Si vamos a hablar de las enfermedades relacionadas con el
sistema nervioso, antes tendremos que saber …
QUÉ ES EL SISTEMA NERVIOSO
El sistema nervioso es una red de tejidos altamente especializada, cuyo componente
principal son las neuronas, y éstas, son las encargadas de la coordinación de las
múltiples funciones del organismo.
¿Cómo funcionan las neuronas? Mediante impulsos eléctricos y neurotransmisores,
con lo que consiguen trasmitir gran cantidad de estímulos dentro del sistema
nervioso y hacia los demás tejidos.
Sistema Nervioso
SISTEMA NERVIOSO CENTRAL
ENCÉFALO
•Cerebro
SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO
NERVIOS
CRANEALES
•NEURONAS
SENSITIVAS
•NEURONAS
MOTORAS
•Cerebelo
•Tronco encefálico
MÉDULA ESPINAL
NERVIOS
ESPINALES
•NEURONAS
SENSITIVAS
•NEURONAS
MOTORAS
El sistema nervioso central se encarga de analizar y procesar la
información que llega de los receptores y de ordenar una
respuesta adecuada para que la ejecuten los órganos efectores.
Está formado por el
encéfalo y la médula
espinal, que se
encuentran
protegidos por la caja
craneana y las
vértebras,
respectivamente.
Además, aparecen
rodeados por tres
membranas,
llamadas meninges.
Desde un punto de vista funcional se clasifica como:
- El Sistema nervioso somático: también llamado
sistema nervioso de la vida de relación, está formado
por el conjunto de neuronas que regulan las funciones
voluntarias o conscientes en el organismo (p.e.
movimiento muscular, tacto).
- El Sistema nervioso autónomo: también llamado
sistema nervioso vegetativo, está formado por el
conjunto de neuronas que regulan las funciones
involuntarias o inconscientes en el organismo (p.e.
movimiento intestinal, sensibilidad visceral).
La esquizofrenia es un trastorno fundamental de la personalidad, una distorsión del
pensamiento. Los que la padecen tienen frecuentemente el sentimiento de estar
controlados por fuerzas extrañas. Poseen ideas delirantes que pueden ser
extravagantes, con alteración de la percepción, afecto anormal sin relación con la
situación y autismo entendido como aislamiento.
El deterioro de la función mental en estos enfermos ha alcanzado un grado tal
que interfiere marcadamente con su capacidad para afrontar algunas de las
demandas ordinarias de la vida o mantener un adecuado contacto con la
realidad. El psicótico no vive en este mundo (disociación entre la realidad y su
mundo), ya que existe una negación de la realidad de forma inconsciente. No
es consciente de su enfermedad.
La causa de la esquizofrenia sigue siendo confusa. Existen teorías genéticas (herencia),
biológicas (desequilibrio en la bioquímica del cerebro); y posibles infecciones virales y
trastornos inmunes.
Genética (Herencia). Los científicos reconocen que el trastorno tiende a darse en familias y que
una persona hereda una tendencia a desarrollar la enfermedad (aunque no por esto va a llegar a
desarrollarse necesariamente). En las personas predispuestas, la esquizofrenia puede ser
desencadenada por acontecimientos ambientales, como infecciones virales o situaciones altamente
estresantes (por ejemplo, ser criado en una familia disfuncional y patológica) o una combinación
de ambos.
De manera similar a otras enfermedades relacionadas con la herencia genética, la esquizofrenia
aparece cuando el cuerpo experimenta cambios hormonales y físicos, como los que ocurren
durante pubertad y adolescencia.
Bioquímica. Las personas con esquizofrenia tienen un desequilibrio químico de ciertas
sustancias del cerebro (serotonina y dopamina) que reciben el nombre de neurotransmisores
Estos neurotransmisores permiten que las neuronas (células cerebrales) envíen señales entre
ellas. El desequilibrio de estos neurotransmisores afecta la manera en que el cerebro de una
persona reacciona ante los estímulos, lo que explica por qué una persona con esquizofrenia puede
verse abrumada por información sensorial (música ruidosa o luces brillantes) que la mayoría de las
personas puede manejar fácilmente. Este problema para procesar diversos sonidos, olores, etc.
puede también dar lugar a alucinaciones o ideas delirantes.
