Las palabras
– este limitado recurso
que poseemos para
intentar transmitir
conceptos que muchas
veces trascienden la
realidad material
que nos cerca.
Delante de tal limitación,
las Sagradas Escrituras
de las diferentes
tradiciones religiosas
frecuentemente
echan mano a parábolas
y metáforas.
Las parábolas
representan un
símbolo externo que
torna accesible una
realidad interna.
El Sembrador que lanza
las semillas en todos
los tipos de suelo
sin distinción.
El amor que emana
de las manos de
Aquel que cultiva.
El suelo que representa
nuestro corazón,
que debemos
transformar en
tierra fértil y
acogedora.
Las metáforas,
conforme nos
recuerda el poeta,
son puentes poéticos
que el amor construyó
y que hacen conexión
entre cosas y conceptos.
Y de entre todas las
metáforas utilizadas
por las Escrituras,
una de la más bellas
es un pasaje de los
Escritos de la Fe Bahá’í...
...que compara
a nuestro cuerpo
con una jaula,
y al alma humana
con un ave
que en ella habita.
...que compara
“Imaginar
que
a nuestro
cuerpo
el espíritu
perezca
con
una jaula,
al morir el cuerpo,
y al alma humana
escon
como
unimaginar
ave
que
habita.
queenel ella
pájaro
muera
al romperse la jaula.”
“Nuestro cuerpo
es apenas la jaula,
mientras el espíritu
es el pájaro...”
“Nada tiene el pájaro
que temer, sin embargo,
con la destrucción
de la jaula”.
El día en que la tierra
reclame de vuelta el
polvo que compone
nuestro cuerpo,
“Nuestro cuerpo
es apenas la jaula,
mientras el espíritu
es el pájaro...”
“Nada tiene el pájaro
que temer, sin embargo,
con la destrucción
de la jaula”.
¿qué alturas habrá de
alcanzar en su vuelo el
ave de nuestra alma?
Aprovechemos los breves e inciertos días
de nuestra jornada terrestre, para fortalecer
las alas de nuestro espíritu.
“Alas del espíritu”
– la pureza del corazón ,
y la generosidad del alma.
“Alas del espíritu”
– el ser amante y defensor
de la Justicia.
“Alas del espíritu”
– el cuidado con el prójimo,
con el pobre y el necesitado.
De la misma
forma que
para garantizar
la salud física
precisamos
alimentarnos
adecuadamente,...
...el bienestar
de nuestra
alma también
depende de
una nutrición
espiritual
adecuada.
Una dieta
espiritual
balanceada,
donde estén
presentes en
una justa
medida
la Caridad,
la Compasión,
la Justicia,
el Amor
y el Perdón.
Al fin de
cada día,
evaluar si
nuestras acciones,
actitudes,
pensamientos
y palabras
servirán para
fortalecer
las alas de
nuestro espíritu.
Al fin de
cada día,
evaluar si
nuestras acciones,
actitudes,
pensamientos
y palabras
servirán para
fortalecer
las alas de
nuestro espíritu.
Los pájaros
no vuelan
cuanto
quieren,
sino cuanto
pueden.
Para alcanzar
las sublimes
alturas,
alas fuertes
se hacen
necesarias.
Las aves,
– la belleza de
suPara
plumaje,
alcanzar
sublimes
laslas
melodías
alturas,
de su canto
alas fuertes
embriagante,
se hacen
la suavidad
necesarias.
de su libre
vuelo por el
espacio abierto.
Metáforas visuales
y poéticas
nos hacen
recordar que
existen otras
realidades, bellas
y sutiles,
además de nuestra
superficial rutina
de los días
y las horas.
Metáforas visuales
y poéticas
nos hacen
recordar que
existen otras
realidades, bellas
y sutiles,
además de nuestra
superficial rutina
de los días
y las horas.
Cada día
es precioso;
cada hora,
sagrada.
Aprovechemos
nuestra breve
peregrinación por
el tiempo-espacio
para acumular
virtudes y bienes
inmateriales
de valor eterno.
Vivir de
tal forma
que cada día
avancemos
un poco más
en dirección
a nuestra
Bienaventuranza.
“Bienaventurados
los que aspiran
volverse
Hijos de la Luz “
“Bienaventurados
los puros de
corazón”
Jesús Cristo
“¡Oh amigo!
En el jardín
de tu corazón
no plantes sino la
“Bienaventurados
rosa del amor…”
los puros de
Bahá’u’lláh
corazón”
Jesús Cristo
Tema musical:
“The Shadow of Your Smile”,
de Johnny Mandel
Formateo:
[email protected]
Traducción al español: Tere
Descargar

O Voo Eterno - Realizacion Plena