Luis Montero Cáceres
Pintor Peruano
Presentación Nº 30
Gabriela Lavarello de Velaochaga - junio 2009
Luis Montero Cáceres
1826-1869
Nació en Piura y falleció en el Callao víctima de la fiebre amarilla.
Desde muy pequeño estudió pintura con el quiteño José Anselmo Yañez.
A los once años de edad, en 1837, recibió clases del dibujante y
falsificador de monedas, el francés Robert Tiller, que se hallaba preso en
la cárcel de Piura.
Ya en Lima, en 1843, concurre durante
un semestre a la Academia de Dibujo y Pintura de Lima, dirigida por el
pintor Ignacio Merino. Dedicado a su pasión, realiza un retrato en
miniatura del Presidente Ramón Castilla lo que decidió, por parte del
gobierno, el otorgamiento de una beca a Italia en 1848.-------------------i
Tras una larga y accidentada travesía, llegó al puerto de Génova, sigue
a Livorno (Liorna) donde es protegido por el Conde Ceppi quien lo
conduce a Florencia, ingresando a la Academia de Bellas Artes de esa
ciudad, donde permaneció casi tres años, allí fue discípulo de Giuseppe
Bezzuoli (1784-1855) y Servolini. En 1849, pintó una Magdalena, que
expuso en Italia para luego ser enviada al Presidente Castilla y así
conseguir la prórroga del goce de la renta oficial que era de 400 soles
oro, mensuales. De esa época, (1848-1850) son: La Degollación de los
Inocentes, El Mendigo y su Hija, La Venus Dormida.
En 1850 regresó a Lima y expone su Venus Dormida (obra en el Museo de Arte de Lima).
En 1851 asume la dirección de la Academia de Dibujo y Pintura de Lima que dejó
Merino, cumpliendo la condición que se le impuso y se dedicó a pintar retratos para
compensar su escaso sueldo.
En 1852, el Presidente José Echenique Benavente
(1808-1887), sucesor de Castilla, le otorgó una pensión para volver a Europa, viajando
nuevamente a Italia y Francia; pero la revuelta del año 1854 en el Perú, derrota a José
Echenique el 5 de enero de 1855 y Montero se queda sin recursos......................
Se suspende la beca y el artista marcha a Cádiz-España; allí retrata al hijo del Virrey
Pezuela y conoce al pintor Mariano Fortuny y Marsal (1838-1874).
La Degollación de los Inocentes.
El Mendigo y su Hija.
Desde España, en 1856, se
embarca hacia Cuba, donde
permanece durante tres años;
se incorpora al Liceo Artístico
de La Habana, y conoció a su
futuro protector el peruano
Mariano Miguel de Ugarte,
apreciado en Cuba por su
colaboración en la lucha
independentista.
Contrae nupcias con la
distinguida dama puertorriqueña, Juana López, y ese
mismo día ganó una lotería
“de a cuatro mil”. En 1859
regresó a Lima y trabajó
realizando retratos...................
En 1860 se presenta, como invitado,
en la “Primera Exposición Colectiva
de Lima” organizada por el maestro
Leonardo Barbieri, la que se vio entre
el 7 y 27 de agosto de 1860. --------------------Considerada hasta hoy como la
Primera Exposición de Bellas Artes en
el Perú, la muestra se llevó a cabo en
el Convento de la Compañía (San
Pedro); por 20 días se presentaron 58
cuadros del maestro, sus alumnos y
otros pintores como: Francisco Laso,
Ignacio Merino y Luis Montero, del
cual se vieron 19 de sus obras, entre
las cuales figuraron:´......................
.............................
Limeña en la Hamaca, exhibida en
Florencia y celebrada por el crítico
C.J. Cavallucci, La Orgía, Lot y sus
Hijas, El Artista y su Modelo, Retrato
del Hijo del Virrey Pezuela, Retrato de
Anciano.
Limeña en la Hamaca, pintura exhibida en Florencia y Lima. Esta obra se vio en Cuba en
el año 2005 en la exposición , “El arte del Tabaco, muestra de marquillas, pinturas y piedras
litográficas del siglo XIX”, realizada en el Edificio de Arte Cubano del Museo Nacional de
Bellas Artes reabierto en el 2001. La Dama tiene un tabaco en la mano.
Ignacio Lecca Taboada
Doña Mercedes Diez Canseco
de Irigoyen
Don Juan Portal
Libertad o Perú Libre
Alegoría de un indígena con las
cadenas rotas, obra trabajada por
encargo del gobierno peruano. Fue
tomada como botín de guerra por
Chile y recuperada, años después, por
un mecenas del arte, luego de
permanecer un tiempo en su colección
privada fue donada por su viuda al
Congreso del Perú en 1964 .
El texto de la piedra dice:
L. Montero inventó, pintó y obsequia
al Soberano Congreso del Perú.
Se puede ver en el Salón de recibo de
la Presidencia de la ex Cámara de
Diputados denominado Salón Castilla.
