Talla barroca de Sta.Florentina realizada por Francisco Salzillo en
1755. Iglesia de Sta.María de Gracia en Cartagena
Hermana de los santos arzobispo Leandro e Isidoro y
de San Fulgencio, obispo de Cartagena. Recibió el
velo de las vírgenes de manos de San Leandro,
quien para ella escribió una regla o tratado de las
vírgenes. Sevilla, s. VI.
Hace casi dos meses celebramos a san Isidoro de Sevilla, y
decíamos que era uno de los músicos de ese cuarteto celestial
que formaban él, san Leandro, san Fulgencio y santa
Florentina, pues bien, nuestro santa de hoy es precisamente
esta última, Florentina, hermana de los otros tres, y la parte
femenina de este grupo. Curiosamente, Florentina sería luego
la maestra de Isidoro, ya que era mayor que él.
A nuestra santa, por su parte, la instruyó Leandro en los
estudios clásicos y sagrados. Florentina, al igual que sus
hermanos, era de inteligencia muy despierta y, también como
ellos, decidió entregar su vida no a quienes la pretendían
para el matrimonio, sino a Dios
Se retira entonces al monasterio benedictino de Santa
María del Valle, en Ecija, donde su hermano Fulgencio era
obispo. Pronto fue elegida superiora, destacando por su
espíritu de penitencia y por su constante atención a las
jóvenes que, en gran número, se añadían a las monjas del
convento.
Catedral de Santa Florentina, de la diócesis de Zárate-Campana
"Utilizó" su amor fraternal con sus hermanos para que estos
le escribiesen algunos tratados de gran belleza, como el de
Leandro sobre la virginidad y los de Isidoro sobre la fe. Murió
ya muy anciana en el año 633.
El 3 de octubre de 1610 tuvo lugar la traslación de las reliquias de
San Fulgencio y Santa Florentina, patronos de la Diócesis de
Plasencia, al mausoleo-relicario que el pueblo de Berzocana
(Cáceres) levantó para albergarlo.
Descargar

Diapositiva 1