“Criterios orientativos ante la demanda de
alimentos en nuestras Cáritas”.
Jornadas de Formación, 10 Y 11 de diciembre de 2010
“A veces, el exceso de necesidades y lo limitado de sus
propias actuaciones le harán sentir la tentación del
desaliento. Pero, precisamente entonces, le aliviará
saber que, en definitiva, él no es más que un
instrumento en manos del Señor; se liberará así de la
presunción de tener que mejorar el mundo -algo
siempre necesario- en primera persona y por sí solo.
Hará con humildad lo que le es posible y, con
humildad, confiará el resto al Señor. Quien
gobierna el mundo es Dios, no nosotros. Nosotros
le ofrecemos nuestro servicio sólo en lo que podemos
y hasta que Él nos dé fuerzas”
“Benedicto
XVI, encíclica “Dios es Amor”











Viernes 10
Un vistazo a nuestra realidad… general y particular
Punto de partida: ¿Por qué pararse? MAS (Fundamentos)
Sábado 11- Mañana-
¿Qué se nos presenta desde la sociedad?
Nuestro estilo como Cáritas e Iglesia –MAS-(Opciones y
características)
Ayuda de alimentos como parte de un proceso y no
como centro reparto
Sábado 11 – Tarde-
Algunas experiencias de nuestras parroquias
Resumen criterios a tener en cuenta en esta tarea…
La relación de Cáritas con entidades especializadas en
las ayudas de alimentos
La actual crisis económica y social esta aumentando la
demanda de ayuda en nuestras Cáritas parroquiales, y entre
ellas las de alimentación.
Sin embargo centrar nuestra acogida en la atención a esta
primera necesidad puede hacernos descuidar la identidad que
nos define como Iglesia, que centra su atención en estar con
los que sufren y la recuperación de su dignidad como persona.
¿Por qué pararnos a reflexionar? (MAS)
1º El barro mancha
2º La urgencia de lo importante
3º No confundir lo que hacemos y sabemos hacer y saber con
lo que debemos hacer y saber
4º El problema de los medios no es de cantidad
5º El pensar y el hacer no son dos realidades independientes.








VI Informe FOESSA:
Pobreza relativa: 14% (Falta de recursos)
Exclusión relativa: 17 %
Pobreza extrema: 2,6 % (Falta de Necesidades
básicas e imposibilidad personal de cubrirlas - “Sin
Techo”))
Exclusión severa: 5.3% de los hogares.
Extrapolando a Málaga hablaríamos de unas 900
personas.
En 2010 “ El comedor de Santo Domingo” ha
atendido a 89 familias sin recursos para
alimentación.
Pobreza: Se refiere a índices económicos
Exclusión Social: Se refiere a la participación e integración social

Memoria Cáritas Diocesana Málaga 2009:
 Cáritas D. realizó en 2009 2.036
atenciones (Memoria 2009)
Principales problemas
•El desempleo y la gran
dificultad para encontrar
trabajo
•No poder hacer frente al
pago de las hipotecas, o el
alquiler y los suministros
de la vivienda.
Ayudas
•Alimentación 21,33%
•Gastos sanitarios 17,97%
•Vivienda (alojamiento,
alquiler...) 6,6%
•Gastos de vivienda
(suministros...) 4,54%
•Autoempleo 3,99%
60
50
40
57
37
30
20
10
0
80
70
60
50
40
30
20
10
0
3
4
7
0
6
14
19
6
11
1
8
PROBLEMAS
RESPUESTAS





