Lit. penitencial
Lit. de la Palabra
Ofertorio
Consagración
La Comunión
“Por favor, ponte en la presencia del Señor, y pídele de todo corazón que te
perdone todas tus culpas… todas tus faltas… que te haga merecedor(a) de
estar presente en ésta SANTA MISA. Haz llegado en el último momento, sin
tener una previa preparación ¿Por qué tienen que llegar en el último momento
a la Santa Misa? Tienen que llegar unos momentos antes, para ponerse en la
Presencia del Señor, pedir al Espíritu Santo que baje hacia ustedes… que
mande todo Su amor, que mande todo su Espíritu de Paz, para que podamos
sacar el mayor provecho de la Santa Misa”.
Lit. penitencial Lit. de la Palabra
“Atiende por favor,
escucha… es un
momento muy
importante para ti…
la Palabra del Señor
dice que Su Palabra
no vuelve a El sin
haber dado frutos…
Entonces si tu pones
atención, y durante todo
el día estas atento(a) a
algo o a todo lo que se
dijo en las Lecturas… y
vas rumiando… vas
paladeando esa Palabra
de Dios, a la larga o a la
corta, va a dar frutos en ti
de modo que pon
atención a esta parte”.
Como decía el Evangelio
Ayer,.. Dios me invita a
dar fruto, hacer todo con
amor. Cocinaré con alegría
Lit. penitencial Lit. de la Palabra
Ofertorio
Se convierte también vuestra ofrenda en una ofrenda de amor,
porque ustedes en sí mismos no tienen ningún mérito, porque
son criaturas miserables, pero vuestros ofrecimientos, vuestras
peticiones, vuestras ofrendas a Dios Padre, unidas al Sacrificio
Dijo la Virgen:
“Son los Ángeles
Guardaen
deese
cada
uno de
Redentor
de Jesucristo,
unidas ade
SulaCuerpo
momento
losla
que
están aquí… es eltienen
momento
en que
llevan ante
sus ofrendas
de
Transubstanciación,
un valor
inmenso
Dios
al Altar de
Dios… para
con la
ofrenda
quepor
hace
el
Padre…
solamente
así unirse
se justifica
vuestro
paso
la Tierra…
Sacerdote
del vino
y del agua y del pan, que después tendría
por
los Méritos
de Jesús”.
que convertirse en el Cuerpo y Sangre del Señor.
. ¡Este es el momento del Ofrecimiento! ¡Pidan por todo! Pidan por
ustedes, pero no sean egoístas, acuérdense de los pobres, de los
necesitados, de los pecadores, de los políticos, que no hay quien rece
por ellos… acuérdense de la gente que está sufriendo en las cárceles, los
enfermos… ¡Pidan, pidan mucho, pero también ofrezcan!
¡Porque eso le agrada al Señor! Ofrézcanse ustedes mismos para que El
haga Su Voluntad en ustedes, para que pueda transformarlos, ¡para que
pueda hacerlos otros Cristos!
Los Ángeles que van cabizbajos, con las manos juntas, avergonzados, son los
Ángeles de la Guarda de aquellas personas que, aún estando en la Misa,
están con la mente en cualquier parte, no están atentos… entonces los
Ángeles sienten vergüenza, porque esas personas no deberían ni siquiera
estar allá… no solamente no participan de la Misa, sino que están
avergonzando a sus Ángeles… a su Ángel de la Guarda y están ofendiendo al
Señor.
Lit. penitencial Lit. de la Palabra
Ofertorio
Consagración
En el momento en que empezaba el Santo… y toda la asamblea decía: Santo, Santo,
Santo es El Señor… de pronto desapareció todo lo que estaba detrás del Sacerdote…
paredes, techo, todo…
A la izquierda del Sacerdote,
hacia una esquina, en diagonal
al Sacerdote, partiendo de su
brazo izquierdo, había una
multitud de Ángeles… Ángeles
niños, Ángeles grandes,
Ángeles con alas, Ángeles sin
alas, seres bellísimos, en una
cantidad infinita, que cantaban
en diferentes coros la melodía
mas hermosa que se puedan
imaginar..
Todos repetían Santo, Santo,
Santo es El Señor… con las
manos juntas, mientras se
postraban de rodillas.
