Niños de África
Más de 120.000 niños
con edades inferiores a
18 años, están
participando en
conflictos armados por
todo África. Algunos de
estos niños no tienen
más de 7 u 8 años.
Se sabe de niños que han
ingresado voluntariamente
en las filas del ejército o de
grupos políticos armados
tras haber sido apartados
de su familia y verse
expuestos a la pobreza.
En Burundi, Costa de Marfil, la
República Democrática del Congo,
Liberia, Sierra Leona, Sudán, Uganda
o Somalia, se ha secuestrado a niños
en la calle o en aulas de colegio,
campos de refugiados o campos para
desplazados internos.
El Sida los ha dejado huérfanos, la pobreza ha llevado a sus padres
a venderlos como esclavos. Y en todas partes los caciques los
convierten en soldados.
Una vez reclutados, algunos son enviados a campos de
instrucción y adoctrinamiento militar, donde la mayoría soporta un
trato violento.
El precio personal que pagan los niños soldados suele ser muy alto:
traumados por las experiencias vividas, a muchos los persigue el
recuerdo de los abusos que presenciaron o cometieron.
«El reclutamiento y la utilización de
niños soldados menores de 15
años en conflictos armados
constituye un crimen de guerra. Los
gobiernos africanos deben firmar,
ratificar y aplicar enérgicamente las
normas internacionales que
prohíben el reclutamiento y uso de
niños soldados», dice Amnistía
Internacional.
De los 27 países con las peores tasas de mortalidad
infantil, 26 están en África
• En la República Democrática
del Congo, 3,8 millones de
personas han muerto como
resultado de una guerra que
empezó hace seis años.
• Casi la mitad de ellas eran
niños menores de cinco
años, la mayoría de los
cuales cayeron víctimas de
la desnutrición y otras
enfermedades prevenibles.
• En Sierra Leona tres de
cada 10 niños morirá antes
de su quinto cumpleaños,
según el informe de la
UNICEF
Nosotros podemos ayudarles
Descargar

Document