LOS
CORREOS
BASURA
Cómo evitarlos.
1
Las “Cadenas” y similares
Siempre que leas:
“Envíe este correo a diez personas”
(o cualquier otro número),
“Firme esta petición",
“Va a tener mala suerte",
“Va a tener buena suerte"
o “Algo chistoso aparecerá en la
pantalla después de que lo envíe" ,
Comienza a sospechar que ese
correo tiene una cookie que va a
rastrear tanto tu correo como el
correo de las personas a las que se
los mande.
El autor original del correo está recibiendo una copia cada vez que el correo se reenvía.
Estas copias le permiten compilar una lista de "correos activos” para mandarles “correo
basura” ellos mismos o para vender esas listas a los que mandan el correo basura.
Cuidado con los mensajes que dicen que los reenvíes “si no le avergüenza tener fe en
Dios, Jesús etc.”. Son correos rastreadores, y están chantajeando tu conciencia y buena fe.
A esas personas no
les importa cómo van
a conseguir tu
dirección de correo
electrónico, siempre
y cuando la
obtengan.
También los correos que hablan de niños perdidos o de
“un niño con una enfermedad incurable. ¿Qué sentiría si fuera su hijo?“.
Son rastreadores de correo que aprovechan nuestra buena voluntad para
obtener direcciones. ¡Ignorémosles y no les sigamos el juego!
2
“Tele-mercantes”
Casi todos los correos que te piden que
agregues tu nombre y lo reenvíes a tus
contactos son similares a aquéllas
cartas de hace años en las que te
pedían que enviaras postales a
“una niñita en Florida que quería
romper el Record Guinness por haber
recibido la mayor cantidad de
Tarjetas”.
Este engaño, como casi todos los correos de este tipo, es una forma de los
“tele-mercantes” para obtener y validar direcciones de correo para su
beneficio personal.
Puedes hacer un gran
favor a familiares y
amigos si les envías esta
información, ya que
ayudaríamos a reducir el
envío de “correo basura”
en el futuro. Esos correos
llegan a ralentizar la
velocidad del procesador
y ponen en peligro la
“salud” del mismo.
Ayúdate a ti mismo evitando que agreguen tu nombre a esas listas que luego
incluso venden a entidades comerciales, independientemente de la tontería de
los mensajes que envían y su falta de escrúpulos en hacerte culpable si envías
o dejas de reenviar lo que te envían.
Sólo tratan de obtener tu dirección de correo electrónico y la de tus contactos.
Puedes incluso llegar a creer que apoyas una buena causa o en el caso de las
“cadenas”, que auguran premios o castigos, accedes forzado a hacerlo…
“por si acaso… no vaya a ser que…”
!Esto no es cierto! No estás apoyando ninguna causa noble ni te va a ocurrir
nada. Lo único que está haciendo es contribuir al envío de “correo basura” y
tal vez hasta un virus. Eso sí… estás ayudando a engrosar sus economías.
volverse ricos. No les haga más fácil su trabajo.
Además, las peticiones por correo electrónico no son aceptadas por el
Congreso ni por ninguna otra entidad del Gobierno. Para que una petición
sea aceptable tienen que tener reconocida la firma electrónica y la dirección
completa de la persona que la firma, así que esto sólo es una pérdida de
tiempo y sólo estás ayudando a los que rastrean el correo electrónico.
3
Cómo anular a los “tele-mercenarios”
Modo de tratar a los “telemercadólogos”, que son esos
que llaman por teléfono para
ofrecerte lo que sea.
Para comenzar te llaman a tu
número concreto y utilizando
tu nombre y apellido:
(“Le llamamos de la Empresa
NNN. ¿Es usted D. Juan de
Juan?”). Y tú les dices: ¿Sabe
usted que está incumpliendo la
ley de Protección de Datos?
Porque me está llamando a un teléfono y nombre concreto que yo no les he dado a
ustedes. Y dirá él, en su descargo: Es que en la Guía Telefónica figura su nombre y
teléfono. A lo que tú contestarás. No es así, en la guía sólo figura el apellido y la inicial
del nombre, que usted ha usado completo. ¿Cómo lo conoce?
(Lo que demuestra desgraciadamente, que hay quien vende esas direcciones).
Pero si no quieres tanto lío, basta con que, al reclamar tu atención les digas:
“Espere un momento, por favor...” y dejas el teléfono descolgado, en vez de colgar.
Cada llamada de ese “tele mercadeo” va ser tan larga que los vendedores van a tener
que buscar otro método de ventas.
Un rato después, cuando oigas en tu altavoz el “bip-bip-bip”, sabrás que es el
momento de colgar tu teléfono porque has cumplido tu misión:
Eliminar llamadas indeseadas.
¿Alguna vez ha recibido
una de esas odiosas
“llamadas mudas”?
En estos casos una
máquina hace la llamada
y graba la hora a la que la
persona contesta el
teléfono. Esta técnica se
usa para determinar la
mejor hora del día para
que un vendedor
“humano” llame y que
alguien le conteste.
¿Y qué puedes hacer si has contestado antes de saber que se trataba de una
“llamada muda”? Sencillamente: Pulsa el botón # de tu teléfono 6 ó 7 veces lo más
rápido posible.
Esto confundirá a la máquina que marcó tu número y lo borrará de su sistema.
Tú, ya no aparecerás en sus listas de comprobación.
4
Ayuda con el correo basura:
Cuando recibas "anuncios"
y “ofertas” que tú no has
solicitado en sobre cerrado
y a tu dirección o esas
tarjetas de crédito “preaprobadas‘” que tampoco
has solicitado no tires el
sobre de respuesta que
viene en el envío.
La mayoría de estos sobres de respuesta no requieren sellos de correos.
Les cuestan más que el correo regular a las empresas que los mandan.
Si los tiras a la basura no les costaría nada. ¡Haz que paguen el correo!
Incluso, llena los sobres con otro correo basura y mándaselos de vuelta,
así pagarán más por cada sobre.
Si quieres permanecer anónimo, ten cuidado de que tu nombre no aparezca en
ninguna de las propagandas que te envíen. Incluso puedes mandarles el sobre vacío,
para mantenerles con la duda de quién lo mandó. Ellos tendrán que pagar el costo
del correo de todas formas.
Los bancos y las tarjetas de crédito están recibiendo mucha de su “basura” de
vuelta, pero necesitamos inundarles de devoluciones.
Que reciban una dosis de
su propia medicina y que
sientan lo que es recibir el
“correo basura”. ¡Con la
ventaja adicional de que
ellos son los que la pagan
doble!
De paso ayudamos al
servicio de Correos a
mantenerse ocupado,
porque dicen que el
correo electrónico les está
quitando el negocio.
¿No es una buena idea?
Esto sólo funcionará si mucha gente sigue estos consejos.
Hace mucho tiempo que yo lo hago y cada año recibo menos “correo basura”.
¡Este es un e-mail que merece la pena reenviar, en beneficio de todos…
¡MÁNDALO SIEMPRE POR CCO Y BORRA LOS REMITENTES!
Según un estudio elaborado por INTECO (Instituto Nacional de Tecnologías de
la Comunicación), 7 de cada 10 ordenadores han sido afectados por algún
tipo de virus, troyanos, malware, etc. Estos problemas no sólo son molestias.
Son problemas que nos cuesta a la sociedad en pérdidas por fraude,
inversiones adicionales para protegernos y en pérdida de tiempo.
Mapa de los principales lugares emisores de “correos basura”
Descargar

Diapositiva 1