En la actualidad los síntomas se agrupan en cinco dimensiones:
Síntomas positivos: exacerbaciones de fenómenos normales. Delirios, alucinaciones…en
general reciben el nombre de “psicosis”
Síntomas negativos: pérdida o disminución de funciones psíquicas. Apatía, pensamiento
estereotipado…
Síntomas cognitivos: deterioro de la atención, del procesamiento de la información, de la
asociación lógica, pobreza ideativa y trastorno de las funciones ejecutivas (planificar, secuenciar,
priorizar, mantener la atención en la tarea, adaptarse a los cambios).
Síntomas afectivos: aplanamiento afectivo (también considerado un “síntoma negativo”), la
disforia (irritabilidad, preocupación, tensión, etc.), el humor depresivo, desesperanza e ideas e
intentos suicidas.
Síntomas sociales/ocupacionales: hostilidad, impulsividad, aislamiento y conducta antisocial.
La esquizofrenia suele presentarse por primera vez en la adolescencia o juventud temprana; es más precoz en
los hombres que en las mujeres, y tiene en ellos un curso más deteriorante. Muchas veces es una condición que
persiste toda la vida de una persona, pero también hay quienes se recuperan de ella.
T. PARANOIDE
T. DESORGANIZADO
T. CATATÓNICO
T. INDIFERENCIADO
T. RESIDUAL
Tipo paranoide
Tipo indiferenciado
Tipo
catatónico
Es
la
más
frecuente y de
Tipo residual
Setardío.
caracteriza por la
inicio
más
Aparecen
al menos dos
Tipo
desorganizado
o de los
Síntomas atenuados
presencia de ideas delirantes
siguientes
síntomas:
Los
síntomas
asociados
hebefrenico
de cualquiera
de los
extrañas,
que no se pueden
incluyen:
ansiedad,
ira,
anteriores
tipos
-Inmovilidad
dar
enmotora
la vidamanifestada
real
Es
un
tipo
de
esquizofrenia
en
el
que por
retraimiento
y
tendencia
a
la
catalepsia o estupor.
predominan:
Por ejemplo, creerse que es
discusión.
-Negativismo
extremo,
resistencia
un extraterrestre
ypuede
que es a
-Lenguaje
desorganizado,
que
Las
ideas
delirantes
son
de
todas las
ordenes
o mantenimiento
de
capaz
de leer
los
ir acompañado
dede
risas
que
no o
persecución,
grandeza
una
postura
rígida
en
contra
de los
pensamientos
la gente.
tienen
clara
conexión
con
elde
ambas.
Suelen
ser
múltiples,
intentos
de ser movido.
contenido
delNo
discurso
presenta
ningún
pero organizadas
en torno
a otro
-Adopción
dedesorganizado.
posturas
extrañas,
de la esquizofrenia.
un
tema síntoma
coherente
-Comportamiento
estereotipados, muecas
Puedemovimientos
acarrear importantes
llamativas..
dificultades
para la realización de
actividades.
-Ecolalia o ecopraxia (imitación de los
movimientos
otra persona)
-Afectividad
plana ode
inapropiada
La esquizofrenia es una condición crónica, pero con
buena respuesta al tratamiento. Dado que es un
trastorno complejo, el tratamiento debiera ser
multifacético. Existe un cierto consenso en el uso
simultáneo de fármacos antipsicóticos, y de terapias
psicológicas como el modelo cognitivo-conductual y
psicoanalítica y otros, y un enfoque psicosocial de redes
asistenciales, hogares y talleres protegidos, que evitan
las hospitalizaciones prolongadas. En estas condiciones,
la esquizofrenia ha mejorado considerablemente de
pronóstico en los últimos 20 años.
Padeció de algún tipo de trastorno mental
que, por algunos síntomas, se creía que
podía ser esquizofrenia.
Estuvo internado durante un
tiempo en un hospital de Arlés y
un año en el manicomio de SaintRémy, situado en esa misma
región. Durante ese periodo,
trabajó entre los varios ataques
de locura.
Las enfermedades neurodegenerativas constituyen
un amplio capítulo dentro de la patología neurológica.