¿Qué nos parecen estos datos?
¿Responden nuestras respuestas a los
problemas planteados?
¿Coinciden con lo que observamos en nuestra
realidad?
¿Qué estamos ofreciendo en nuestras cáritas
parroquiales?
Impresiones, comentarios…
Fundamentos del MAS
1. La persona como centro
La persona, en tanto poseedora de la
máxima dignidad posible, en tanto
ser integral y social y en proceso de
hacerse en la sociedad y de hacer
sociedad, se torna en eje y centro
fundamental de nuestra acción. Si
ponemos el centro en el reparto
material (alimentos) nos alejamos de
este fundamento
2. Nos mueve el amor
La caridad, entendida como la
realización del amor de Dios, y el
amor, como experiencia profunda de
lo humano que se realiza en la justicia
y se trasciende en la caridad, se
tornan en la motivación fundamental
para nuestra acción. Ese amor se
significa en la presencia y el
acompañamiento al que sufre.
3. La iglesia como signo
La Iglesia es signo y sacramento de la
acción amorosa de Dios que genera una
comunidad encarnada, pascual y
escatológica. Es la entera comunidad
cristiana quien desarrolla la tarea del
servicio de manera complementaria al
anuncio y a la celebración. Si centramos
nuestra acción en la distribución de un
producto ajeno a la comunidad podemos
alejarnso de este fundamento
4. Inmersos en la realidad
La pobreza y la exclusión son el marco y el espacio clave
para nuestra acción. Son el signo más evidente de la crisis
de civilización en la que la realidad está embarcada.
Constituyen la señal más visible y significativa de un
modelo social que discurre en una dirección no conforme
con el proyecto de Dios para la humanidad. Centrar
nuestra atención en un reparto material solo nos alejará de
ser presencia en la realidad de exclusión.

1. ¿Qué destacarías del texto?

2. ¿Nos sentimos identificados con estos
fundamentos? ¿En qué lo notamos?

3. ¿Es importantes pararnos a reflexionar
sobre este tema, por qué?

4. ¿Con que actitudes debemos afrontar el
proceso de reflexión sobre el reparto de
alimentos desde el Modelo de Acción Social?
Jornadas de Formación
Cáritas Diocesana de Málaga
10/11 Diciembre 2010
Movidos por la dignidad
de la persona y el amor Dios
«Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las
angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de
los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y
esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de
Cristo».
Gaudium et Spes 1
La utilización de alimentos en la acción de Cáritas se ha
acrecentado en los últimos años debida, en gran parte a la
situación de crisis. Esto creemos que requiere una reflexión
en la que debe tener en cuenta varios puntos:
 el contexto actual de crisis,
 nuestro papel como comunidades cristianas,
 y las formas de cubrir las necesidades básicas, entre ellas el reparto
de alimentos, desde el estilo de acompañamiento que llevamos a
cabo desde Cáritas.
A continuación, vamos a analizar la conveniencia o no de
la utilización de alimentos en el acompañamiento que
llevamos a cabo en Cáritas, naturalmente dentro de nuestro
contexto social, y partiendo desde las cuestiones a tener en
cuenta que acabamos de referir.



En el contexto actual se están dando realidades de pobreza, que
en algunas ocasiones, incluso llegan a afectar a las necesidades
más básicas para el desarrollo de vida de las personas; esto, que
no lo podemos negar, tampoco nos puede llevar a afirmar que se
da en todas las situaciones; y sobre todo que no pueden esconder
causas más profundas que no debemos olvidar en nuestra acción.
El punto de partida para toda acción de Cáritas debe ser
preguntarnos quiénes somos nosotros como comunidad cristiana
y como Iglesia; es necesario plantearnos esta cuestión porque va a
definir “nuestras opciones y prioridades”, en la acogida a personas
que sufren situaciones de dificultad social.
Las ayudas de alimentos, ropa, vales, o cualquier otro medio...
deben valorarse siempre desde lo que pretendemos con nuestro
acompañamiento, y sobre todo como llevarlo a cabo de forma que
cuide lo más posible la dignidad de la persona que está sufriendo
dicha situación.

Aumento de la demanda de ayudas en los últimos años

Diversidad en el perfil de personas que solicitan
ayudas
Aumento de peticiones de ayuda del 50-60% desde el 2007 a
2010.
Cáritas parroquiales están respondiendo a necesidades urgentes, y
partiendo de los mismos recursos a más del doble de peticiones de
ayudas.
Están acudiendo a nuestras acogidas muchas personas que
nunca habían solicitado ninguna ayuda en Cáritas:
parejas jóvenes en paro,
mujeres con hijos que tienen difícil el acceso al trabajo,
parados de más de 45 años con pocas posibilidades para
engancharse al empleo,
inmigrantes que se han quedado sin trabajo, y que se encuentran
desprotegidos de prestaciones al haber trabajado sin papeles….
 Falta
de Empleo
El paro está siendo uno de las claves en estos años de
crisis económica, en nuestra ciudad hay en este
momento más del doble de parados que hace tres años.
 Dificultades en acceso a la vivienda.
Gran aumento en las demandas de ayuda en las Cáritas
parroquiales, (alquileres, pagos de recibos y suministros).
dificultad para el pago de la vivienda (alquileres, hipotecas,
comunidades…), aumento de pisos compartidos por
familias, la vuelta a casa de los padres de muchos jóvenes,
….
nos encontramos aquí con otro derecho básico no cubierto
en muchas personas.

