“El rostro de la Gioconda”
CONSTRUCCIÓN DEL
RECTÁNGULO ÁUREO
La forma más sencilla de construir
un rectángulo áureo es partiendo
de un cuadrado
Halla el punto medio de uno de los
lados (en la figura, el punto rojo):
Une el punto medio anterior
con el vértice inferior derecho
Toma el compás y haciendo centro
en el punto medio que obtuviste en
el paso 3 (punto rojo) y con radio
igual a la longitud de la recta que
acabas de trazar dibuja una
circunferencia:
Prolonga la línea del lado superior
hasta cortarse con la circunferencia
(el punto azul):
Traza una perpendicular a la línea
que acabamos de prolongar:
Prolonga la línea del lado
inferior:
Con el paso anterior obtenemos el
vértice que nos faltaba y obtenemos
el rectángulo áureo
¿Alguna vez se ha preguntado
porque la Gioconda transmite
tanta armonía?
En este
esquema
podemos ver
como su
rostro esta
perfectamente
enmarcado en
el rectángulo
áureo
Trasladamos
simétricamente según la
línea que pasa justo encima
de los ojos el cuadrado
grande de arriba y el último
rectángulo áureo obtenido.
Se puede ver que la línea
que se apunta sale
exactamente del nacimiento
del pelo (justo en la raya
del pelo) pasa por la mitad
de la nariz y termina en la
mitad de donde empieza la
boca de Mona Lisa.
El punto que señala
la fecha verde es
exactamente el
centro de la pupila
del ojo izquierdo
de la Gioconda, y la
fecha celeste marca
el centro de la
pupila del ojo
derecho.
Actividad 1:
Busca en la siguiente imagen la
proporción aurea:
Actividad 2:
Toma una fotografía de tu rostro y
realiza busca la proporción aurea.
Descargar

Diapositiva 1 - Universidad de Antofagasta