Rapunzel: Un
Cuento de Hadas
de Moderno
Por: Jennifer Barriga y
Beth Gilson
Había una
vez una
niña que
llamada
Rapunzel.
Rapunzel amaba la
ciudad de Nueva
York, donde vivía,
pero ella no podía
salir de su
apartamento porque
su pelo era muy
largo.
Suave
mente,
bésame
….
¡No, tú
nunca
puedes
hacer
eso!
Ella quería cortar su
pelo, pero su
madrasta no le
permitía.
¡No
hay de
que!
Su pelo tenía un
regalo que
curaba los
enfermos. Ella
ponía su pelo en
un vaso de
agua, donde el
agua puede
absorbe el
aceite del pelo.
El aceite cambia
el agua a una
medicina.
¡Gracias
señorita!
Todos los días ella hacía la
misma rutina. Ella amaba
ayudar a otras personas,
pero ella también se sentía
atrapada.
Ella saldría, pero su madrastra
era también su propiedad. Ella
tuvo ganancias grandes de las
medicinas y no estuvo
dispuesto a liberar a Rapunzel.
Un día, ella oyó
un zumbido de
abajo.
Hola, yo
tengo un
paquete
para usted y
yo necesito
una firma.
¿Yo no puedo
bajar, puedes
subir arriba?
Pues está
bien. Iré en
un momento
¡AY
DIOS
MíO!
Tocando
la puerta
¡Tú
puedes
entrar!
Aquí está el
paquete y
firma en esta
línea.
¿Pues
gracias,
y usted
es?
¡Rapunzel, ese
es un nombre
interesante!
Muy lindo, pero
interesante.
Me gusta
tu nombre
mucho.
Me llamo Emilio.
No es
interesante
como Rapunzel,
pero todavía
está bien.
¿Estás bien?
¿No te sientes
bien?
¡Ay! Porque tú fuiste
muy cariñoso, tráeme
el paquete arriba, te
daré uno de mis
remedios especiales.
Confía en mí, no te
lastimare.
(Cough
Cough)
Sí, he tenido
un catarro por
dos semanas
y no se va.
Está bien
entonces.
Yo espero
que esto
no sea
raro para
ti….
¿Por qué
todo tú
pelo esta
mojado?
No tengas
miedo, pero
mi pelo hace
un aceite
especial, la
gente puede
beber y los
hace sentir
mejor.
¿Por qué estás
triste? Eso es un
regalo increíble
que tienes.
Pues, un regalo que
viene con grandes
responsabilidades. Yo
deseo eso….
Hola,
Rapunzel....
¡Rápido!
¡Ocúltate!
¡¿Quién es?!
Ay Rapunzel,
¿ya terminó los
veinte vasos de
remedio?
Pues, no
exactamente.
Oh, pues
lo siento
mucho.
Estuve
ocupado
con algo.
¡Rapunzel, no
puedo creer te!
¿Por qué todavía
no lo has hecho?
¡Es las diez en la
mañana!
¿Rapunzel,
por qué
haces eso?
Tú eres torpe
y sin valor, y
yo no deber
traerte a la
casa.
Volveré
por ti,
Rapunzel.
Ay no, lo
siento
mucho…
¿Con qué?
Todo tu vida es
basada en
hacer
medicinas,
¿qué estarías
ocupado con?
El próxima
día…
El Fin
Descargar

Slide 1 - gpaspanish4honors