Rojas Pérez Beatríz Paulina
Romero Gómez Carolina
Sosa Martínez Gabriela Guadalupe
Torrijo Hinojosa Romane
Zárate Zárate Alma Aidee
616
Libia
Debido a diversas inconformidades dentro de la sociedad libia, tales como
Libertad de Cultos, Programa de educación, Programa de alimentación,
Programa universal de salud, Programa de vivienda popular y sobre todo la
continua opresión que existe hacia los habitantes. Libia se levanto en una
rebelión masiva.
Gadafi, el líder libio que llevaba 42 años
en el poder sin ocupar cargo oficial
dentro de la estructura estatal en su
país, y que estuvo en grandes
dificultades por el levantamiento popular
masivo, dejó hace tiempo de ser un líder
progresista para convertirse poco a poco
en un compinche más en negocios de
los grandes capitalistas occidentales
quiénes lo bendijeron y apadrinaron en
su transformación.
Después de las revueltas
Muamar el Gadafi ha muerto a manos de
los rebeldes.
Lo confirmaba el vicepresidente del Consejo
Nacional de Transición, Abdelhafiz Ghoga.
Durante nueve meses, la ciudad estuvo muerta.
Primero, por el temor a la
represión
de
Gadafi.
Luego,
porque
el
estruendo de la guerra y
los francotiradores que
aterrorizaron la capital en
agosto
y
septiembre
mantuvieron
a
los
tripolitanos encerrados en
sus casas, sin agua,
electricidad ni apenas
comida.
Desde
que
se
declaró
la
liberación del país y el fin
de la guerra, la vida ha
vuelto a conquistar las
calles.
• El octavo mayor 'shock'
petrolero de la historia
La muerte de Muamar Gadafi
represento una nueva era para
Libia. Pero no todo era nuevo, pues
el futuro del país seguiría marcado
por un elemento que fue clave
durante las más de cuatro décadas
de gobierno del coronel beduino: el
petróleo.
Las revueltas de Libia se cuelan en el ranking de los diez 'shocks'
petroleros -ocasionados fundamentalmente por conflictos bélicos- que,
desde el año 1950, han generado las mayores interrupciones de
suministro de crudo.
En enero, antes de que empezaran las protestas contra el régimen de
Muamar Gadafi, Libia producía unos 1,6 millones de barriles al día. En
agosto, la cifra llegó a 10.000 barriles, para subir en octubre a 400.000,
según estimaciones de la industria y analistas de mercado.
La revuelta no sólo
redujo la producción,
varias
compañías
extranjeras dejaron el
país a medida que se
intensificaban
los
combates y también se
registraron
daños
a
complejos petrolíferos.
Si el efecto dominó siguiese su curso, la avalancha de cambio afectaría a
una zona que produce el 35% del crudo y a un porcentaje muy superior de
reservas. Solo Libia ya cuenta con las mayores reservas de crudo de
África.
Grandes petroleras
como la italiana ENI,
la
que
más
intereses tiene en el
país, junto a BP,
Statoil,
Shell
y
Wintershall (BASF),
entre otras, han
puesto en marcha
sus
planes
de
evacuación para el
personal
y
sus
familias.
Antes del conflicto en
Libia,
la
demanda
global
de
petróleo
estaba creciendo a su
nivel más alto desde el
año 2004. Esta se
expandió en 2,8 millones
de
barriles
diarios
durante 2010 y, debido al
aumento del consumo de
crudo
en
países
emergentes -con China a
la cabeza-, se espera un
crecimiento
superior
durante este año.
De acuerdo a cifras facilitadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y
publicadas por la Energy Information Administration (EIA) estadounidense,
la dependencia de la economía libia en la industria respecto a los
hidrocarburos es muy elevada. Éstos representaron el 95% de las
ganancias por exportaciones del país en 2010.
Egipto
Serán los precios del petróleo los
que
continuarán
reflejando
el
impacto de una tensión mayor en
Egipto y Túnez pero tendrían que
prolongarse por más tiempo para
estimar un impacto mayor en
cualquier
país
ajeno
a
los
problemas, coincidieron analistas de
Barclays Bank y Bank of America
Merrill Lynch (BofA-MLynch).
La escalada sostenida de precios del
petróleo podría incidir en generar
mayor presión sobre las economías
exportadoras, advirtió Helima L.
Croft, de Barclays.
Las corredurías estimaron que por
ahora no habría mayor canal de
contagio hasta occidente pues,
incluso si se cierra temporalmente el
Canal de Suez, el impacto será
mínimo, ya que por sus aguas pasan
35,000 cargueros anuales, que
representan 7.5% del comercio
marítimo mundial y ahí se desarrolla
el transporte de unos 1.8 millones
de barriles diarios de petróleo.
El gobierno de Egipto podría verse
orillado a ampliar sus desequilibrios
fiscales si el mercado continúa
asignando primas de riesgo más
altas a los activos egipcios y si
persisten los recortes de calificación
sobre la deuda soberana. Esto
pondría en riesgo su disponibilidad
de recursos.