Aumento de problemas psicológicos y conflictos
relacionales
situaciones de conflicto debido en muchos casos a la no aceptación de
nuevas realidades (paro, vuelta a casa de los padres, dificultades
económicas…)
problemas de autoestima,
continuas discusiones en el ámbito familiar…
…es decir la crisis también ha afectado a lo interno de la persona.

Centros de Servicios Sociales desbordados.
las ayudas públicas han resultado absolutamente insuficientes.
servicios sociales públicos deriven de forma informal a las Cáritas, a causa
de no disponer ayudas durante prácticamente todo el año; oscilando entre
mes y mes y medio el tiempo para dar una cita con su trabajadora social.
Y en las situaciones que han ofrecido ayudas, tardando entre tres y cuatro
meses en gestionarlas las mismas.
Esto ha ocasionado el aumento de demandas en las Cáritas parroquiales,
promovido por la falta de respuestas ante las demandas de ayudas desde los
servicios sociales públicos.

 Impotencia
No tenemos capacidad de responder a todas las
situaciones que se nos presentan en nuestras Cáritas,
lo que nos provoca sentimientos de no estar
respondiendo a las personas.
 Desbordados por la situación
La situación nos ha sobrepasado al no poder
responder al aumento de personas con situaciones
complejas que han acudido a nuestras parroquias.
 Dedicar mucho más tiempo a la acogida
Como consecuencia de todo esto, hemos tenido que
aumentar el tiempo dedicado a la acogida, ya que
hemos atendido a más personas que a su vez nos
han demandando más tiempo de escucha y atención.
Ante esta realidad que hemos descrito nos
hemos planteado ¿qué hacer?, ¿cómo
responder ante tantas necesidades? Y nos
han surgido tentaciones de responder ante
dicho contexto:
Querer resolverlo todo.
soluciones inmediatas”.
“Buscar
recetas
y
Dejarnos llevar por las urgencias
Cargar demasiado peso en la asistencia, “volver al
asistencialismo”
No tener tiempo para acompañar



La gente que acude a nosotros, ve en Cáritas la ultima
puerta (esto provoca situaciones de angustia y agobio) “me
tienen que ayudar aquí, porque si no, no sé que voy a
hacer”
Desde los Centros de Servicios Sociales le dicen a la gente
“no hay ayudas, llégate a Cáritas a ver si pueden ayudarte
con algo”
¿Y nosotros? Creemos que no podemos fallar a la gente.
...pero ¿desde donde no podemos fallar a la
gente?
Este es el desafío que tenemos encima de la
mesa.
...actuamos desde unos referentes:
La persona como centro
Nos mueve el Amor
La Iglesia como sacramento
Inmersos en la realidad
…y desde unas opciones concretas:
 Trabajar desde las capacidades y las potencialidades
acompañando procesos
 Realizar acciones significativas
 Ser cauce de la acción de la comunidad eclesial
 Acción integral




Expresión del Amor de la comunidad. Somos mucho
más que un lugar donde se dan ayudas sociales
Una opción por ser compañera. “Estar con....”.
Necesidad de descubrir nuevos modos de estar con la
gente.
Lugar donde tiene que haber mucha creatividad.
Ante una realidad nueva tenemos que discernir otras
formas de hacer.
Un espacio que ayude a que la gente se organice.
Lectura de los panes y los peces (parábola no de la
multiplicación, sino de la división de los panes y los
peces)
no podemos ayudar de cualquier forma; aplicándolo a la ayuda
de alimentos no podemos ser sólo un centro de “reparto de
ayudas”. Cáritas no puede ser un sitio donde la persona llegue y
se marche con una bolsa de alimentos sin más.
es necesario que la persona se sienta valorada, escuchada y que
posibilitemos una relación donde la persona sepa que nos va a
tener a su lado especialmente en estos momentos de dificultad.
esto es mucho más difícil que dar una ayuda puntual de lo que
sea; esto nos exige tiempo, compartir momentos de encuentro
(en el espacio físico de la acogida y fuera de ella), esfuerzo en
situarnos en el lugar del otro…
En definitiva, se trata de entender nuestra acción como un
proceso educativo en el que como nos dice el MAS “vamos
siendo personas”, es decir, nos vamos construyendo
mutuamente, y esto está muy alejado de ser simplemente una
organización de distribución de recursos para suplir una serie
de carencias materiales.

