SARA SMITH,
SOBREVIVIENTE
CON EL PAPA
JUAN PABLO II
UNA RELACIÓN DE PERSONAS QUE HAN SOBREVIVIDO A
UNA INTERVENCIÓN MÉDICA PARA ABORTARLES EN EL
SENO DE SU MADRE, CUANDO AUN NO HABIAN NACIDO
SARA SMITH
Nació en 1992 y al cabo de mucho tiempo, supo
que su madre se había practicado un aborto,
estando embarazada de ella y de un hermano
gemelo. Ese hermano no sobrevivió y Sara lo
recuerda con gran dolor.“los dos estábamos en
el útero materno que fue raspado de arriba
abajo. A él le quitaron la vida y yo todavía seguía
ahí dentro. Perdí a mi hermano pero yo seguía
viva. Varias semanas después pude patear el
vientre de mi madre y ella me sintió y decidió
no practicarse un segundo aborto. Su madre Betty, dijo: “todo lo
que yo sabía es que había sentido a esa niña moverse, tal vez eran
sus brazos o sus piernas, pero era una vida, era una persona viva.
Y cuando el médico se ofreció para abortarla, dije que no, con la
misma fuerza con que la primera vez había dicho que si. Estaba
viva era una vida y nada iba a detenerla.
Sara nació prematura, con las piernas cruzadas
sobre el pecho y las caderas dislocadas, vivió en
hospitales hasta los dos años y medio y antes de sus
14 años, ya la habían operado 30 veces. Su madre
fue influida por el ambiente, por sus amigas que le
recriminaban que era su 6º embarazo y ella decidió
abortar.
“A veces la gente me pregunta –dice Sara- si odio a mi madre o estoy
molesta con ella porque me arrebató a mi hermano. Y yo les digo que he
visto el dolor por el que ella ha pasado; me ha dicho tantas veces:
<¡Perdón Sara, perdón!, Dios quería que tuvieses a tu hermano gemelo y
yo lo impedí y traté de quitarte a ti también del medio>. Yo no tengo derecho a cargarle a ella con más sentimientos de culpabilidad sobre sus
espaldas.
A los 9 años, mucho antes de saber la verdad de lo ocurrido, Sara gastó
sus ahorros en comprar dos figuritas de un niño y de una niña. Ella lo
intuía, yo creo que en su subconsciente ella lo intuyó todo el tiempo –dice
su madre-.
GIANNA JESSEN
La madre biológica de Gianna intentó abortarla
cuando tenía 17 años. Le inyectaron una mezcla
especial en el útero capaz de abrasar al feto por
dentro y por fuera. Se supone que después de la
inyección nace un bebé muerto pero aparecí viva y
me llevaron a un hospital aunque esto normalmente no sucede porque si el bebé abortado nace
vivo lo dejan morir ya que le han estado diciendo a
todo el mundo que no es un bebé sino un conjunto
de células.
Pesaba un kilo al nacer y tenía serios problemas neurológicos que han
perdurado hasta hoy. Hasta los 3 años vivió en hogares temporales y 6
meses después la adoptaron sus padres actuales. Nunca le hablaron de lo
que había pasado hasta cumplir los 12 años, cuando volvió a preguntarle a
su madre cuál era la razón de su problema físico. Esta vez, ella me dijo:
“¿de verdad quieres saberlo?” Yo le dije que si. Me dijo que mi madre
biológica tenía 17 años y un embarazo de 7 meses, y en ese momento la
miré y le dije: “Ella me abortó ¿verdad?” Lo intuí antes de que me lo
contase.
Yo soy un ser humano, no
precisamente un feto!
a los 25 años de edad
Dianna de Paul, madre adoptiva de Gianna, dice: “los médicos dijeron que ella tenía un increíble deseo de vivir y que eso tuvo mucho
que ver con que ella se salvara. Cuando le conté a Gianna su verdadera historia, le dije que tenía que estar agradecida a Dios por tener
la oportunidad de estar viva y creo que ella aprecia más la vida porque recuerda lo cerca que ha estado de la muerte”
Lauren Pulliam
Resultó que mi hija aconsejada por una “amiga”
había llamado a Planned Parenthood (Paternidad planificada) la organización más abortista
del mundo. Alli le dijeron que era lo suficientemente mayor para tomar sus decisiones, que un
bebé cambiaría su vida para siempre, que ellos la
apoyarían y que no necesitaba el consentimiento
de sus padres. Kristen mi hija, decidió practicarse el aborto. Semanas después, volvió histérica de su chequeo en la oficina de PP porque le
dijeron que todavía estaba embarazada.
Intentaron darle una nueva cita pero ella se negó. Ella me dijo:
“escuché los latidos de su corazón, ¡está viva!”. Luego fuimos a un
ginecólogo pro vida quien nos dijo; “Esta bebita estaba destinada a
nacer”. Y efectivamente Lauren nació pesando 6 libras (2,720 Kg.) y
en perfecto estado de salud. Desde entonces no ha dejado de crecer
y desarrollarse con normalidad.
Imre Teglasy
Por ser militar y católico, mi padre fue declarado
“de la clase enemiga” por el régimen comunista
que dominó Hungría después de la II Guerra
Mundial. Lo enviaron a Puszta, una pequeña
ciudad, donde nos obligaron a permanecer. Mi
padre apenas pudo conseguir un empleo y como
resultado la familia pasamos mucha hambre y
necesidad. En esta situación, mi madre se dio
cuenta de que estaba embarazada.
