Jasone Rodriguez y Lucia Arguiarro
•
La denominación rayos X designa a una radiación
electromagnética, invisible, capaz de atravesar cuerpos opacos y de
impresionar películas fotográficas
• Las estructuras densas, como los huesos, bloquearán la mayoría de
las partículas de rayos X y aparecerán de color blanco; el metal y
los medios de contraste (tintes especiales utilizados para resaltar
áreas del cuerpo) también aparecerán de color blanco. Las
estructuras que contienen aire se verán negras y los músculos, la
grasa y los líquidos aparecerán como sombras de color gris. Para la
mayoría de las radiografías convencionales, el riesgo de cáncer o
de defectos debido a las células ováricas o a las células
espermáticas dañadas es muy bajo. La mayoría de los expertos
opinan que este bajo riesgo es ampliamente superado por los
beneficios de la información que se obtiene a partir de las imágenes
apropiadas.
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Radiografía abdominal
Radiografía de hueso
Radiografía de tórax
Radiografía de los dientes
Radiografía de la vesícula biliar
Radiografía de las manos
Radiografía de las articulaciones
Radiografía del cuello
Radiografía de la pelvis
Radiografía del cráneo
Radiografía de la columna torácica
Radiografía del esqueleto
¿Qué es?
• Consiste en colocar al paciente en el centro de un campo magnético
muy intenso y de una frecuencia específica. La atracción magnética
generada por el aparato dirige los electrones de algunas sustancias
corporales hacia la fuente del campo magnético. En ese momento
se capta una imagen que visualiza la forma de los tejidos formados
por esa sustancia.
• ¿Qué permite?
• La resonancia magnética es el procedimiento que permite ver mejor
los tejidos blandos, es decir, todos los componentes de la columna
vertebral que no son hueso, como el disco intervertebral, la médula
espinal, las raíces nerviosas o la eventual existencia de fibrosis.
Aunque también permite ver el hueso, éste se ve mejor con el
escáner.
•
Riesgo
La resonancia no expone al paciente a ningún tipo de irradiación peligrosa
ni es dolorosa. Requiere, sin embargo, que el paciente esté quieto durante
unos 15 minutos en un espacio pequeño, por lo que puede ser
desagradable para los que sean ansiosos o tengan tendencia a la
claustrofobia.
• Indicaciones
La resonancia magnética es el procedimiento indicado para ver los tejidos
blandos, como el disco intervertebral. Su realización es inmediata en los
siguientes casos:
-Cuando se sospecha que el dolor no se debe a una patología mecánica del
raquis, como por ejemplo en pacientes que han tenido cáncer, o cuando el
dolor aparece acompañado de alteraciones neurológicas generalizadas.
-Cuando hay datos que sugieren la necesidad de operar con urgencia, como
pérdida de control de los esfínteres -el paciente orina o defeca sin poder
controlarlo-, pérdida marcada o progresiva de fuerza y la zona interna de
los muslos.
• La obtención de imágenes se
consigue sometiendo al organismo a
un campo electromagnético, mediante
un imán.
• Las ondas magnéticas no producen
daños y los únicos pacientes con
contraindicación son los portadores de
marcapasos cardiacos.
• En los rayos x te radian, en la resonancia
no. La base de funcionamiento de la
resonancia magnética consiste en la
generación de un campo electromagnético
mediante el empleo de un imán de gran
tamaño y la emisión de ondas de radio por
parte de un escáner. La resonancia posee
una mayor capacidad para distinguir las
distintas estructuras anatómicas.
Descargar

Diapositiva 1