Cascadas que caen al mar
McWay Falls es una cascada de casi 25
metros de altura localizada en el Parque
Estadual Julia Pfeiffer Burns, en la región de
Big Suren, en el estado de California. La
playa donde la cascada desemboca es de
difícil acceso por tierra, pero es fácilmente
accesible por barco.
Sin embargo, por motivos de seguridad y de
preservación del área, el acceso a la playa
no está permitido al visitante del parque.
Alamere Falls es una cascada en Point
Reyes National Seashore , el Condado de
Marin, California. Es una rara "tidefall",
una cascada que desemboca directamente
en el océano.
A 105 metros de altura, en la isla Skye de Escocia,
encontraremos el salto de Kilt Rock.
En la zona de Trotternish, en la isla de Skye, las
formaciones de origen volcánico y costas
acantiladas dan lugar a una cascada espectacular.
En la provincia de Antalya, en Turquía, se
suceden una serie de saltos del río Duden,
que finalizan de un modo espectacular con
una caída de agua directamente al
Mediterráneo.
En Corea del sur, encontramos una de las pocas
cascadas que caen al mar en todo Asia: la
Jeongbang.
Situada en la isla de Jeju, el paraíso de las parejas de
Luna de miel surcoreanas, la cascada se asoma al
mar desde una altura de 23 metros.
En Nueva Zelanda, la zona de Milford Sound
regala postales majestuosas, aunque
apreciables de un modo inmejorable desde
un barco. Las costas escarpadas de los
Fiordos se elevan como abismos de hasta
1.200 metros de altura, y las cascadas caen
de un modo espectacular desde lo alto.
En Noruega, otro paisaje de fiordos mágicos
y con cascadas enfrentadas en el fiordo
Geiranger. Por un lado las cascadas
Seven Sisters (“Siete Hermanas”),
y por el otro, Suitor (“el Pretendiente”)
enfrentadas para completar una puesta
escénica natural única.
Descargar

Cascadas que caen al mar