Ayudas de alimentos dentro de un proceso:
las ayudas de alimentación puede ser una ayuda más de las que
podemos ofrecer a personas en situación de necesidad material,
pero una ayuda que cobra su sentido dentro de una cercanía, un
tiempo de encuentro compartido, conocimiento de la situación…,
es decir, que no puede ser una ayuda que se ofrezca a toda
persona por el solo hecho que se acerque a nuestra acogida.

Ayudas que no dañen la dignidad de la persona
las ayudas desde nuestro ser Cáritas “no se pueden dar de
cualquier forma”.
Hay formas de ofrecer una ayuda que son más cercanas a nuestra
identidad; el hacerlo de forma discreta, de forma que la persona
no se sienta señalada como “persona que pide en Cáritas”,
lo ideal es “normalizar lo más posible las ayudas”.

Ayudas que promuevan la participación y la responsabilidad de la
persona;
no es necesario decidir nosotros lo que la persona debe comprar
o no (excepto en casos puntuales de problemas de adicciones…).
la persona decida sobre lo cotidiano de su vida, no somos
nosotros los que tenemos que decidir sobre que va a comer o que
ropa debe vestir.

Ayudas que favorezcan lo educativo;
es posible que algunas personas necesiten trabajar lo educativo
en sus decisiones y opciones diarias.
es un trabajo difícil, pero lo ideal es que las personas aprendan a
decidir por ellas mismas,
y que poco a poco, vayan entendiendo que es lo necesario y que
lo superfluo en el ámbito de las necesidades materiales.

La situación actual que están viviendo muchas personas es
mucho más compleja que una ayuda material;
no debemos olvidar esto en nuestras acogidas.
problemas de acceso a derechos (como el empleo y la vivienda),
y una ayuda puntual de alimentación “no resuelve casi nada”;
“puede venir bien”, pero el problema es mucho más complejo que
todo eso.

Los alimentos son una ayuda puntual que Cáritas puede ofrecer
en una situación límite;
no debe ser la práctica habitual en nuestra acción.
alimentos que nos ofrecen tienen, en ocasiones, una fecha de
caducidad muy cercana, y a veces en grandes cantidades.
Esto obliga a “deshacerse” de los alimentos sin criterio,
entorpeciendo la labor de continuidad que Cáritas debe realizar
con las familias.

Ayudas como expresión del compartir de la comunidad eclesial;
no debemos ser un centro de reparto de ayudas conseguidas “de
donde sean”;
si somos expresión de la cercanía de la comunidad cristiana, es
necesario que el grueso de lo que demos (alimentación, cercanía,
dinero, apoyo legal, ropa…) sea fruto del compartir de la
comunidad parroquial.

Ayudas que nos hagan más conscientes y corresponsables;
nuestra tarea también es “poner encima de la mesa” (hacer público)
los problemas que se dan en nuestra sociedad que son
consecuencia del modelo de sociedad que estamos construyendo, y
que su exponente máximo es la desigualdad norte - sur.
Es nuestra tarea denunciar lo que van en contra de la dignidad de
la persona, y proponer otras formas que nos ayuden a construir un
mundo donde todos podamos vivir con lo necesario para una vida
digna.

No podemos ayudar a todos;
somos limitados, y que ante la situación actual podemos ayudar a algunas de las
personas que se acercan a nuestras parroquias.
Nuestra acción no es “resolver todos los problemas”, entre otras cosas porque
nos desbordan las situaciones, somos tan limitados que a veces solo podemos
acompañar.