Bajo este epígrafe se incluyen un grupo de enfermedades de
causa desconocida y que tienen como atributo común el curso
progresivo de los síntomas, reflejo de la desintegración
paulatina de una parte o partes del sistema nervioso.
Todas ellas presentan algunas características clínicas
comunes, en cuanto que su inicio es insidioso, y su curso
progresivo, sin remisiones.
Dos de las enfermedades neurodegenerativas más conocidas
son el ALZHEIMER y el PARKINSON, de los que hablaremos a
continuación.
Es una enfermedad neurodegenerativa, que se manifiesta como
deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su
forma típica por una pérdida progresiva de la memoria y de otras
capacidades mentales, a medida que las células nerviosas
(neuronas) mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian.
El paciente con Alzheimer no muere por la enfermedad, sino por
infecciones secundarias derivadas de ella.
• La edad es un factor de riesgo evidente: los pacientes mayores de
65 años tienen un 10% de riesgo de tener la enfermedad, mientras
que el riesgo se eleva a casi el 50% en los pacientes mayores de 85
años.
• Los antecedentes familiares también son un factor de riesgo. Los
individuos cuyos padres o abuelos han tenido demencia tienen más
riesgo de desarrollarla, sin embargo la enfermedad se considera
hereditaria en menos de un 1% de los casos.
Conocer la predisposición puede ayudar a hacer un diagnóstico
temprano y a encontrar tratamientos precoces, por lo que en un
futuro puede tener gran utilidad.
-
Pérdida progresiva de la memoria.
Confusión y desorientación en el tiempo y el espacio.
Trastornos en la comunicación oral y escrita.
Repetición de la misma pregunta en reiteradas ocasiones.
Querer irse de la casa argumentando que esta no es la suya.
Pérdida de independencia para las actividades cotidianas.
No poder reconocer a familiares cercanos.
Extraviarse en lugares conocidos.
Mostrarse paranoico y sospechar de todo el mundo.
Mostrarse deprimido, irritable o agresivo.
Varios estudios han propuesto diversas
relaciones entre ciertos factores
modificables, tales como la dieta, los
riesgos cardiovasculares, productos
farmacéuticos o las actividades
intelectuales entre otros.
Dieta
Los componentes de una dieta mediterránea, que incluyen
frutas y vegetales, pan, cebada y otros cereales, aceite de
oliva, pescados y vino tinto, pueden de manera individual o
colectiva, reducir el riesgo y el curso de la enfermedad de
Alzheimer. Varias vitaminas, tales como la vitamina B12, B3,
C o el ácido fólico parecen estar relacionadas con una
reducción del riesgo de padecerlo.
Actividades
intelectuales
Hay diferentes actividades intelectuales, como el
jugar ajedrez, la lectura, el completar
crucigramas o las interacciones sociales
frecuentes, que parecen retardar la aparición y
reducir la severidad del Alzheimer. El hablar varios
idiomas también parece estar vinculado a la
aparición tardía de la enfermedad
.
En la actualidad no existe cura para la enfermedad de Alzheimer, pero
sí tratamientos que intentan reducir el grado de progresión de la
enfermedad y sus síntomas, de modo que son de naturaleza paliativa.
·Tratamientos farmacológicos
Se ha probado la eficacia de fármacos anticolinesterásicos
que tienen una acción inhibidora de la colinesterasa, la
enzima encargada de descomponer la acetilcolina
(neurotransmisor que falta en la enfermedad de Alzheimer y
que incide sustancialmente en la memoria y otras funciones
cognitivas).
·Intervención psicosocial
Existen ciertas evidencias de que la
estimulación de las capacidades cognitivas ayuda a
ralentizar la pérdida de estas funciones y
habilidades. Esta estimulación consiste en trabajar
aquellas áreas que aún conserva el paciente, de
forma que el entrenamiento permita compensar las
pérdidas que el paciente está sufriendo con la
enfermedad.
·Cuidados
Debido a que el Alzheimer no tiene
cura, con el tiempo la persona cae en
un estado de imposibilidad de
autosuficiencia para cuidar de sí
mismo, por lo que los cuidados por
terceros son una medida vital para
esa deficiencia y deben ser abordados
cuidadosamente.
