lavar cabelos
na fontana fria,
Leda dos amores
Dos amores leda.
Levantóse la bella,
va a lavar sus cabellos en la
fuente fría,
alegre de amores, de amores
alegre…
pasa su amigo, que bien la
quería,
el ciervo del monte el agua
revolvía.
Ay amigas
Bailemos nós já todas tres, ai amigas,
So aquestas avelaneiras frolidas;
E quen for belida, como nós, belidas,
Se amig´amar,
So aquestas avelaneiras frolidas;
Verrá bailar.
(Aires Nunes, Nunes, 258)
Aires Nunes
Bailemos nosotras tres, ay amigas, bajo estos
avellanos floridos, y quien sea hermosa,…
como nosotras hermosas, y si ama a un amigo,
bajo estos avellanos floridos vendrá a bailar.
Pena o abandono
En el cancionero popular medieval es
frecuente encontrar versos referidos a la pena
por el abandono del amado o el lamento ante
un amor imposible…
Estas experiencias dolorosas tenían lugar
en entorno natural muy distinto del nuestro.
Las aldeas, las villas, las abadías y las
fortalezas vivían rodeadas de un inmenso
mundo vegetal.
Jarcha núm. 9.
El dolor de la soledad…
Vaise mio corachón de mib.
¡ya Rab! ¿si me tornarad?
Tan mal me doled li-l-habib:
Enfermo yed, ¿cuánd sanarad?
Se va mi corazón de mí.
¡Ay, Dios! ¿acaso tornará?
Tanto me duele por el amado:
enfermo está, ¿cuándo sanará?
LA MUCHACHA SE LAMENTA
¡Tanto amare, tanto
amare,
Habib, tanto amare!
Enfermaron
olios
nidios
E dolen tan male.
Joseph el Escriba (Siglo
XI)
Garid vos, ay
yermaniellas,
¿com´contener e
mieu mali?
Sin el habib non
vibreyu,
Et volarei demadari.
Decid, vosotras, ay
hermanillas,
¿cómo refrenaré mi
pesar?
Sin el amado yo no
viviré.
Y volaré a buscarlo.
Una voz femenina se pregunta y teme
por su futuro lejos del amado…
¿Qué farey, o qué serad de mibi,
habibi?
¡Non te tolgas de mibi!
¿Qué haré, o que será de mí, amado?
¡No te apartes de mí!
El bosque
• Era el protagonista.
• Era el espacio de cuentos, leyendas y
poesías.
• El escenario de numerosas vivencias.
Desde los árboles era posible volar hacia
un mundo sin restricciones
De los álamos vengo, madre,
De ver cómo los menea el aire.
De los álamos de Sevilla,
De ver a mi linda amiga,
De ver cómo los menea el aire.
De los álamos vengo, madre,
De ver cómo los menea el aire.
(Juan Vásquez, Recopilación)
Los álamos y la fuente revelan los
motivos de la ausencia del enamorado
Álamos del soto,
¿Dónde está mi amor?
Si se fue con otro
Moriréme yo.
¡Ay, flores del verde pino!
¿Sabéis nuevas de mi amigo…,
de aquel que no cumplió su promesa?
Ay, Dios, ¿dónde estará?
– Me preguntáis por vuestro amigo
y yo os digo que está sano y vivo…
y que estará con vos antes de cumplirse
el plazo.
La fuente
Lugar de encuentro, de los baños de
amor, del lavar de las camisas de los
amantes…
“En la fuente de agua clara
con sus manos lavaba la cara.”
él a ella, ella a él.
El encuentro a la orilla del agua
Es una larga tradición. Llega hasta el romance de
García Lorca…
“y que yo me la llevé al río
creyendo que era mozuela
pero tenía marido?”
“Amigo el que yo más quería,
venid al alba del día”…
Las fuentes, los ríos, las épocas del año, los
meses de abril o mayo, la mañana de San
Juan o el alba serán símbolos amorosos.
La noche de San Juan
Era desde antiguo noche de amor, heredada
de ritos paganos, noche propicia para el
encuentro de los amantes.
Éste es el simbolismo amoroso de esta
festividad cristiana.
Este día de San Juan,
¡ay de mí¡
Que no solía ser así.
Era noche de libertad
En ella todo estaba permitido: noche de
alegría, de amor y de aventura, por la cual
suspiraba la juventud desde muchos meses
antes…
Era frecuente encontrarse a orillas del
agua…
¿Qué sabandija se queda
La víspera de San Juan
Sin ir al río, si hay río,
Y sin ir al mar, si hay mar?
Mañana de San Juan, mozas
En ella se van a coger rosas, las rosas de amor.
Y también flores reales, especialmente la
verbena o la grama, a la que se les concedían
maravillosas virtudes curativas…
“Que no cogeré yo verbena
La mañana de San Juan
Pues mis amores se van.”
La cita a la orilla del agua
El amor a la orilla del río o del agua.
Nidos de amor en las orillas.
“Por el río me llevad, amigo
Y llevadme por el río.”
El amor y la naturaleza se
entrelazan y confunden
–
–
–
–
Gritos inquietos en el monte.
El aire que agita los cabellos y las plantas.
Los caminos
Las flores y los frutos, considerados símbolos de
entrega amorosa
– La caza de amor.
En la fuente del rosel
lavan la niña y el doncel.
En la fuente de agua clara, con sus manos
lavan la cara
El a ella y ella a él
lavan la niña y el doncel
Ciervos
• Tema frecuente en la poesía tradicional.