Las restricciones de crédito al
gobierno aumentarían con los
gastos adicionales que están
girando para tratar de
apaciguar a la población, lo
que ampliaría su déficit
presupuestario.
Egipto sería una de las pocas
economías emergentes que
este año alcanzó un
crecimiento de 6%, de
acuerdo con la Organización
para la Cooperación y
Desarrollo Económico.
Los mercados financieros
internacionales sucumbieron ante los
disturbios en Egipto. En realidad, las
protestas en Egipto venían precedidas
de una crisis política en Túnez. En
ambos casos, al igual que en otros
países de África del Norte, las
condiciones políticas se caracterizan
por gobiernos autoritarios, dictaduras
o restricción a las libertades políticas
de los ciudadanos.
Egipto no aparece ni entre los primeros 20 productores de
petróleo crudo. Su producción está muy lejos incluso de
México, con apenas 700,000 barriles diarios, contra 2.95
millones de México y 10.1 millones barriles diarios de Arabia
Saudita, líder mundial. La producción petrolera de Egipto ha
venido a la baja constantemente en los últimos 20 años. Con
esto, la producción egipcia no llega ni a 1% de la mundial. En
cambio, cada vez es más importante en gas. Egipto es el
productor 15 y con inversiones a la alza en el sector.
En contraste, Egipto ha jugado un papel de aliado con
Estados Unidos e Israel, lo que por lapsos considerables de
tiempo le ha dado estabilidad a la región. El Canal del Suez y
su control van más allá de lo simbólico. Por dicho Canal pasa
8% del comercio mundial marítimo y cerca de 1 millón de
barriles diarios de petróleo crudo que vienen desde Medio
Oriente. Estos últimos dos elementos son los que mantienen
mayor tensión en los mercados ante la continuidad de una
crisis egipcia. De hecho, algunas referencias del crudo ya
han alcanzado los 100 dólares por barril (dpb), algo no visto
desde el 2008.
Con los precios del crudo a la alza México es beneficiario en
el corto plazo. El peso mexicano captura ventajas de un
petróleo caro por los mayores ingresos públicos y en divisas
para el país. Así, luego de presionarse hacia 12.20 pesos por
dólar durante el viernes pasado, apenas ayer el tipo de
cambio regresaba hacia los 12.00 pesos, ayudado también
por indicadores desde Estados Unidos.
En general, para el mercado accionario también hay una
correlación positiva, de hasta 0.90 en los últimos 10 años,
con los precios del petróleo. No obstante, la creencia de que
a mayor plazo la prolongación de la crisis egipcia será algo
bueno para México está cargada de miopía. Un conflicto de
mayores dimensiones tiene potencial de detener el comercio
y la inversión en detrimento de la recuperación económica
mundial. Lo anterior, debido a un posible aumento sostenido
en los costos de energéticos y otras materias primas.
Además, varios países europeos que tienen exposición a
bancos egipcios podrían verse afectados.
CRONOLOGÍA
25 de enero.
Miles de manifestantes protestan en calles de El
Cairo y otras ciudades en busca de la salida del
presidente Hosni Mubarak.
26 de enero.
Policías y manifestantes se enfrentan, dejando un
muerto por bando.
27 de enero.
El Nobel de la Paz, Mohamed El Baradei, lidera la
transición en el país.
La bolsa de valores egipcia se desploma casi un
10%.
28 de enero.
Se recrudecen las protestas con un saldo de medio
centenar de muertos.
El gobierno decreta toque de queda y cortan el
acceso a Internet y celulares.
29 de enero.
En televisión, Mubarak anuncia un cambio de
Gobierno.
30 de enero.
Se restringe a la prensa y cierran las
oficinas de la televisora Al Yazira.
La oposición (Hermanos Musulmanes),
crean un comité para analizar el final del
régimen.
Cincuenta personas, entre ellas presos y
policías, mueren en un enfrentamiento
31 de enero.
El vicepresidente Omar Suleimán, dialoga
con las fuerzas políticas para estudiar
modificaciones de la Constitución.
La UE reclama un proceso de "transición"
urgente.
La crisis afecta a la economía mundial
con caídas en las bolsas de Tokio y Seúl.
1 de febrero.
Cientos de miles exigen la salida del
poder de Mubarak en la Plaza Tahir.
Mubarak anuncia que no se reelegirá pero
continuará en el poder hasta nuevas
elecciones.
2 de febrero.
Dos muertos y cientos de heridos
dejan los choques entre
manifestantes partidarios y
contrarios al presidente.
3 de febrero.
El Ejército entra a la plaza Tahir
pero la irrupción no frenó los
disparos.
4 de febrero.
El gobierno alemán congela las
exportaciones de armamento a
Egipto que realizan firmas
industriales de este país europeo.
5 de febrero.
Safwat El-Sharif y Gamal Mubarak,
hijo del presidente, renuncian al
partido gobernante en el país.
6 de febrero.