El Parkinson es una enfermedad del sistema nervioso que afecta a las zonas
del cerebro encargadas del control y coordinación del movimiento, del
tono muscular y de la postura. Existe, en esta zona, llamada sustancia
negra un componente químico denominado dopamina. La dopamina es
fundamental para la regulación de los movimientos.
En la enfermedad de Parkinson la destrucción
progresiva de una región específica del cerebro (la
sustancia negra) desemboca en la aparición de
síntomas cada vez más graves que pueden llegar a
producir la muerte del paciente.
En los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento del
origen de la enfermedad de Parkinson, pero aún no se conoce con
exactitud. Desde luego influyen factores genéticos ya que hasta el
5% de los parientes de los enfermos de Parkinson presenta alguna
forma familiar del trastorno.
También están descritos algunos tóxicos ambientales que podrían
influir en sujetos predispuestos.
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Temblor
Sacudidas involuntarias o disquinesias
Rigidez e hipertonía muscular
Postura y marcha
Bradicinesia:es la lentitud al realizar un movimiento voluntario
Hipocinesia: es la falta o reducción en los movimientos
espontáneos
Alteración de la marcha e inestabilidad postural
Trastornos del habla
Problemas del sistema nervioso autónomo
Depresión
Trastornos del sueño
Se han realizado estudios que afirman que hay ciertas sustancias que
reducen el riesgo de padecer Parkinson:
•
El ibuprofeno
•
La cafeína protege a las neuronas del efecto provocador de la enfermedad. Al
parecer, la cafeína, ayuda a elevar los niveles de dopamina.
No existe ningún tratamiento que permita detener o corregir la
degeneración neuronal que constituye la basa patogénica de la enfermedad
de Parkinson.
Sin embargo, existen métodos que sirven para ofrecer un alivio
considerable. Para ello se ha recurrido clásicamente a una serie de
fármacos cuya lista va ampliándose con las nuevas investigaciones. Aún así,
cuando para una enfermedad existe un abanico amplio de medicamentos es
porque ninguno de ellos es totalmente eficaz.
Al manejo farmacológico se han incorporado más recientemente
algunas técnicas quirúrgicas y trasplantes celulares y terapia génica,
aún en fase de investigación
Es un mal neurológico con formas genéticas hereditarias y también
contagiosas, producidas por una proteína llamada prión* (PrP). Se
trata de una enfermedad de naturaleza degenerativa y pronóstico
mortal que afecta aproximadamente a una persona por millón a nivel
global.
Estas enfermedades pueden existir en formas esporádicas
(idiopáticas), hereditarias, y adquiridas.
*prión: Partícula infecciosa constituida por una sola molécula de proteína, que no
contiene ácido nucleicos ni información genética, muy difícil de destruir e inmune a
los mecanismos de esterilización tradicionales.
El “mal de las vacas locas” es una variante del ECJ.
La ECJ resulta del plegamiento anormal de un prión. Este
fenómeno parece estimular a que otras proteínas alteren sus
formas, afectando su capacidad para funcionar. Por esto, se la
clasifica entre las enfermedades priónicas o encefalopatías
espongiformes transmisibles (EET). El término espongiforme alude
al aspecto esponjoso que presenta en la autopsia el cerebro
afectado.
Si bien los casos hereditarios e infecciosos están
perfectamente documentados, la causa de la aparición del
prión es desconocida en la mayor parte de los casos
informados.
La ECJ aparece generalmente en la edad madura y evoluciona con rapidez,
afectando en proporciones comparables a hombres y mujeres.
Típicamente, los síntomas comienzan aproximadamente a la edad de 60
años y un 90% de los pacientes muere al cabo de un año.
Los síntomas más frecuentes son:
-
Fallos de memoria
Cambios de comportamiento
Falta de coordinación
Perturbaciones visuales
Movimientos involuntarios
Ceguera
Debilidad de las extremidades
Actualmente no existe tratamiento para esta enfermedad.
El único tratamiento posible de la ECJ tiene como propósito
principal aliviar los síntomas hasta donde sea posible y mejorar la
calidad de vida del paciente. Las drogas opiáceas pueden ayudar a
reducir el dolor si se presenta.
En estados avanzados, la enfermedad causa coma, culminando sin
excepción con la muerte del paciente.
Descargar

Diapositiva 1