Mi padre trató de defenderme, pero mi madre no quería que viniera al mundo. Aprovechando la ausencia de mi padre, mi madre intentó abortarme en
casa de varias maneras, la última fue utilizando píldoras de quinina pero la
dosis no fue suficiente y yo llegué a nacer. 11 años después me enteré de todo
esto por una conversación entre un familiar y mi padre (quien para entonces
se había divorciado de mi madre por causa del intento de aborto). Lloré toda
la noche y no me podía explicar por qué mi madre quiso abortarme. Actualmente tengo 40 años y me pregunto dónde está mi madre y cómo puedo
encontrarla para perdonarla y amarla. Necesito su amor mientras viva.
Alexandra Nicole
Cuando tenía 18 años, Nicole Sala descubrió
que estaba embarazada y fue presionada por
su pareja para someterse a un aborto. Fui a
la clínica abortista y hablé con la consejera;
yo estaba llorando y le dije que no quería
hacerlo pero ella le dijo al doctor que estaba
bien y que debía seguir con el tratamiento.
Dos días después de habérsele inyectado methotrexate –un agente químico mortal para
el bebé- Nicole cambió de idea y les contó a
sus padres su decisión y la familia decidió rezar y confiar al niño por nacer a
Dios. Al día siguiente Nicole llamó a la clínica para averiguar qué hacer pero
le dijeron que el embrión estaba muerto y no había nada que hacer. El Dr.
Steven Roth a quien la familia recurrió, decidió intervenir en el caso; el médico le trató con Leukovorin, un fármaco que se utiliza para el tratamiento
del cáncer para contrarrestar el efecto destructivo de la quimioterapia, el
cual, no sólo permitió salvarle la vida al bebé, sino prevenir cualquier malformación. “Nunca en mi vida había recetado Leukovorin, tuve que llamar a
un amigo especialista para averiguar la dosis” –dice el Dr. Roth.
Nicole dice que no es nada fácil ser una madre soltera, pero no cambiaría a
mi hija por nada del mundo; toda mi familia ha sido maravillosa.
Yamile
Cuando Maggie Muñoz se dio cuenta de que
estaba embarazada, creyó que su única opción
era el aborto; era una madre soltera de 4 hijos.
Sus migas y familiares le dijeron que ya tenía
demasiados hijos y que el aborto era la solución adecuada. El ultrasonido reveló que tenía
11 semanas y media de embarazo. Le practicaron un aborto de dilatación y curetaje (D&C) y
regresó a su casa sintiéndose enferma y deprimida.
Dos semanas después una empleada de la clínica de abortos le llamó y le dijo
que el informe del patólogo indicaba que no todo el feto le había sido retirado del útero durante el aborto. Regresó a la clínica y le hicieron otro examen
que mostró la existencia de un bebé en el útero, pero la empleada le mintió
diciéndole que solo era “tejido retenido” y la citaron para una nueva intervención. Pero Maggie no se fió y acudió a su propio ginecólogo, el cual le
mostró en el ultrasonido que tenía vivo un bebé de 15 semanas.
El bebé nació el 18 de Mayo de 1992 saludable y en perfecto estado. Maggie le
da gracias a Dios todos los dís por su hija Yamile.
Joshua Vandervelden
Cuando Linda Noie lleva a cabo piquetes frente a
la clínica de abortos al lado de su casa, muestra
un letrero que dice: “¡No podemos olvidar a los
hijos abortados” Y ciertamente Linda no puede
olvidar a su propio hijo al cual casi abortó: Joshua es su recuerdo constante.
El 12 de Enero de 1972, Joshua era el blanco del
aborto de una clínica del Estado de Wisconsin
EEUU. Pero Dios tenía otros planes. El abortista
fracasó en su intento de practicar el aborto.
Ahora Joshua se une a su madre para llevar a cabo piquetes frente a la misma clínica donde antes había sido condenado a morir. Linda se convirtió a
la postura pro vida.
Cuando se enteró que la casa de al lado de la clínica estaba disponible, le
pidió a Dios que la guiara y sintió que el Señor le decía: “Ahí es donde
quiero que vivas”. Linda y Joshua se mudaron a esa casa y desde entonces
muestran un letrero permanente que dice: “¡No podemos olvidar a los
niños abortados!”.
Heidi Huffman
A Tina, la madre de Heidi le dijeron que su vida sería un desastre si tenía un bebé a los 17 años. No le
dieron ninguna otra opción fuera del aborto. Cuando el aparato de succión empezó a funcionar, Tina
recuerda que todo su cuerpo comenzó a temblar.
Sentía que le arrancaban las entrañas y le dijo a la
enfermera: “¡Me estoy muriendo!” El médico abortista le respondió: “Vacíe la vejiga”.
Después vino la cureta, un cuchillo curvo que se usa para raspar el útero y
sacar los restos del bebé por nacer. Una vez que pensaron que el aborto estaba terminado, la enfermera sorprendida le dijo a Tina: “No estás sangrando”. luego le dio antibióticos y la envió a casa.
Después de varios meses de estar enferma, Tina informó a su médico de cabecera acerca del aborto que había sufrido. El médico la examinó y le dijo
que el aborto había fracasado. Debido a las complicaciones, el médico le
practicó una cesárea de emergencia a las 38 semanas y como resultado nació
una bella niña que pesaba 3 libras y 3 onzas (2,210 Kg.) y que medía 15 pulgadas (38,10 cm). Hoy Heidi es una bella adolescente llena de energía y ganas de vivir.
Música: Vals triste
Autor: Jean Sibelius
Fuentes: Google/Wikipedia
Realización: Roberto Grao
Fecha: Agosto de 2015
Jean Sibelius
(1865-1957)
PPS realizado sin ánimo de lucro, sólo para manifestar y
divulgar los casos extraordinarios que se han presentado.
Autorizada la difusión total o parcial del trabajo.
Si deseas conocer otras presentaciones del autor de
ésta, pulsa: www.aplicaciones.info/roberto/
Descargar

Diapositiva 1