Del otro lado del Sacerdote, de la derecha hacia atrás, había una multitud de
seres… eran los Santos y sus Bienaventurados del Cielo. La Virgen dijo que
cuando uno ofrece la Misa y reza por sus difuntos, y va nombrándolos
mentalmente, el Señor concede la Gracia de que en ese momento se hagan
presentes ellos. Y me dijo: “Pide por tus seres queridos difuntos, por tu padre, por
tu madre, por tu abuela, pide por los tuyos”, y yo los podía ver a todos ellos allí.
Todos ellos estaban encabezados por San José… estaban casi cerca del brazo
del Sacerdote.
. La Virgen Santísima estaba de rodillas a la derecha del Altar, en una actitud
de respeto, de veneración, de adoración, atenta, escuchando todo lo que decía
el Sacerdote, con las manos juntas, de rodillas, esperando el momento sublime
de adorar a la Santísima Trinidad.
El Sacerdote expresó las palabras de la Consagración, y no escuché más
su voz. De pronto fue la Voz de Jesús. El mismo era quien iba repitiendo:
“Tomad y Comed…” Delante del Altar, en la parte de adelante, de pronto
se encendió como un Fuego, unas Llamas muy brillantes, como rojo con
dorado….
yo no podía ver las caras de las personas… eran sombras, sombras de gente,
sombras grises, con los brazos levantados hacia arriba Y dijo la Virgen: “Son las
almas del Purgatorio, que están a la espera de una oración de ustedes para
sacarlas de allá. Oren por ellas, porque cuando ellas salen del Purgatorio, ellas
oran por ustedes y los ayudan”.
En el
debajito,
la CONSAGRACION,
cuando el Sacerdote
levantaba
la Hostia,
era
unmomento
Sacerdote
de pronto se fue convirtiendo
en un hombre
grande,
porquede
prontoes
suun
cara
empezó
a brillar
mucho, mucho,
se veía
una solalaLuz
muyy vi
Jesús
Hombre
Fuerte
y Hermoso…
Me di hasta
cuentaque
cuando
el levantó
Hostia
blanca
fuerte
farol una luz
blanca,
pero blanca
dorada
las
llagas…
nocomo
era elunSacerdote,
eramuy
Jesús
que estaba
allí enylugar
de al
él.mismo tiempo.
Se ha transfigurado el cuerpo del Sacerdote
. Era Jesús mismo y Su Cuerpo abrazaba,
rodeaba el cuerpo del Sacerdote. Y dijo la
Virgen: “Nunca se fijen si el Sacerdote es
bueno o es malo… si el Sacerdote es como es,
pecador, el tendrá que dar cuentas a Dios…
ustedes fíjense que las manos de un
Sacerdote son consagradas y que por lo tanto
no es el Sacerdote… el Sacerdote viene a ser
“otro Cristo”, es la Persona de Cristo
verdaderamente”.
Cuando
el Sacerdote
el
En ese
momento
vi a Jesús elevó
crucificado,
Cáliz,
enmuy
esedeformado,
momento muy
hubo
con el
Rostro
relámpagos,
seen ese
oyeron
golpeado,
sangrando…
truenos…
era una
oscuridad
momento
salía Sangre
y Agua
de Su
terrible.
Costado, y caía, caía copiosamente
sobre el Cáliz y no se derramaba nada
sobre el Altar.
En el momento en que el Sacerdote estaba haciendo la
consagración del Cáliz, de esa Luz grande se desprendió un ave,
un pajarito, una cosa de Luz que se posó en el hombro del
Sacerdote y en Jesús.
Encima de Jesús Crucificado había una Luz muy brillante, muy grande… yo no
podía ver la cara, pero veía unas Manos sosteniendo la Cruz, unas Manos abiertas
hacia los lados, como enseñándome:
“ESE ES MI HIJO AMADO… ESTE ES MI HIJO… mira lo que estás contemplando”
¡Me di cuenta que era Dios Padre, que eran las Manos de El, y que la Santísima
Trinidad estaba presente en ese momento!
Lit. penitencial Lit. de la Palabra
Ofertorio
Consagración
La Comunión
La Santísima Virgen dijo: “Ustedes corren detrás de todas las
La Virgen me pidió que rezara por el Sacerdote celebrante… en el momento en que se
Apariciones y no está mal… y van a los lugares donde Yo me
reza por la Iglesia, por el Papa, los Obispos, por el pueblo de Dios. En ese momento y
aparezco… y no está mal, porque reciben verdaderamente muchas
en el momento en que comulga el Sacerdote, todos nosotros debemos pedir por él.
