188 seg. (Bluesband).
“La leyenda del 600”
Miguel-A.
Con cariño, versión
dedicada a Darío
Pérez. 10/02/2008.
Cierta madrugada, viajaba por la A-7 desde Denia hacia
Barcelona. Como era de esperar, mi pobre SEAT 600 se
rompió. Aparqué en el arcén, esperando que alguien
parase. A los 5 minutos, aparecía un Mercedes Benz
Compressor, a 170 km/h., pasando frente a mí.
Veo que el tipo del Mercedes da marcha atrás, y vuelve
hasta mi SEAT. Se ofrece a remolcar mi pobre 600 hasta un
taller mecánico. Acepté enseguida, pero le pedí, por favor,
que no corriera mucho, si no, mi SEAT y yo, íbamos a ir al
carajo. Pactamos que le iba a dar las luces largas cada
vez que su coche fuera demasiado rápido.
El Mercedes comienza a remolcarme. Siempre que se
pasaba con la velocidad, le daba ráfagas de luces largas.
En eso, aparece un Porche Cayman, que pretende
adelantar al Mercedes. El conductor del Mercedes no deja
que el recién llegado lo gane en velocidad, y, picados,
emprenden una loca carrera, casi a la par: ¡120... 130...
150... 190... 210... 240 km/h.! Ya estaba desesperado...
haciendo señales... cambiando constantemente las
luces... como loco... cortas... largas. Y el conductor del
Mercedes sin darse por aludido. Yo desesperado...
Pasamos por delante de la
Guardia Civil y su radar (yo no
lo vi, claro), pero registró 240
km/h. Entonces el policía avisa
por radio al próximo puesto:
- ¡Atención, atención!. Un
Mercedes gris plata y un
Porche de color amarillo
están disputando una carrera
por la autopista a más de 240
km/h. Y... muchachos... no me
lo vais a creer, pero lo juro
por mi madre, por mis hijos,
por la Choni, y por todos mis
muertos: ¡¡¡detrás de ellos
viene un SEAT 600, de color
granate, dándoles las largas
p’a que lo dejen pasar!!!.
Descargar

Ah les blondes