Ni es nuestra tarea ayudar a todos;
es necesario “quitarnos el peso” de que tenemos obligación de ofrecer ayudas
materiales a toda persona que acuda a nosotros.
La responsabilidad frente a las situaciones de pobreza es pública, y desde Cáritas
deberíamos denunciar cuando las administraciones no responden.
Nuestra tarea es colaborar en la medida de nuestras posibilidades, pero sin
olvidar que no somos los responsables de la pobreza que se da en nuestros
barrios o pueblos.
Nuestra participación debe ir encaminada a aportar algo que no está en manos ni
de la legislación ni del presupuesto; un plus de humanidad, de cercanía, de
vecindad que no puede ofrecer la administración.
HACIA DONDE
CAMINAR
Fortalecer la Comunidad
Opción por ser, mas que nunca, comunidad.
Más que una entidad de ayudas debemos ser comunidad que este cerca de los que sufren.
Caminar hacia ser espacio de encuentro: para compartir ideas, bienes, sueños....
Acompañar
Opción por ser compañeros de camino, cómplices
Buscar otros espacios físicos donde acompañar distintos a los habituales
No podemos resolver todo: ante esta situación de crisis, que nos desborda, solo podemos
acompañar
Denuncia
Tenemos que asumir un papel público de denuncia ante las administraciones y la sociedad.
Llevar nuestras aportaciones, y construir juntos, (teniendo claro nuestro papel en la denuncia
pública junto a la gente que acompañamos).
No hacer las cosas solos; pensar y hacer con otros, la gente tiene que participar en la pregunta:
¿que hacemos juntos ante esta situación?
“NO
TENGAIS
MIEDO”
Jn 6, 20
“Criterios orientativos ante la demanda de
alimentos en nuestras Cáritas”.
Jornadas de Formación, 10 Y 11 de diciembre de 2010
1)
2)
3)
4)
Criterios a tener en cuenta en esta tarea…
Algunas experiencias de nuestras
parroquias
La relación de Cáritas con entidades
especializadas en las ayudas de alimentos
Conclusiones y/o propuestas…
La realidad de nuestra pobreza
 Los fundamentos y las características de nuestro
modo de trabajar como Cáritas:









La persona como centro
Nos mueve el amor
La iglesia como signo,
Trabajar las potencialidades,
Ser cauce de la comunidad eclesial
Una acción entendida como diálogo entre sujetos
Que usa un método que hace posible el ser sujetos que
dialogan sobre ese contenido
Que tiene por contenido ir siendo personas en sociedad

El punto de partida siempre debe ser qué es
lo que pretendemos con nuestra intervención.
El uso o no de alimentos, dinero, etc... debe
valorarse siempre desde lo que pretendemos
con nuestra intervención. Si tenemos claros
los objetivos, podremos valorar qué recursos
son los más adecuados.

Dentro de un proceso educativo lo ideal es
“normalizar” las ayudas. Las ayudas son un
instrumento del proceso educativo que se
realiza con la persona.
Siempre será más educativo que la persona se
administre y sea responsable del dinero entregado
que darle los alimentos directamente (salvo en
algunas excepciones que no justifican el reparto
habitual). En la relación que se establece con la
persona, vamos trabajando cómo utiliza el dinero,
cómo lo administra, etc...


Los alimentos son una ayuda puntual que Cáritas
puede ofrecer en una situación determinada
según la persona a la que estemos
acompañando. Por lo tanto, no tiene sentido que
se incorporen como práctica habitual en nuestra
intervención.
De igual forma hemos de tener presente que
para la persona siempre será mas digno recibir la
ayuda de forma económica y justificar la compra
que “recibir una bolsa” .

1.
2.
3.
4.
Disponer de un “almacén” de alimentos nos
“obligará” a hacer uso de ellos por lo que se
puede:
Centrar la ayuda en la alimentación, dejando
otros aspectos al margen.
Generar un efecto “llamada”
Provocar un “desbordamiento” de la propia
cáritas parroquial.
Si los alimentos los recibimos de una entidad ,
daremos “lo que nos den” y la fecha de
caducidad nos puede condicionar

En definitiva, todo recurso que utilicemos
debe estar enmarcado dentro de un proceso
educativo con la persona. Si no es así, no sólo
el reparto de alimentos, sino también la
utilización de recursos económicos lo único
que hace es perpetuar situaciones de pobreza
y exclusión social.