Gracias… pero ¡entiendan bien! estoy al alcance de todos, porque nunca
Pedir mientras el Sacerdote está comulgando: Señor… santifícalo, perdónalo, ayúdalo,
estoy más presente en una Aparición, que en la Santa Misa”.
sálvalo, protégelo, bendícelo, ámalo… ¡que importante es pedir por él!.
Por eso era que Ella me enseñaba su presencia allí… todo el tiempo,
.
desde que empieza la Misa, hasta que termina, la Virgen está de rodillas,
en una actitud que conmueve
Luego vino el abrazo de Paz, y la preparación de la Comunión… cuando iba a salir
para comulgar, Jesús dijo: “Espera un momento y observa”. Una de las señoras que
y Jesús dijo:
se había confesado en la mañana, se estaba acercando a recibir la Comunión… yo la
“Así es como Yo abrazo a un alma que viene a recibirme con el corazón muy limpio”; y
veía por detrás, y en el momento en que el Sacerdote ponía la Hostia en la boca de
me di cuenta de todo lo que podemos perdernos por no hacer una buena confesión…
ella, una Luz fuerte la atravesó… salía por la espalda de ella, primero una Luz muy
Alrededor de esa señora había una Gran Luz… en ese momento de la COMUNION
fuerte por la parte de sus pulmones y luego fue redondeándose la Luz, bordeando los
verdaderamente El nos abraza… ¡¡¡Cuánto, cuánto nos ama Dios!!!
hombros y la cabeza de ella…
Salí a comulgar y cuando volví, estaba yo arrodillada y
había una señora arrodillada delante de mí. Por algún
motivo yo escuchaba muy claro lo que ella decía,,
porque el Señor quería, me dice Jesús: ¡Atiende, por
favor! (ella estaba rezando con la boca cerrada, pero yo
escuchaba su voz como si ella hablara en voz alta…) y
decía más o menos así: “Señor, no aguanto más las
borracheras de mi marido, que deje de beber, porque ya
no soporto más… ¡Haz algo, Señor! él tiene que dejar
de beber. Señor piensa en mi hijo… no te olvides de mi
hijo tiene que pasar el año, ya es la segunda vez que va
a repetir, y Tu no puedes permitirlo, Señor… ¡tienes que
ayudarlo!... se acerca el pago de la renta y me va a
faltar dinero, Señor, y el colegio de los niños, y la luz…”
y empezó, pídele y pídele. “Y la vecina de al lado,
ayúdale a que se vaya de esa casa, ya no la aguanto…”
Se hizo del
un silencio…
Sacerdote
Nos
Y Jesús es el Mendigo
amor,El él
dice dijo:
en ¡Oremos!
uno de
pusimos de pie y Jesús dijo con tono muy triste:
los mensajes:
“¿Te has dado cuenta? Ni una sola vez me ha dicho que
ama…el
ni una
sola vez hadel
agradecido
el Donyque
“Yo que Soy Dios,meSoy
mendigo
amor…
lo Yo
le he hecho de bajar y de Dar Mi Divinidad para que se
único que les pido es que una
mea suamen…
¡Vengo a
humanidad…”
pedir su amor… Vengo a buscar su amor!”
En el momento de la BENDICION, la Santísima Virgen, volvió a tomar la palabra y dijo:
“Por favor, pon atención a este momento, y haz la Señal de la Cruz en la forma
debida… ésta puede ser la última bendición de tu vida. No hagan un garabato… reciban
con fervor y con respeto, con amor, la Bendición que el Sacerdote reparte en el Nombre
de la Santísima Trinidad…” cuando salíamos Jesús dijo:
“Quédate un poco más… necesito decirte algo… Ustedes organizan su vida de forma
que tienen un día para cada cosa… para visitar a sus familiares, para visitar a sus
amigos, programan vacaciones, su trabajo, pero cuál es el día en que la familia, una vez
al mes, aunque sea, dicen: “hoy es el día en que vamos todos juntos a visitar a
Jesús…” y que vengan y permanezcan… no les pido mas que media hora en Mi
presencia… y si no tienen nada que decirme, permanezcan callados… o pidan: “Jesús
te amo, quiero hacer Tu Voluntad”… no es necesario que compongan oraciones.
¡¡¡Dejen que YO los MIRE, los
MIME y los LLENE de TODO LO
QUE QUIERO LLENARLOS!!!
Descargar

Diapositiva 1