“El borrachín”
Un borracho se para frente
a la ventana de su casa y
empieza a gritar:
-"¡Rameraaa, cabronaaa,
ábreme la puertaaa!"
Se encienden algunas luces
de
los
vecinos
y
el
borrachito vuelve a gritar:
-"¡Rameraaa,
cabronaaa,
ábreme la puertaaa!"
Salen algunos vecinos a las ventanas y el borrachito grita de
nuevo:
-"¡Rameraaa, cabronaaa, ábreme la puertaaa!"
Se prenden todas las luces de la calle y salen todos a mirar.
Sale la mujer a la ventana
y le dice:
-“Mira, Paco, no te voy a
abrir por cuatro razones.”
-“La
primera,
porque
estoy harta de tus
borracheras.”
-“La segunda, porque
es tanta la vergüenza,
que me tendré que
mudar.”
-“La tercera, porque estás
golpeando una puerta que
no es la nuestra.”
-“Y la cuarta, porque
te he dicho mil veces
que no soy ramera
cabrona . . .
¡Soy
Ramona
Cabrera!
Descargar

Diapositiva 1