El vicepresidente Omar Suleiman
dialoga con un partido islámico
vetado y otros opositores.
7 de febrero.
Estados Unidos recomendó a
sus ciudadanos a que eviten
viajes, donde continúan las
protestas contra el gobierno
del presidente Hosni
Mubarak.
WaelGhonim, jefe de
marketing para Oriente Medio
y África del Norte de Google,
que había sido reportado
como desaparecido es
liberado tras estar en la
cárcel.
El presidente egipcio anunció
un aumento del 15% de los
salarios de los funcionarios y
de las jubilaciones.
El vocero de la Casa Blanca,
Robert Gibbs, sostuvo que el
gobierno de EU será un socio
con la administración que
respete los compromisos con
Egipto.
8 de febrero.
Human RightWatch, da a
conocer que al menos 297
personas murieron en las
manifestaciones o
enfrentamientos.
Cables filtrados por WikiLeaks,
revelan que el nuevo
vicepresidente egipcio es el
candidato “ideal” de Israel para
sustituir a Mubarak.
Miles de personas salen a la
plaza Tahrir donde gritaron
consignas contra el presidente
Mubarak, quien hoy decretó
nuevas reformas.
9 de febrero.
El gobierno anuncia que
militares se verían obligados a
intervenir para proteger el país
si las protestas provocan un
estado de caos.
10 de febrero.
El secretario del Partido
Nacional Democrático, Hasán
Badrawi, aseguró que se está
tratando la salida del
presidente Mubarak.
11 de febrero.
El presidente Mubarak sale
con su familia de la casa
presidencial y se traslada a
las afueras de Egipto.
El vicepresidente Suleiman
anuncia que Hosni Mubarak
renuncia a la presidencia
después de 32 años en el
poder y el Ejército toma el
control del gobierno.
Túnez
Las protestas antigubernamentales
que sacudieron a varios países árabes
comenzando en Túnez con el suicidio
del vendedor ambulante Mohamed
Bouaziz, un estudiante universitario
desempleado que se suicido el 17 de
diciembre del año pasado, en forma
de protesta. El acto embraveció a la
juventud tunecina que un mes más
tarde presiono al presidente a dejar el
poder y abandonar el país para
refugiarse en Arabia Saudita. Túnez
fue el primero pero las violentas
protestas sociales prosiguieron en
Argelia, Jordania y Egipto. En
remplazo de Ben Ali, el primer
ministro Mohammed Gahnouchi de
69 años, asumió de forma interina la
presidencia del país aquejado por una
corrupción desbocada y un creciente
desempleo, lo que ha provocado un
gran desequilibrio en el país.
La producción de petróleo en Túnez es de
alrededor de 97.600 barriles/día. El
principal yacimiento petrolífero es El
bourma.
La extracción de petróleo en Túnez
comenzó en 1966. En la actualidad hay
doce yacimientos petrolíferos.
Yacimiento petrolífero
Campo petrolífero 7 de Noviembre
Campo El Menzah
Campo Ashtart
Campo BelliCampo Bouri
Campo Cercina
Campo El Biban
Campo El Borma
Campo Ezzaouia
Campo MiskarCampo Sidi El Kilani
Campo Tazarka
Siria
La crisis política en Siria ha causado
que la policía y el Ejército de ese país
repriman con dureza, no vista en
décadas, las protestas que exigen
reformas radicales al Presidente Bashar
al Assad.
Para marzo de 2011 en los inicios de
esta guerra política ya habían mas de
350 muertos desde las
manifestaciones.
Siria cerró la frontera con Jordania y
la prohibición de ingresos a
periodistas extranjeros -unido al
virtual mutismo de Damascoimpiden conocer exactamente lo que
está ocurriendo, pero la ONU ha
condenado lo que calificó como
"indiferencia de las fuerzas de
seguridad sirias ante la vida humana".
La gravedad de la crisis en Siria
introduce un nuevo factor de
inestabilidad en una región sacudida
por movimientos de protesta que han
derrocado en pocos meses a los
gobernantes de Túnez y Egipto, que
desataron la guerra civil por la que
atraviesa actualmente Libia y que
amenazan con extenderse a otros
países, en varios de los cuales ha
impulsado manifestaciones de
variada intensidad en contra de sus
respectivos gobiernos, como en
Yemen, Argelia y Bahrein. Sin
embargo, las implicancias de una
eventual caída del régimen sirio -o de
la severa profundización de su
conflicto interno- sólo serían
comparables con lo ocurrido en
Egipto, otro país que juega un rol
estratégico en el mapa del Medio
Oriente.
Ahora bien Siria está aceptando el
plan de China para que se controle
la guerra política por la que esta
pasando; el plan consta de: cesar
todos los actos de violencia; el inicio
de un dialogo político incluye, el
apoyo a los esfuerzos humanitarios;
el respeto de la soberanía del país, y
el respaldo al enviado de la ONU y la
Liga Árabe a Siria.
Descargar

La crisis de Libia 2011