La copa de la vida
La vida es como una copa que, poco a poco, sorbo a
sorbo, se va llenando.
De nosotros depende, en gran parte, que los
sorbos sean de felicidad.
Para lograrlos, debemos procurar no
pasar la vida gimiendo penas,
pronosticando desgracias o asustados
por males que probablemente nunca
lleguen.
Nacemos para luchar por la felicidad... para
crearla, para construirla, a pesar de tristezas,
desencantos, errores, malas jugadas e
irremediables imprevistos.
No hay fórmulas sencillas ni baratas para obtenerla.
No está en bienes, ni en placeres, ni en cosas que
añoramos.
Está más en lo que damos que en lo que tenemos.
Recetas para la Felicidad:
Compartir lo que tenemos
Amar sin exigencias
Perdonar sin cicatrices
Aceptar sin perfecciones
Agradecer lo que nos dan
Y no rendirnos nunca.
No olvidemos que la mejor manera de ser
feliz es ocuparse de que otros lo sean, de
servir.
Demos mucho de nosotros y la felicidad
llegará sola.
¡Llenemos nuestra copa de sorbos felices!
Descargar

Diapositiva 1