Un electroimán es un tipo de
imán en el que el campo
magnético se produce
mediante el flujo de una
corriente eléctrica,
desapareciendo en cuanto cesa
dicha corriente.
El primer electroimán era un
trozo de hierro con forma de
herradura envuelto por una
bobina enrollada sobre él.
El tipo más simple de
electroimán es un trozo de
alambre enrollado. Una
bobina con forma de tubo
recto (parecido a un tornillo)
se llama solenoide, y cuando
además se curva de forma
que los extremos coincidan
se denomina toroide.
La principal ventaja de un
electroimán sobre un imán
permanente es que el campo
magnético puede ser rápidamente
manipulado en un amplio rango
controlando la cantidad de
corriente eléctrica. Sin embargo,
se necesita una fuente continua
de energía eléctrica para
mantener el campo.
Electroimán.
Descargar

Diapositiva 1