EXPOSICIÓN
¿Quiénes son los Santos? Niños y
niñas, hombres y mujeres que han
respondido a la llamada de Dios,
intentando vivir las bienaventuranzas,
compartiendo la ternura de Dios con
todos los hombres.
Están ahora junto a Dios. Son una
multitud, gentes sencillas; muchos
de ellos no han hecho nada
extraordinario, sino que con sus
actos y palabras han repartido luz y
alegría en la vida de cada día, son
ejemplos y testigos del amor de
Dios.
En el Evangelio,
Cristo señala
el camino
para ser Santo:
LAS
BIENAVENTURANZAS
Dichosos los pobres en el espíritu,
porque de ellos es el reino de los Cielos.
Dichosos los sufridos,
porque ellos heredarán la tierra.
Dichosos los que lloran,
porque ellos serán consolados.
Dichosos
los que
tienen
hambre
y sed de
la justicia
porque
ellos
quedarán
saciados.
Dichosos los
misericordiosos,
porque ellos
alcanzarán
misericordia.
Dichosos los limpios de corazón,
porque ellos verán a Dios.
Dichosos
los perseguidos
por causa
de la justicia,
porque de ellos
es el Reino
de los cielos.
Dichosos vosotros
cuando os insulten
y os persigan,
y os calumnien
de cualquier modo
por mi causa.
Estad alegres y
contentos
porque
vuestra
recompensa
será grande
en el cielo.
REFLEXIÓN - COMPROMISO
• Comenta la bienaventuranza que más te haya
llamado la atención.
• Interpreta estas palabras de Jesús: “Venid a mí
todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os
aliviaré”
Compromiso: Seré solidario/a.
• ¿Qué actitud o conducta me puede ayudar a
conseguirlo?
EXPRESIÓN Y COMPROMISO
Señor Dios nuestro,
tú quieres que seamos felices
con tu propia felicidad.
Llena nuestra vida de cada día
con tu presencia salvadora.
Indícanos el camino de la felicidad
auténtica y que dura hoy, mañana y
siempre. AMÉN
Descargar

Slide 1