CINERARIO
PARROQUIAL
SAN JOSÉ
Inaugurado el 9 de
Octubre de 2011
Rito de
bendición
Nuestro Dios
es un Dios de
vivos y no de
muertos (Mc
12, 27)
El sacerdote
bendijo el lugar en
el que
residen tantos
sentimientos de
cariño a nuestros
seres queridos
En el Bautismo
recibimos la semilla
de la inmortalidad
Fuimos
bautizados en la
muerte y la
resurrección de
Cristo (Rm 3,11)
Aquí no reposa nadie. Sólo las
cenizas de quienes fueron
nuestros seres queridos, que están
con Dios y en nuestro corazón
Este es, por tanto, un lugar
de respeto y de veneración
Ninguno de ellos espera la resurrección,
porque quienes están aquí, ya han
resucitado, es decir no están muertos
La Parroquia de San Leandro, de acuerdo con la tradición de la
Lasobre
Parroquia
de
San
Leandro,
acuerdo
Iglesia
el cuidado
y la
veneración
de los de
fieles
difuntos,
ofrece
lugar digno
permitir sobre
el depósito
de las
con launtradición
depara
la Iglesia
el cuidado
cenizas de
difuntos.
y la veneración
denuestros
los fieles
difuntos, ofrece
un lugar digno para permitir el depósito de
las cenizas de los difuntos de la comunidad
parroquial.
Se llevará un registro con el nombre y los apellidos, el nº del
D.N.I., y las fechas de nacimiento, fallecimiento, incineración y
depósito de las cenizas. Asimismo el nombre, apellidos y D.N.I.
del familiar responsable que entrega las cenizas.
El depósito de las cenizas se realizará en día y hora que se
acuerde con el Párroco (si fuera festivo se acordará la
fecha)
La inscripción deberá efectuarse previamente en el
Despacho Parroquial. A la familia se le entregará un
Certificado
del Depósito de las mismas
En el cinerario se depositan solamente las
cenizas, sin urnas ni objetos de
ninguna especie.
No se colocarán placas recordatorias, ni
objetos de ornamentación particular.
Para depositar las cenizas en el Cinerario, un familiar o responsable deberá
presentar acta de defunción u otro documento que acredite el
fallecimiento del difunto. Firmará y aceptará las disposiciones de la
Parroquia.
El Consejo Pastoral de la Parroquia dispuso
que la aportación sería de 100 €
Dales, Señor, el descanso eterno. Brille para
ellos la luz eterna
ORACIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN POR LOS DIFUNTOS
Piadosa Madre del Carmelo Protectora de todos los que sufren y de
quienes se purifican para participaren el gozo celestial, escucha
nuestras oraciones. Te encomendamos a nuestros hermanos ya
fallecidos especialmente a ............. y a todas las benditas almas del
purgatorio. Intercede ante tu Hijo Jesucristo nuestro Salvador, para
que sea con ellos juez misericordioso y les perdone las culpas que
en su fragilidad cometieron.
Vela por quienes seguimos en este mundo y concédenos la gracia
de amarte y honrarte para siempre para que tú nos guíes a tu Hijo y
con Él participemos de la gloria eterna.
Concédele Señor el descanso eterno a todas las benditas almas.
Brille para ellas la luz perpetua
Por la misericordia de Dios descansen en paz todos nuestros
hermanos difuntos.
Amén.
Descargar

Diapositiva 1