Es un himno - invocación al Espíritu Santo, propio
de la fiesta de Pentecostés.
La Iglesia también lo canta en momentos solemnes
tales como:
la elección de Papas, y la ordenación de sacerdotes,
la inauguración de iglesias,
la celebración de sínodos o concilios,
la coronación de reyes,
y la inauguración del curso escolar.
clic
para avanzar
Espíritu Creador, ven y
visita nuestras mentes,
Derrama tu alegría sobre
el género humano
y llena de tu sabiduría
nuestra inteligencia y
nuestro corazón.
Alumbra Tú nuestra inteligencia.
Templa Tú nuestro cuerpo para el trabajo.
Y, con tu amor y tu gracia,
fortalece nuestra debilidad.
Protégenos del enemigo,
infúndenos tu calma,
dirige por la vida nuestros pasos
y líbranos de todo mal.
Muéstranos al Padre,
que conozcamos bien al Hijo
y en Ti, Espíritu Santo, tenga
confianza nuestra alma.
Amén.
Los Apóstoles y la Virgen María el día de Pentecostés.
(Lienzo del pintor africano JESÚS MAFA)
Texto: Himno de Pentecostés (adaptado) – Música: Monjes de Silos
Descargar

Diapositiva 1 - Mochila Pastoral