Los enanitos
Érase una vez siete enanitos. Una
mañana de sol, fueron a la mina cuando a
medio camino dieron vuelta atrás porque
el camino estaba estorbado. Los enanitos
airados buscaron al hombre responsable
del estorbo, pero no lo encontraron.
Entonces el más alto de los siete
enanitos fue designado para ir a
presentar una denuncia por desvío de
mineros.
Los mineros vivieron ricos, felices y
comieron perdices. Colorín, colorado,
este cuento se ha acabado.
Johanna Leclercq
et
Raphaël Margottin
Descargar

Los enanitos