1Co 1:10 Os ruego, pues, hermanos, por
el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
que habléis todos una misma cosa, y que
no haya entre vosotros divisiones, sino
que estéis perfectamente unidos en una
misma mente y en un mismo parecer.
DIVISIONES = G4978 = σχίσμα = sjísma
brecha (camino entre una espesura), rotura,
desavenencia, disensión, división.
Eph 2:19 Así que ya no sois extranjeros ni
advenedizos, sino conciudadanos de los
santos, y miembros de la familia de Dios.
Joh 8:44 Vosotros sois de vuestro padre el
diablo, y los deseos de vuestro padre
queréis hacer. El ha sido homicida desde
el principio, y no ha permanecido en la
verdad, porque no hay verdad en él.
Cuando habla mentira, de suyo habla;
porque es mentiroso, y padre de mentira.
Col 1:13 el cual nos ha librado de la
potestad de las tinieblas, y trasladado al
reino de su amado Hijo,
Psa 55:12 Si todavía un enemigo me
ultrajara, podría soportarlo; si el que me
odia se alzara contra mí, me escondería de
él.
Psa 55:13 ¡Pero tú, un hombre de mi rango,
mi compañero, mi íntimo.
Pro 8:22-26 Jehová me poseía en el principio,
Ya de antiguo, antes de sus obras.
Eternamente tuve el principado, desde el
principio, Antes de la tierra.
Antes de los abismos fui engendrada; Antes
que fuesen las fuentes de las muchas aguas.
Antes que los montes fuesen formados,
Antes de los collados, ya había sido yo
engendrada; No había aún hecho la tierra, ni
los campos, Ni el principio del polvo del
mundo.
Pro 8:30 Con él estaba yo ordenándolo
todo, Y era su delicia de día en día,
Teniendo solaz delante de él en todo
tiempo.
Pro 9:1 La sabiduría edificó su casa,
Labró sus siete columnas.
Pro 9:2 Mató sus víctimas, mezcló su
vino, Y puso su mesa.
1Co 10:21 No podéis beber la copa del
Señor, y la copa de los demonios; no
podéis participar de la mesa del Señor, y de
la mesa de los demonios.
Jas 3:15 porque esta sabiduría no es la que
desciende de lo alto, sino terrenal, animal,
diabólica.
1Co 1:30 Mas por él estáis vosotros en
Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por
Dios sabiduría, justificación, santificación
y redención;
Eph 1:16-18 no ceso de dar gracias por
vosotros, haciendo memoria de vosotros en
mis oraciones, para que el Dios de nuestro
Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé
espíritu de sabiduría y de revelación en el
conocimiento de él, alumbrando los ojos de
vuestro entendimiento, para que sepáis cuál
es la esperanza a que él os ha llamado, y
cuáles las riquezas de la gloria de su herencia
en los santos,
1Co 1:10 Os ruego, pues, hermanos, por
el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
que habléis todos una misma cosa, y que
no haya entre vosotros divisiones, sino
que estéis perfectamente unidos en una
misma mente y en un mismo parecer.
2Co 2:11 para que Satanás no gane ventaja
alguna sobre nosotros; pues no ignoramos
sus maquinaciones.
1Co 1:10 Os ruego, pues, hermanos, por
el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
que habléis todos una misma cosa, y que
no haya entre vosotros divisiones, sino
que estéis perfectamente unidos en una
misma mente y en un mismo parecer.
Joh 17:20-23 Mas no ruego solamente por
éstos, sino también por los que han de creer
en mí por la palabra de ellos, para que todos
sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para
que el mundo crea que tú me enviaste.
La gloria que me diste, yo les he dado, para
que sean uno, así como nosotros somos uno.
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean
perfectos en unidad, para que el mundo
conozca que tú me enviaste, y que los has
amado a ellos como también a mí me has
amado.
Gal 2:4 y esto a pesar de los falsos
hermanos introducidos a escondidas, que
entraban para espiar nuestra libertad que
tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos
a esclavitud,
2Co 11:26 en caminos muchas veces; en
peligros de ríos, peligros de ladrones,
peligros de los de mi nación, peligros de
los gentiles, peligros en la ciudad, peligros
en el desierto, peligros en el mar, peligros
entre falsos hermanos;
1Jn 4:20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y
aborrece a su hermano, es mentiroso.
Pues el que no ama a su hermano a quien
ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien
no ha visto?
1Jn 4:21 Y nosotros tenemos este
mandamiento de él: El que ama a Dios,
ame también a su hermano.
Descargar

Diapositiva 1