Si te desentiendes de los conflictos de tu
pueblo, no contribuyes a la paz.
Si giras la espalda al hermano, la giras a la
paz, todavía no construyes la paz.
Si criticas la acción de los otros, todavía no
te implicas por la paz.
Si respondes con violencia, bofeteas la paz.
Cuando coges responsabilidades que nadie quiere,
descubres la paz.
Cuando luchas por la justicia, facilitas la paz.
Cuando no criticas por detrás,
construyes la paz.
Cuando sabes abrirte a los
demás, haces crecer la paz.
Cuando te interesas por los
problemas del mundo, haces
subir el valor de la paz.
Cuando amas como Cristo ama, en ti
florece la paz.
Sólo cuando estés cansado/a de buscarla,
la Paz te vendrá a buscar.
• ¿Te interesas por las
necesidades de tus
compañeros?
• ¿Eres capaz de escuchar
y dialogar con los que
piensan diferente?
• ¿Te interesas por los
problemas de las
personas, del mundo?
«Procuremos siempre mirar las
virtudes y cosas buenas que
viéremos en los otros»
Santa Teresa De Jesús
Descargar

APRENDAMOS A VIVIR DESDE LA INTERIORIDAD CON …