1. Cáritas parroquial del Arcip. De Coín
Tras la acogida y la visita a la familia hacen un
estudio conjunto y plantean objetivos y
compromisos
Para facilitar ese proceso ofrecen, si hay
necesidad, la posibilidad de recibir alimentos.
Se les entrega en unas instalaciones
independientes, con unos productos ya
determinados
Con el ahorro de esa compra se ha visto
previamente como se puede emplear ese dinero






2. Cáritas parroquial del Arcip. De San Cayetano
Daban alimentos según necesitaba cada familia por
medio de “vales” que la familia compraba en un
comercio.
Deciden coger los alimentos que les da una entidad
Familias de la barriada ven que de la parroquia salen
con bolsas de alimentos.
Se triplica el número de personas que acuden, tan
solo porque “piden los alimentos” y su atención
individual se ve afectada. “Nos convertimos en
repartidores”
Ante esto valoran no volver a recibir los alimentos y
vuelven a la atención inicial.





3. Cáritas parroquial del Arcip. De San Cayetano
Tras la acogida y la visita a la familia hacen un
estudio conjunto y plantean objetivos y
compromisos
Para facilitar ese proceso ofrecen, si hay
necesidad, la posibilidad de comprar alimentos.
Se les entrega el dinero y se habla en que va a
consistir la compra
En la siguiente visita se entrega el ticket para
justificar el gasto
Entienden que apoyan así al comercio local y no se
señala a la persona


Desde Cáritas se valora y aprecia cualquier acción
encaminada a mejorar el bienestar de los mas
desfavorecidos y que restituya su dignidad como
persona.
Existen diversas entidades que trabajan en el
campo de la distribución de alimentos a los
necesitados. Cáritas respeta a estas asociaciones
y colabora estrechamente con muchas de ellas y
con otras no tanto, no porque no valore su
actividad, sino porque sus objetivos o modelo de
acción es distinto al que hemos planteado.
Bancos de Alimentos (Bancosol, Cruz Roja…)
 Distribuyen alimentos que provienen del MTAS y
de donaciones particulares.
 Distribuyen a entidades que trabajan con
personas necesitadas (no hacen reparto directo)
 Cáritas ha recibido en sus centros y algunas
parroquias.
 La principal dificultad está en que las grandes
cantidades de alimentos mediatizan el trabajo de
Cáritas de acompañamiento, obligando el
“reparto de bolsas” y dejan “al lado” la
comunidad parroquial en su compartir.




Comedores sociales (Santo Domingo, Emaús…)
Dan almuerzo y cena (se reparte previamente)
a personas que vienen derivadas de otras
entidades o que acuden a ellos. Realizan una
intervención y seguimiento a la persona.
Albergues municipales
Dan almuerzo y cena, especialmente
transeúntes o personas sin hogar.
Con estas entidades suele existir una estrecha
colaboración ya que trabajan procesos con las
personas que atienden




Campañas de recogida propias
Sirven de concienciación a la comunidad
parroquial.
Están controladas por los propios equipos de
Cáritas parroquial. Pueden ser programadas.
No obstante, no debemos olvidar que pueden
centrar nuestra acción en el “reparto” y
afectar a la dignidad de la persona.




Campañas puntuales de otras entidades
(Colegios, SS.CC….)
Suelen responder a momentos del año
significativos (Navidad…)
Su objetivo responde mas una concienciación
de un determinado grupo (alumnos,
vecinos…) que a la ayuda en sí.
Si aceptamos la ayuda es importante que
ayudemos a cuestionar sobre las causas de la
injusticia y la pobreza.
“Jesús lo vio allí acostado y se
enteró del mucho tiempo que
estaba así”
El enfermo le contestó: “Señor no
tengo a nadie que me meta en la
piscina cuando se mueve el agua”
“Toma tu camilla, levántate y
anda”
 “ahora estás sano; no vuelvas a
pecar no sea que te suceda algo
peor”
Jn 5, 1-18




¿Qué destacarías del taller?
¿Nos sentimos identificados con el Modelo de
Cáritas para en este tema?
¿Con qué actitudes hemos de afrontar la
demanda de alimentos en nuestras cáritas?
Crees, no obstante, que hay razones que han
de inclinarnos hacia potenciar el reparto de
alimentos. ¿Cuáles?
Descargar

Movidos por la dignidad de la Persona y el Amor de Dios