El Grillo
Coro Del Grillo
El adulto de los grillos pasan sus días en bajo madriguera
debajo de una piedra, del clod de la suciedad o de un
penacho de la planta. Son los más activos durante la noche, y
ése es cuando los varones comienzan su cada noche
serenading para atraer a compañeros femeninos. Las hembras
no stridulate, o frotar las estructuras especiales del cuerpo
juntas. Un grillo masculino tiene una vena pesada con una fila
de dientes en el superficie inferior en el frente de cada ala. La
tapa de una ala fue utilizada como raspador contra el
superficie inferior de la otra ala, como una uña dibujada a lo
largo de los dientes de un peine. Este funcionamiento ocurre
con ambas alas elevadas de modo que las membranas del ala
puedan actuar como tableros que suenan. La echada de los
chirridos es levemente más alta que la octava más alta en un
piano. Tarifas que gojean de las influencias de temperatura
del aire; el warmer la noche, más rápidamente gojean. Hay
canciones especiales para el courtship, luchando, y sonando
un alarmar.
¿OÍDOS EN RODILLAS?
Puesto que gojean los grillos "," usted sospecharía que tienen cierta
clase de "oído" a oír con, y lo hacen. Los grillos tienen un eardrum
especial para la audiencia, pero no es donde usted esperaría. Si
usted mira de cerca la derecha delantera de la pierna debajo del
codo, usted verá un punto pálido pequeño que sea el eardrum. No
es bien sabido cómo es exacto es la audiencia de un grillo, pero
usted puede imaginarse que es bastante bueno oír la canción de un
compañero potencial.
• La vida de un grillo comienza como uno de cerca de 300 huevos que
una hembra pone en el suelo durante verano tardío y caída.
Overwinter de una cierta especie con éxito como ninfas o
adultos. Otros overwinter como los huevos y portilla en el resorte.
Un grillo de los años es una rareza. Los grillos alimentan en apenas
alrededor de cualquier cosa. Comerán las plantas, el paño muerto
de los insectos, de las semillas, del cuero, de papel y viejo
(especialmente si el paño es manchado por el alimento o la
transpiración). Están particularmente encariñada con lanas y seda.
La Rana
Oídos como sintonizadores
• Un equipo de investigadores ha descubierto que una rana que vive
cerca de los manantiales ruidosos en una zona de China central,
puede utilizar sus oídos como sintonizadores para captar
selectivamente diferentes frecuencias sonoras, pasando de una a
otra a voluntad, de la misma manera que con el sintonizador de una
radio podemos cambiar de una frecuencia a otra. Es el único
ejemplo conocido de un animal que puede seleccionar activamente
las frecuencias que oye.
• Los investigadores hicieron el descubrimiento al examinar los
tímpanos de una rana poco común, la Odorrana tormota, que se
comunica mediante llamadas parecidas al sonido de los pájaros, y
que van desde las frecuencias audibles para el Ser Humano hasta
los ultrasonidos. Una investigación previa, llevada a cabo por dos de
los autores del presente estudio, desveló que la rana produce
llamadas ultrasónicas y responde a ellas.
Utilizando un vibrómetro láser para medir la vibración del tímpano,
los investigadores ratificaron que éste ciertamente sí responde a
sonidos de la franja audible y de la ultrasónica. Pero también se
dieron cuenta de algo que no podían explicar: la sensibilidad del
tímpano a los ultrasonidos a veces desaparecía por completo.
• Una investigación más profunda reveló que las ranas pueden abrir y
cerrar a voluntad sus trompas de Eustaquio, los dos canales
estrechos que conectan ambos lados de la faringe con el oído
medio derecho y el izquierdo.
•
En todos los libros de texto sobre la comunicación sonora y la
audición de las ranas, se explica con claridad que las trompas de
Eustaquio están permanentemente abiertas, de modo que la
capacidad de esta rana es del todo atípica.
• Esta unión acústica entre ambos oídos los hace sensibles a la
dirección de los sonidos, de manera que la rana pueda localizarlos.
•
Los investigadores descubrieron que los tímpanos de las ranas se
tornaban muy sensibles a las altas frecuencias y los ultrasonidos
cuando sus trompas de Eustaquio estaban cerradas, en
comparación con los momentos en que estaban abiertas. Cuando
las trompas de Eustaquio estaban abiertas, los tímpanos respondían
mayormente a los sonidos de baja frecuencia.
• Los ultrasonidos se emiten en una frecuencia superior a 20
kilohertz (kHz), es decir por encima de los sonidos detectables por
el hombre y mucho más alto que el rango de 5 a 8 kHz soportado
por la mayoría de los anfibios, reptiles y aves. Sin embargo hay
ranas que pueden escuchar sonidos de hasta 38 kilohertz, la
frecuencia más alta de entre los anfibios.