Detalle de los Funerales de Atahualpa,
En 1861 viajó nuevamente a
Italia esta vez con el auspicio del
comerciante Don Mariano Miguel
de Ugarte, tacneño y hombre muy
rico que lo protege.
Al llegar a Florencia, Montero
recibe la noticia de la quiebra del
comerciante, quien le había
asegurado una renta mensual; esto
frustra sus aspiraciones y tiene que
pintar, vender sus obras y las joyas
de su esposa para subsistir.
Ya en aquella época se encontraba
realizando, por encargo del
gobierno, su obra monumental:
Los Funerales de Atahualpa, con
el propósito de exhibirla en la
próxima Exposición Universal de
París, aceptando la invitación que
le efectuara la Real Academia
Florentina de Bellas Artes.
Este gran lienzo con treinta y tres
personajes, resume las virtudes del
oficio del pintor. La suerte personal
de Montero dependía del éxito de
su cuadro.
En 1865, trabajaba ya ardorosamente, así lo certifica el escultor G. Duprez en los términos
siguientes: “... El infrascrito ha visto el gran cuadro que está pintando el Señor Luis Montero
representando Los Funerales de Atahualpa, de comisión de su gobierno. Este cuadro, que ya
está muy adelantado, produce bellísimo efecto: expresión, dibujo, evidencia de bien distribuido
color, todo, todo en suma, está estudiado con la más exquisita atención, para honor del
artista...». Exhibido en Florencia, en 1867, los periódicos: Il Corriere Italiano, Corriere de
Firenze, L’ Opinione y Gazzeta del Popolo, publicaron autorizados juicios llenos de halagos; en
éste último, Bellini se había admirado del coraje de Luis Montero para acometer la obra que,
por las dimensiones y por las exigencias históricas, difíciles de satisfacer, era ardua y costosa.
El señor Caldera, de Madrid, le suministró copiosa información acerca del armamento y la
indumentaria que la gente de Pizarro llevó al Perú.......................................................................
El dinero que le envió el Gobierno Peruano para ayudarlo en su retorno, le alcanzó solamente
para el traslado hasta Río de Janeiro, donde llegó a mediados de 1868. Montero se vio obligado
a exhibir su cuadro, hizo un triunfal recorrido por Río de Janeiro, Buenos Aires y Montevideo; y
lo exhibió a cambio de dinero, recibiendo elogiosos comentarios de la crítica y de los entendidos,
confirmando el veredicto de la crítica europea sobre el triunfo del artista. Con relación al
publicitado cuadro, el diario El Comercio de Lima de octubre de 1868 publicó lo siguiente: “...
Con 20 mil premian al pintor Montero -Los Funerales de Atahualpa- 15 mil personas han
visitado la exhibición de este célebre cuadro, que el pintor Montero ha cedido al Congreso
Nacional que lo ha premiado con 20 mil soles...».
Funerales de Atahualpa, Oleo de 3.50 X 4.30 (1864-1866) Museo de Arte de Lima
Ya en su agonía, recibió la medalla del Congreso que premiaba su talento artístico. Esta obra fue exhibida
en la Exposición Nacional-Industrial de julio de 1872, inaugurando el Palacio de la Exposición de Lima.
10 años después de su muerte, en 1879, su gran obra se lució en billetes de 500 soles
emitidos por la Junta Administradora de Emisión Fiscal. Este se emitió por Ley del 27
de enero de 1879 del Presidente Mariano Ignacio Prado Ochoa. Los nuevos billetes
de circulación oficial fueron de: 1-2-5-10-20-50-100 y 500 Soles. Estos lucen, en su
parte superior, La República del Perú y su escudo.,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,
El Mariscal Miguel de San Román Meza, Presidente constitucional, entre 1862-1863,
instauró la moneda el Sol...............................................................................................
Los de 100 Soles, emitidos por el Banco Nacional del Perú, también lucían Los
Funerales de Atahualpa, posteriormente fueron incinerados entre diciembre de 1887 y
junio de 1889, lamentablemente no se encontró ninguno.
La obra los Funerales de Atahualpa fue incautada como botín de guerra por Chile (1879-1883)
fue trasladada a Santiago de Chile. Años más tarde, se pudo recuperar gracias a la gestión
personal del tradicionalista Don Ricardo Palma Soriano ante el Presidente chileno,
Domingo Santa María (1881-86).
Artista que figura en el
Diccionario de
530. Pag.
(No se puede abrir)
Carátula, escultura de
Armando Varela Neyra
Lima-Perú
Hoy es:
viernes, 02 de octubre de 2015
SON: 00:50 h.
Algunas de la pinturas aquí vistas son gracias a la fina colaboración de:
Nanda Leonardini Herane
Raúl Chávez Murga
Tomás García Uribe
Dedicado a mi padre, Alfredo Lavarello Cossio.
Él cual, el día 4 de junio, cumple 92 años de edad.
Lo que soy, se lo debo a ellos!!!!
Responsable del programa
[email protected]
Kantuta, flor nacional del Perú,
en quechua "k'antu"; en aymara
"cantuta", y en el idioma
wanka "jinllo".
[email protected]
Descargar

luis montero caceres-pintor peruano