El Circo de Don Benito
De cómo tres figurines se ríen de
un pueblo el día de la
inauguración de su plaza
Fotos: Costillares
Música: Había una vez un Circo
Vamos a ver como tres máximas figuras de la fiesta circo hacen disfrutar y
divertirse a toda una plaza abarrota en el día de su inauguración
Empezamos con la primera borreguita desmochada, se advierte que
hasta hace unos días sus pitoncitos han sido protegidos por los
condones de moda. Como se verá el animalito sale de chiqueros
tranquilo, pausadamente, con arte, gustándose por ser el primero de la
nueva plaza
Aquí el gran monstruo de la cabeza privilegiada, admírese su técnica de
enfermero sujetando al animalito para que vaya tranquilo. Nótese en el
arretrato, la mano alta. Eso si, el torito humilla bien para que el monstruo
no se pueda asustar del pitoncito.
Otro borreguito, en la primera
foto galopa al estilo de los
caballitos del tío vivo.
En la de abajo vean a la “probe”
fierita como mira a ver quien
anda por ahí
Aquí el del orinal en la cabeza, le pone la vara en la mitad del espinazo. Esta es
una nueva técnica para que el toro sienta el puyacito equilibrado, ni muy
adelante ni en el rabo. No, ahí, en la “mitá mitá” También nótese la elegancia
del de el orinal en la cabeza, o sea tranquilo, sin esfuerzos no vaya a ser que
se canse, con lo cómodo que tengo el culo aquí
Al torito fiero enamorado de la luna, le han hecho pupita con estos palotes
y duele mecachis en la mar…
Este es el Juli, el torero que
más manda en el toreo
actualmente, en la pasta y
en la plaza.
Aquí una demostración de
lo que manda. Hay que
tener muchos cojones y
mucho mando, para llevar
el toro hasta allí, a tres
metros de distancia.
Hombre cierto que la
borreguita es muy
obediente y colaboradora
¿se imaginan un toro
bravo? Los cojones iba a ir
allí a por el engaño
teniendo al tonto este a tiro.
Miren que cuadro más elegante.
La borreguita tranquila.
descansando un poco.
El borreguito también
dejándole. O sea poniendo
postura, tumbándose para
tener mejor perspectiva
visual, cuando el torito se
decida.
¡Hostia! ¿Donde está el torito?
A bueno, a la sombra un poco,
refrescándose
¡Butanerooooooo 3
bombonas al quinto!
Me imagino que este tío
con el pañuelo naranja será
el repartidor.
Vamos con otro. Izquierda, izquierda, derecha, derecha, adelante, atrás,
un, dos, tres. Así, así, se baila la yeeeeeenca, mira que que bien va la
yeeeenca..
Eh chiss quieto parao.
Tiempo muerto
Vale hombre vale tranquilo
Coño majo, anda sigue, que
todavía no has acabado el
recorrido. Joder un poco más,
que te has quedado cortito.
Otro más de los trescientos mil gallos,
gorrones, palmeros, que no ha pagado
entrada.
Ven aquí que te voy a dar yo kikiriki en la
cazuela.
Seguimos bailando la yenca.
Adviértase la cara de asustaos que tienen los pollos del
callejón, ante tanto trapío y bravura en la salida de la fiera. A
no, que están mirando la fantástica labor del de la puerta, con
gafas de sol.
Hombre el de la cabeza
privilegiada.
Otra lección de toreo de la fiesta
circo. Adviertan ustedes el
porqué de lo de la cabeza
privilegiada.
Fíjense como a pesar de llevar el
toro a tres metros, por si acaso
hace un extraño con esos
pitonazos, retrasa la pierna
contraria, para por si acaso.
¡Que grande!
Tranquilo macho que me voy a quitar
un poco las moscas. Por cierto no
tendrás por ahí un birra, tengo la
legua seca de tanto arrastrarla
Una birra no, pero si quieres
en vez del cartucho de
pescado, te hago un
cucurucho de helado tuti frutti.
Eh! ¿que pasa aquí?, ¿donde estoy?, ¿para
que me han traído a este sarao?
¡
Torito, toma pase de la
torre inclinada de Pisa.
Mira, mira, mira, allí, anda machote, al
piquito de “pallí”
Venga coño, no me pidas perdón, vamos que nos vamos
La espada “pallí” yo me voy para
este lado, tu ni te muevas.
Yo pego el brinco, me voy todavía
más, te tapo la cara “pa posiacaso”
y estos tontos de la plaza me
aplauden. Ala
Anda hombre, el alumno más
aventajado, con los dos profesores
anteriores, así cualquiera saca
matricula de honor, no te fastidia.
Venga, venga, ya está bien de descanso, vamos que
esto ya esta terminado
Eh toro, mira biiiiiiiiiiicho, que no hay torero más valiente
que yo, que no te tengo miedo, calandracas.
Venga leches, vago, que hay que ir a
tomar unos cubatas y ya han abierto la
puerta grande, no me jodas.
Eran uno dos y tres los famosos mosqueperros, el
pequeño dartacan siempre va con ellos….
Niños niñas y demás, esperemos que la función les haya divertido,
coméntenselo a sus amigos y familiares. Estaremos en las principales
ciudades de España. Recuerden El circo de la fiesta.
Descargar

El Circo de Don Benito