Según la leyenda, hace varios siglos, antes de una batalla a los
soldados les ataron un hilo blanco y un hilo rojo para que
quedaran sanos y salvos y que ganaran la batalla.
Hoy en día, el 1 de marzo se les compra a los
seres queridos una MARTENITZA y se les regala
con el fin de tener éxitos y salud en el año en
curso.
Benito Juárez, Bulgaria
Descargar

Diapositiva 1