La Esperanza
Texto: H. Georges Sabe,
Fotografías: Maristas de Alepo
Esperar es seguir unido cuando todo se tambalea,
es aceptar el riesgo cuando todo está asegurado,
es proponer una presencia cuando todo es un sinsentido.
Esperar es seguir habitado por el amor,
alimentado por la ternura,
animado por la paz.
Esperar es avanzar cuando todo parece terminado,
cuando todo es condenado,
Nabil Antaki
es vivir en el límite, en la frontera,
en el extremo de una elección esencial:
“No temas nada,
yo te llevo en la palma de mi mano,
hago de ti mi amigo”.
Esperar es rezar,
es dejarse amar por Cristo,
es dejarse reconciliar consigo mismo.
Esperar es decir Magnificat.
Tú eres en mi vida
y yo soy, en la tuya,
un eterno poema de amor.
La esperanza te ayuda
a superarte en la donación y la entrega,
a amar más de lo que tú podías imaginar,
a creer con todo tu corazón
y no sólo con toda tu razón.
La esperanza quiere decir que Jesús,
que se ha encarnado y ha muerto en la cruz por nosotros,
ha resucitado y vive en nosotros.
Tras su resurrección Jesús mandó decir a sus discípulos
que los esperaba en Galilea.
Los discípulos estaban tristes y desesperados
porque Jesús había muerto.
Habían perdido toda esperanza.
Su cita en Galilea con Jesús resucitado
les ha dado la Esperanza.
Han comprendido que después de la muerte
está la resurrección.
De verdad, existe una Galilea
en la vida de cada uno de nosotros.
Hermanos Maristas de Alepo, Siria
Hno. Bahjat Azrié
Hno. Georges Sabe
Hno. Georges Hakim
https://www.facebook.com/MaristesAlep?fref=ts
https://www.youtube.com/watch?v=yKwEaLozitM&feature=youtu.be
Descargar

Diapositiva 1