Los muchachos me perdonarán, pero hoy
es día de hablar de las amigas.
Así es, de amiga a amiga.
Hay quien dice que las mujeres, cuando
somos amigas, nos volvemos
insoportables, porque concordamos
siempre una con la otra y no nos
despegamos.
Hay quien dice que las mujeres somos falsas y
chismosas. Hay quien dice que las mujeres
peleamos, discutimos, tenemos malentendidos,
pero nunca dejamos de ser amigas.
La verdad que es muy bueno tener
amigas. La complicidad, el cariño y la
comprensión que puede darse entre dos
mujeres es de las cosas más lindas que
podemos alcanzar.
Y en medio de todo lo que he sentido de
dolor o de placer, extraño a todas las
amigas que he tenido en la vida, incluso a
aquellas que me lastimaron.
Y siento tristeza de mi misma cuando
recuerdo a algunas amigas que perdí.
Aquella amiga que siempre dice tonterías
y se mete en problemas, pero que te hace
reír mucho.
Aquella llorona, que te critica cada cinco
minutos, aquella “nerd” que sabe de todo
y aquella melosa a quien le gusta abrazar
y mandar recaditos de amor.
También aquella a quien le cuentas
absolutamente todo y, sientes que fuiste
entendida y, sales aliviada.
Aquella que te riñe y te manda que dejes
de comerte las uñas.
Aquella que no se avergüenza por decir
que te quiere. Aquella que presenta su
mejor cara. Aquella que pasa junto a ti el
momento más difícil de tu vida.
Aquella que llama todo el día. Aquella
que desistió de un hombre porque sabía
que te gustaba. Aquella que abrazó el
silencio y te sintió llorar.
Aquella que hace todo lo que le pides.
Aquella que escucha cuando estás
apasionada y se pasa horas hablando del
mismo asunto.
Y aquella otra que exige tu atención.
Hay también aquella que apoya tus
locuras. Y la otra que te reprime en casi
todo. Hay aquella idealista, con quien
discutes por horas los problemas
existenciales de la humanidad.
Aquella que solo te llama en el día de tu
cumpleaños y, que aún así adoras.
Aquella que parece tu mamá y, vive para
darte consejos.
Aquella de quien sientes celos.
Existe también aquella por la que sientes un cariño
enorme desde la primera vez que la viste.
Aquella que odiabas al principio, pero que después
llegaste a querer y, aquella que te decepcionó al
máximo. Aquella que escribe y manda poesías y,
siempre en el momento justo, en el momento en que
más lo necesitabas.
Aquella que te presta su departamento para pasar
el fin de semana. Aquella que te dió el mejor
consejo, que tú no escuchaste. Aquella que te
abrazó en el velorio de un ser querido.
Aquella que presenció tu mayor ridículo, te toma
del brazo cuando tropiezas o cuando vas a cruzar la
calle sin fijarte.
Aquella que irrita, pero no puedes imaginarte la
vida sin ella. Aquella que organiza una fiesta
sorpresa para ti. Aquella que te defiende de todo y
de todos. Aquella que paga las cosas para ti
cuando andas sin dinero.
Aquella que siempre te trae un regalito. Aquella
que llora por tu dolor. Aquella que era la más
allegada, pero desapareció y nunca volviste a
saber de ella. Y aquella que es como una hermana
para ti. Y también existe la mejor amiga,
“esa que simplemente es ella”.
Un gran beso para mis queridas amigas
que lean éste mensaje.
Para aquellas que están cerca o lejos,
para aquellas que recuerdo cada minuto y
ellas ni siquiera lo saben.
Digo sin temor a equivocarme que la vida
vale la pena por causa de la amistad y,
quien me lo enseñó fueron todas ustedes.
Créditos:
Texto: Autor desconhecido
Imagens: Getty Images
Autor do slide: Carminha
Música: Forever in love - Kenny G - wav.
Respeite o Autor.
Não retire e nem modifique os créditos!
Visite o site:
http://www.nossoaconchego.com.br
Versión del texto en español por Eduardo e Irany Lecea:
http://mx.geocities.com/vidayreflexiones
By Carminha
Descargar

Slide 1