Las amistades
son
hechas
de
pedacitos.
Diseños del Libro
“El Principito”
De Antoine Saint Exupéri
Pedacitos de tiempo
que vivimos con cada persona.
No importa la cantidad de tiempo
que pasamos con cada amigo,
sino la calidad del tiempo que
vivimos con él.
Cinco minutos pueden tener una
importancia mayor que un día
entero.
Así, algunas amistades son hechas de risas y dolores
compartidos; otras de horas de escuela; otras de salidas,
cines, diversiones; y están aquellas que nacen
y uno no sabe por qué ...
Tal vez de silencios comprendidos, o de simpatía mutua sin
explicación.
Hoy en día, muchas amistades son
hechas sólo de e-mails y esas no
son menos importantes.
Diferentes, pero no menos
importantes.
Aprendemos a amar a las personas
sin poder juzgarlas por su
apariencia o modo de ser, sin
que podamos conscientemente
etiquetarlas.
Hay amistades profundas
que son creadas así.
Saint-Exupéry dice:
“El tiempo que perdiste por tu rosa
hace que tu rosa sea tan
importante”.
Y yo digo que el tiempo que
“perdemos” con cada amigo
hace que cada amigo sea tan
importante.
Porque el tiempo perdido con
amigos
es tiempo ganado,
aprovechado y vivido.
Junto todos los días “pedacitos”,
en una cajita bien adentro de mi corazón,
son mi tesoro.
¡Gracias por el pedacito que
me donaste!
REFLEXIÓN-COMPROMISO
• ¿Cómo son tus “pedacitos” de tiempo
vividos con tus amigos?
• Los amigos, ¿son importantes para ti?
Compromiso: “Favoreceré a los compañeros
que lo necesiten”
¿Qué conducta me ayuda a conseguirlo?
ORACIÓN FINAL “Conectados con Jesús”
Señor:
Hoy te pido por todos mis amigos...
Tú sabes cuáles, cuántos y cómo son.
Algunos más antiguos y otros más recientes;
Algunos alegres y expresivos;
Otros tímidos y callados;
Otros sinceros y bulliciosos...
en fin, todos diferentes,
Todos especiales y muy valiosos.
Te pido que también tengan una buena comunicación contigo.
Descargar

Diapositiva 1