Sistema endocrino
Andrés F. Rodríguez
11º
¿Qué es el sistema endocrino?
El sistema endocrino o endocrino también
llamado sistema de glándulas de secreción
interna es el conjunto de órganos que
segregan
un
tipo
de
sustancias
llamadas hormonas, que son liberadas al
torrente sanguíneo y regulan algunas de
las funciones del cuerpo. Es un sistema de
señales similar al del sistema nervioso,
pero en este caso, en lugar de utilizar
impulsos eléctricos a distancia, funciona
exclusivamente por medio de sustancias
(señales químicas). Las hormonas regulan
muchas funciones en los organismos,
incluyendo entre otras el estado de ánimo,
el crecimiento, la función de los tejidos y
el metabolismo , por células especializadas
y glándulas endocrinas. Actúa como una
red de comunicación celular que responde
a los estímulos liberando hormonas y es el
encargado
de
diversas
funciones metabólicas del organismo.
Hormonas
Son sustancias secretadas por
células especializadas localizadas
en glándulas de secreción interna o
glándulas endocrinas (carentes de
conductos), o también por células
epiteliales e intersticiales con el fin
de afectar la función de otras
células.
Características de las hormonas
• Intervienen en el corazón
• Se liberan al espacio extracelular.
• Se difunden a los vasos sanguíneos y viajan a través de la
sangre.
• Afectan tejidos que pueden encontrarse lejos del punto de
origen de la hormona.
• Su efecto es directamente proporcional a su
concentración.
• Independientemente de su concentración, requieren de
adecuada funcionalidad del receptor, para ejercer su
efecto.
• Regulan el funcionamiento del cuerpo.
Clasificación química
Las glándulas endocrinas producen y secretan varios tipos de hormonas:
•
•
•
•
•
•
Esteroideas: solubles en lípidos, se difunden fácilmente hacia dentro de
la célula diana. Se une a un receptor dentro de la célula y viaja hacia
algún gen del ADN nuclear al que estimula su transcripción. En el plasma, el 95%
de estas hormonas viajan acopladas a transportadores proteicos plasmáticos.
No esteroide: derivadas de aminoácidos. Se adhieren a un receptor en
la membrana, en la parte externa de la célula. El receptor tiene en su parte
interna de la célula un sitio activo que inicia una cascada de reacciones que
inducen cambios en la célula. La hormona actúa como un primer mensajero y los
bioquímicos producidos, que inducen los cambios en la célula, son los segundos
mensajeros.
Aminas: aminoácidos modificados. Ej: adrenalina, noradrenalina.
Péptidos: cadenas cortas de aminoácidos, por ej: OT, ADH. Son hidrosolubles con
la capacidad de circular libremente en el plasma sanguíneo (por lo que son
rápidamente degradadas: vida media <15 min). Interactúan con receptores de
membrana activando de ese modo segundos mensajeros intracelulares.
Proteicas: proteínas complejas. (ej, GH, PTH)
Glucoproteínas: (ej: FSH, LH)
Enfermedades del sistema
endocrino
A pesar de que las patologías de este sistema pueden ser muchas, por lo
general estas tienen su origen en una excesiva o deficiente función de la
glándula, según lo cual se agrega siempre el prefijo híper o hipo, para indicar
el superávit o la falta de función.
Si llega a fallar la hipófisis, que es la más importante de las glándulas
endocrinas, se producen alteraciones hormonales también a nivel de la
tiroides, las suprarrenales y las gónadas.
La existencia de tumores en la glándula pituitaria puede generar un exceso
de somatotropina, una de las hormonas secretadas por la hipófisis. Esta
anomalía provoca gigantismo en los jóvenes y acromegalia en los adultos,
que se manifiesta por un agrandamiento gradual de las manos y los pies.
El hipopituitarismo origina un nivel avanzado de la enfermedad
de Simmonds, que produce pérdida progresiva de peso, falta de energía,
menstruaciones escasas y depresión síquica. La carencia de función de la
hipófisis también causa enanismo, que se caracteriza por la falta de
desarrollo físico en la altura.
Tiroides en mal estado
Cuando esta glándula no existe o
funciona escasamente, se habla
de hipotiroidismo. Si se trata de una
ausencia, se presenta una condición
conocida como cretinismo, la cual
provoca retraso mental y enanismo.
En caso de existir un funcionamiento
incompleto, se produce aumento de
peso, falta de energía y también un
retardo en la capacidad mental.
Por el contrario, cuando la actividad
de la tiroides es excesiva se habla
de hipertiroidismo, situación que
puede provocar la enfermedad
de
Basedow,
cuyos
síntomas
característicos son la exoftalmia (ojos
saltones), pronunciada pérdida de
peso, nerviosismo, irritabilidad y, en
ocasiones, problemas cardíacos.
Problemas de la paratiroides
Cuando se produce hiperparatiroidismo,
aumenta la cantidad de calcio que
circula por la corriente sanguínea, lo
que también se aprecia en la orina, la
cual
puede
registrar
índices
enormemente elevados de este
elemento. Esto puede derivar en la
formación de cálculos en los riñones y
una pérdida del calcio de los huesos.
Si se produce el fenómeno inverso, es
decir
hipoparatiroidismo,
la
disminución del calcio en la sangre y el
aumento del fósforo provocan tetania,
patología que se caracteriza por la
dificultad en la contracción muscular,
sensación de adormecimiento en las
extremidades y calambres.
Diabetes mellitus
El organismo también puede sufrir alteraciones si el
páncreas sufre alguna dolencia, particularmente sus islotes
de Langerhans, o si es extirpado. Esto acarrea un incremento
de azúcar en la sangre y en la orina, dando lugar a
la diabetes mellitus.
Por otra parte, al haber un exceso de azúcar en la sangre, por
falta de insulina, los músculos no dan abasto para utilizar la
glucosa. Por lo mismo, se produce un aumento exagerado de
orina, para mantener el excedente de azúcar en disolución.
Afecciones a las gónadas
Estos órganos pueden sufrir alteraciones como consecuencia de un mal
funcionamiento de la hipófisis o bien de sus propias glándulas.
En el caso de los hombres, la disminución en la función del testículo causa
el hipogonadismo masculino, que puede provocar, a su vez, el eunucoidismo, cuyas
consecuencias son: elevada estatura, ausencia de vello en cara y cuerpo, tono de voz
agudo, escaso desarrollo muscular y genitales de diminuto tamaño.
Para las mujeres, las alteraciones de las glándulas sexuales están muy ligadas a los
trastornos de los ciclos menstruales, ya que estos son efecto de la interacción de las
hormonas y unos productos químicos parecidos, producidos en el hipotálamo, la
glándula hipofisaria y los ovarios. El principal síntoma de cualquier disfunción en la
producción de hormonas sexuales es la irregularidad de los períodos menstruales o
su ausencia, anomalía que en este último caso se llama amenorrea.
Suprarrenales defectuosas
La excesiva función de las suprarrenales da origen a la enfermedad de Cushing,
que puede deberse a un superávit de hormonas esteroides, como el cortisol, o a
una falla en la hipófisis. Es típica de los adultos, y se caracteriza por una obesidad
evidente en la cara, tórax y abdomen, además de piel punteada, contusiones en
las extremidades, presión alta e insuficiencia cardíaca.
Cuando hay hipofunción, se presenta la enfermedad de Adisson, producida por la
destrucción de la corteza adrenal debido a un problema de autoinmunidad. Sus
síntomas son: marcada falta de apetito, pérdida de peso, sensación de cansancio
creciente, debilidad y anemia.
Descargar

Sistema endocrino