• no tienes derechos
• no tienes porqué cobrar
• no has visto a Jesús
• ¿Cuáles son las nuestras críticas?
• buscan disminuir a la persona
• buscan anular a la persona
• buscan cancelar el mensaje de “alguien”.
Hago lo que Dios me pide
• 1 Corintios 9:16-17 Pues si anuncio el
evangelio, no tengo por qué gloriarme;
porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí
si no anunciare el evangelio! (17) Por lo cual,
si lo hago de buena voluntad, recompensa
tendré; pero si de mala voluntad, la comisión
me ha sido encomendada.
tú, a lo tuyo
• 1 Corintios 9:24-27 ¿No sabéis que los que
corren en el estadio, todos a la verdad corren,
pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal
manera que lo obtengáis. (25) Todo aquel que
lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para
recibir una corona corruptible, pero nosotros,
una incorruptible. (26) Así que, yo de esta
manera corro, no como a la ventura; de esta
manera peleo, no como quien golpea el aire, (27)
sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en
servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo
para otros, yo mismo venga a ser eliminado.
tú, a lo tuyo
• 1 Corintios 9:24-27 ¿No sabéis que los que
corren en el estadio, todos a la verdad corren,
pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal
manera que lo obtengáis. (25) Todo aquel que
lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad,
para recibir una corona corruptible, pero
nosotros, una incorruptible. (26) Así que, yo de
esta manera corro, no como a la ventura; de esta
manera peleo, no como quien golpea el aire, (27)
sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en
servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo
para otros, yo mismo venga a ser eliminado.
Perezoso
Proverbios 24:30-34 En cierta ocasión pasé
por el campo y por la viña
de un tipo tonto y perezoso.
(31) Por todos lados vi espinas.
El terreno estaba lleno de hierba,
y la cerca de piedras, derribada.
(32) Lo que vi jamás se me olvidó,
y de allí saqué una lección:
(33) Si te duermes un poco
y te tomas la siesta,
y si tomas un descansito
y te cruzas de brazos...
(34) acabarás en la más terrible pobreza.
•
•
•
•
•
¿Haces lo que Dios te pide?
¿Corres con la carne?
¿Criticas a los que hacen cosas para Dios?
¿Te pasas la vida “remirando”?
¡CORRE!
Descargar

Diapositiva 1