Los ciervos y el erotismo.
• La fuente es el lugar en que los ciervos
beben.
• En la poesía tradicional la muchacha que
va a la fuente por agua viene herida de
amor.
Ai flores, ai flores do verde pinho
se sabedes novas do meu amigo?
Ai, Deus,¿ e u é ?
Ai flores, ai flores do verde ramo,
Se sabedes novas do meu amado?
Ai, eus,¿ e u é ?
Se sabedes novas do meu amigo,
Aquel que mentiu do que pos comigo?
Ai, Deus,¿ e u é ?
Se sabedes novas do meu amado,
Aquel que mentiu do que a mi á jurado
Ai, Deus,¿ e u é ?
A la villa voy,
De la villa vengo,
Si no son amores,
No sé que tengo.
Cancionero de Elvas , l,63
No puedo apartarme
De los amores, madre,
No puedo apartarme.
JUAN VASQUEZ, Recopilación,2,45
La belleza y los ojos
Por una sola vez que mis ojos alcé
Dicen que yo le maté.
Madre, unos ojuelos vi
Verdes, alegres y bellos.
¡Ay¡, que me muero por ellos
Y ellos se burlan de mí.
La mujer morena en la sierra
Tan denostada por la poesía culta, que
prefería la mujer rubia y de ojos verdes, es
alabada por la poesía tradicional.
La del sol que la quema, el aire de la sierra, la
crianza en la aldea,…
Será objeto de amor firme y de hondas
pasiones….
Soy morena…
Aunque soy morena,
Blanca yo nací:
Guardando el ganado
La color perdí.
(B.N.M. ms 3915. fol320)
Criéme en aldea,
Hiceme morena;
Si en villa me criara,
Más bonica fuera.
(Orozco, Cancionero)
Blanca me era
yo
Cuando entré
en la siega;
Diome el sol,
Y ya soy
morena.
No huyas,
morena,
Duélete de mí,
Que no sé que
tengo
Después que te
ví.
La naturaleza: árboles, ríos…
• Se asoma a estos poemas en función del
amor, sirve de escenario, de marco.
• Es el lugar de encuentro, la encubridora,
la favorecedora de los amantes.
• Es el símbolo del amor.
• Es la confidente amorosa, se personifica y
se le dirigen quejas, súplicas…
Frescos vientecillos
“Frescos ventecillos
Favor os pido
Que me anego en las olas
del mar del olvido”
La peña y la malva…
Alta estaba la peña,
nace la malva en ella.
Alta estaba la peña
Riberas del río, ´
Nace la malva en ella
Y el trébol florido.
Y el trébol florido:
Nace la malva en ella.
(Cancionero de Upsala, número 19)
Del rosal…
Del rosal vengo, mi madre,
Vengo del rosale.
A riberas de aquel vado
Viera estar rosal granado.
Vengo del rosale.
A riberas de aquel río
Viera estar rosal florido.
Vengo del rosale.
Viera estar rosal florido,
Cogí rosas con sospiro.
Vengo del rosale.
Del rosal vengo, mi madre,
Vengo del rosale.
(Gil Vicente)
El verde olivar…
¡Que no hay tal andar por el verde olivico,
que no hay tal andar por el verde olivar¡
(Cancionero de Módena)
-Desciende al valle, niña.
-Non era de día.
_ Niña de rubios cabellos,
desciende a los corderos,
que andan por los centenos.
_Non era de día.
(Cancionero musical de Palacio, 206)
Las labores del campo…
Que si ha sido la siega linda,
Buena ha sido la vendimia;
Que si ha sido la siega buena,
Buena vendimia la nuestra.
La mar. El azahar.
Levantóse un viento
De la mar salada
Y diome en la cara.
(Correas, vocabulario)
Por aquí, por allí, por allá,
Anda la niña en el azahar;
Por acá, por allí, por aquí,
Anda la niña en el toronjil.
Sierras de flores, un toronjil…
Aquellas sierras, madre,
Altas son subir;
Corrían los caños,
Daban en un toronjil.
Madre, aquellas sierras
Llenas son de flores;
Encima de ellas
Tengo mis amores.
¿Cómo son estos poemas?
• Los sentimientos se confiesan abiertamente, con un exaltado
patetismo, con tensión enfática, lograda por repeticiones,
exclamaciones, preguntas y contrastes.
• El énfasis y la intensidad se presentan unidos a la máxima
sencillez de expresión.
• En otros casos el estilo es neutral, sereno, la mera
constatación de un hecho, una frase sentenciosa.
“En el campo nacen flores
y en el alma los amores”
Rasgos de estilo
• Juego de conceptos y palabras.
• Antítesis y paralelismo.
• Estilo elemental e ingenuo, dictado por la emoción,
lleno del misterio de lo irracional.
• Expresión sencilla y clara, sin pretensiones.
• Ausencia casi total de metáforas.
Los poetas cultos imitarán esta forma de
componer tan cercana a la naturaleza
¡Que sus frutos amores son!
(Lope de Vega)
Voces dan en aquella sierra
leñadores son que hacen leña.
(Covarrubias)
Cancionero tradicional y
bosques
• Estos poemas son imágenes de una naturaleza
– Cargada de la subjetividad de aquellas gentes.
– Reflejo de un simbolismo ancestral.
• Los bosques favorecieron la creación estas
obras tan bellas que forman parte de nuestro
legado literario.
Descargar

LA LITERATURA MEDIEVAL