Pongamos el “Pie Jesu” de Fauré en la
voz de la adúltera y todos los pecadores
evangelio de Lucas
CAMINO
ELREINO
REINOESTÁ
ESTÁENTRE
ENTREVOSOTROS
VOSOTROS
EL
HIJO, TODO LO MÍO ES TUYO
CUARESMA ciclo C
CAMINO hacia la VIDA
Dom1- Jesús es tentado como nosotros
Dom2- Jesús Transfigurado es la nueva Alianza
Dom3- Camino de conversión (dar fruto)
Dom4- El Padre nos espera (hijo pródigo)
Dom5- Dios nos Perdona (como a la adúltera)
Quinto paso del Camino
Vivir el perdón
Este evangelio es tan
“escandaloso”, que a los
mismos primeros
cristianos les costó
incluirlo en sus escritos.
Pero el valor histórico está
fuera de dudas.
Muros del Templo, de la parte
del atrio de las mujeres
El regalo de la cuaresma es el PERDÓN
Jn 8, 1-11 En aquel tiempo,
Jesús se retiró al monte de
los Olivos. Al amanecer se
presentó de nuevo en el
templo, y todo el pueblo
acudía a él, y, sentándose,
les enseñaba.
Luz matutina en el lugar del Templo
Señor, cuando tu vida se
acaba, subes al templo para
dar las grandes lecciones
Ante los
enemigos
“haces una
creación
nueva”
(2a lectura)
Los escribas y
los fariseos le
traen una mujer
sorprendida en
adulterio,
La mujer sirve
de excusa
La condena
siempre cae
sobre los
indefensos
y, colocándola en medio, le
dijeron: "Maestro, esta mujer
ha sido sorprendida en
flagrante adulterio. La ley de
Moisés nos manda apedrear
a las adúlteras; tú, ¿qué
dices?"
Los dictadores acusan y matan,
porqué se detienen en la cáscara
Tu ves el interior de la persona
Le preguntaban esto
para comprometerlo y
poder acusarlo. Pero
Jesús, inclinándose,
escribía con el dedo en
el suelo.
Incluso inclinándote hacia el
suelo muestras tu dignidad
No te dejas
manipular
Como insistían en
preguntarle, se incorporó
y les dijo: "El que esté
sin pecado, que le tire la
primera piedra." E
inclinándose otra vez,
siguió escribiendo.
El pecado
está en
nuestros
ojos
¿Por qué tirar
piedras a los demás?
Ellos, al oírlo, se fueron
escabullendo uno a uno,
empezando por los más
viejos. Y quedó sólo
Jesús, con la mujer, en
medio, que seguía allí
delante.
Os
encontrasteis
las dos
víctimas cara
a cara
Es magnífico
lo que el Señor
hace a favor
nuestro (Salmo)
Jesús se incorporó y le
preguntó: "Mujer, ¿dónde
están tus acusadores?;
¿ninguno te ha condenado?"
Ella contestó: "Ninguno,
Señor." Jesús dijo: "Tampoco
yo te condeno. Anda, y en
adelante no peques más."
Tu liberas de opresiones (1a lectura)
El corazón de la
mujer volvió a latir
Danos, Señor,
la fuerza de AMAR,
viendo lo que hay más allá
de las apariencias
www.benedictinescat.com/montserrat
Descargar

evangeli