Usted como hombre y como líder, de su
familia y en su profesión, ha sido diseñado
para ejercer su autoridad para ganar en la
vida, para con su familia así como, en cada
cosa en la que ha sido llamado a hacer en la
vida.
La autoridad es dada por Dios, para las cosas
de Dios y para la gloria de Dios. Si el hombre
la aplica, entonces vera otra cosa. Una
hombría verdadera es aquella que aplica la
autoridad divina en medio de un mundo
indiferente y apagado al reino de los cielos.
“Derribó la torre de Peniel y mató a los hombres
de la ciudad. Después dijo a Zeba y a Zalmuna:
¿Qué clase de hombres eran los que matasteis en
Tabor? Y ellos respondieron: Eran como tú, cada
uno parecía hijo de rey. Y él dijo: Eran mis
hermanos, hijos de mi madre. Vive el SEÑOR, que
si los hubierais dejado con vida, yo no os quitaría
la vida. Y dijo a Jeter su primogénito: Levántate y
mátalos. Pero el joven no sacó la espada porque
tenía temor, pues todavía era muchacho.
Entonces Zeba y Zalmuna dijeron:
Levántate tú y cae sobre nosotros; porque como
es el hombre, así es su fortaleza. Y se levantó
Gedeón y mató a Zeba y a Zalmuna, y tomó los
adornos de media luna que sus camellos llevaban
al cuello. Y los hombres de Israel dijeron a
Gedeón: Reina sobre nosotros, tú y tus hijos, y
también el hijo de tu hijo, porque nos has librado
de la mano de Madián. Pero Gedeón les dijo: No
reinaré sobre vosotros, ni tampoco reinará sobre
vosotros mi hijo; el SEÑOR reinará sobre
vosotros.” (Jueces 8:17-23).
• .v17 Gedeón derribó las imágenes e ídolos
que estaban en contra de lo que Dios
quería y también limpió la ciudad de
influencias ajenas de la voluntad de Dios.
a) La idolatría está basada en creer más en
conceptos anti-bíblicos y condiciones
culturales más que a Dios. Son creencias
personales que son argumentos
humanos.
1) Sucot representa a los que no creen en
Dios y que burlan de lo que Dios hace.
2) Mentir, ser deshonesto, acostarse con
otras mujeres, chupar gasolina, gastar las
finanzas en uno mismo y no sembrar a
Dios, quejar y pelear, matar y chismear.
3) Cree que está bien adorar a Cristo y a
otros dioses al mismo tiempo
• v.18 Después llamó a los dos reyes, los
principales enemigos de su pueblo. Era el
rey de la derrota psicológica (Zeba –
sacrificio o matador de hombres) y el rey
de la derrota física (Zalmuna – sombra,
imagen, ídolo prohibido). Esto reyes
habían matado a los hermanos de Gedeón.
(los de su familia)
a) Cada sociedad y cultura tiene reyes
psicológicos y físicos que los derrota
fuertemente.
1) Psicológicos- pobreza, ignorancia, falta
de educación, ética, debilidad mental.
2) Físicos – Dietas, adicciones a drogas,
cigarros, alcohol, flojera, tardanza.
3) Una combinación de religiosidad,
idolatría, tradiciones humanas.
• v. 19 Un hombre de una hombría
verdadera es alguien que dice, “¡Ya, basta!
¡Hasta aquí, este asunto se para aquí,
ahora mismo!” Cuando un hombre se
niega a conformarse con menos, obtendrá
más. Al aprender algo de su llamado como
hombre de Dios, Gedeón no estaba
satisfecho.
a) Las fuerzas satánicas han declarado
guerra en contra de los hombres morales,
justos y buenos. Es la valentía y la
autoridad de los hombres la que va a
acabar con las fuerzas satánicas.
• v. 20 Gedeón dijo a su hijo mayor que los
matara ¿Porque le pidió a su hijo que
matara a los reyes? Pues, primero, era un
gran insulto en aquel tiempo que un niño
matara a un rey, pero también, Gedeón
ya había derribado imágenes y una
ciudad de hombres por lo tanto él quería
que su hijo aprendiera como ganarle a
sus enemigos.
1) Gedeón estaba enseñando a su hijo lo que es
una hombría verdadera, esta enseñanza era el
no permitir que su familia muriera en manos
de la derrota psicológica, ni de la derrota física.
2) los hombres deben de capacitar a sus hijos en
la oración de guerra y como ganar en la vida,
así como en la adoración, con la palabra y con
inteligencia psicológica y natural para
derrumbar a los enemigos que están
derrotando a tantos muchachos.
I. Al cumplir cuatro años de edad
determine comenzar a hablar con mis
hijos sobre la sexualidad, el matrimonio,
capacitándolos en oración y la palabra de
Dios.
1. Determiné en mí interior que los
hombres que son ajenos a Dios no me
iban a ganar en capacitar a mi hijo, ni a
mi hija en los asuntos de Dios. Siento que
esto era el mismo espíritu de Gedeón con
su propio hijo Jeter.
2. Los hombres no permiten que otros
eduquen a sus hijos en áreas que les
corresponde. (Dar, amar, trabajar y
avanzar).
Descargar

Diapositiva 1