La Iglesia
Si desea una copia de la presentación en
PowerPoint visite:
www.escuelasabatica2000.org
Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han
de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno;
como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno
en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.
La Iglesia
Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus
discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros,
¿quién decís que soy yo?"
La Iglesia
Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus
discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros,
¿quién decís que soy yo?"
La Iglesia
Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus
discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros,
¿quién decís que soy yo?"
La Iglesia
Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus
discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros,
¿quién decís que soy yo?"
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
La Iglesia
Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus
discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros,
¿quién decís que soy yo?"
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
La Iglesia
Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus
discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros,
¿quién decís que soy yo?"
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus
discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros,
¿quién decís que soy yo?"
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus
discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros,
¿quién decís que soy yo?"
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus
discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros,
¿quién decís que soy yo?"
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus
discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros,
¿quién decís que soy yo?"
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
Respondiendo Simón
Pedro, dijo: Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
El solamente es mi roca y
mi salvación. Es mi
refugio, no resbalaré.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
El solamente es mi roca y
mi salvación. Es mi
refugio, no resbalaré.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
El solamente es mi roca y
mi salvación. Es mi
refugio, no resbalaré.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro
Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus
caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en
él; Es justo y recto.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
El solamente es mi roca y
mi salvación. Es mi
refugio, no resbalaré.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
El solamente es mi roca y
mi salvación. Es mi
refugio, no resbalaré.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
El solamente es mi roca y
mi salvación. Es mi
refugio, no resbalaré.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
El solamente es mi roca y
mi salvación. Es mi
refugio, no resbalaré.
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
De la Roca que te creó te
olvidaste; Te has olvidado
de Dios tu creador.
El solamente es mi roca y
mi salvación. Es mi
refugio, no resbalaré.
Pedro es la roca
La fe de Pedro en Jesús
como el Cristo es la roca
Jesús es la roca
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Por lo cual también
contiene la Escritura: He
aquí, pongo en Sion la
principal piedra del ángulo,
escogida, preciosa; Y el
que creyere en él, no será
avergonzado.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Por lo cual también
contiene la Escritura: He
aquí, pongo en Sion la
principal piedra del ángulo,
escogida, preciosa; Y el
que creyere en él, no será
avergonzado.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Por lo cual también
contiene la Escritura: He
aquí, pongo en Sion la
principal piedra del ángulo,
escogida, preciosa; Y el
que creyere en él, no será
avergonzado.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Por lo cual también
contiene la Escritura: He
aquí, pongo en Sion la
principal piedra del ángulo,
escogida, preciosa; Y el
que creyere en él, no será
avergonzado.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres
todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en
Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el
mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la
roca era Cristo.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Por lo cual también
contiene la Escritura: He
aquí, pongo en Sion la
principal piedra del ángulo,
escogida, preciosa; Y el
que creyere en él, no será
avergonzado.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Por lo cual también
contiene la Escritura: He
aquí, pongo en Sion la
principal piedra del ángulo,
escogida, preciosa; Y el
que creyere en él, no será
avergonzado.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Por lo cual también
contiene la Escritura: He
aquí, pongo en Sion la
principal piedra del ángulo,
escogida, preciosa; Y el
que creyere en él, no será
avergonzado.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Por lo cual también
contiene la Escritura: He
aquí, pongo en Sion la
principal piedra del ángulo,
escogida, preciosa; Y el
que creyere en él, no será
avergonzado.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Por lo cual también
contiene la Escritura: He
aquí, pongo en Sion la
principal piedra del ángulo,
escogida, preciosa; Y el
que creyere en él, no será
avergonzado.
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Por lo cual también
contiene la Escritura: He
aquí, pongo en Sion la
principal piedra del ángulo,
escogida, preciosa; Y el
que creyere en él, no será
Jesús
es la cabeza de la
avergonzado.
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Este Jesús es la piedra
reprobada por vosotros
los edificadores, la cual
ha venido a ser cabeza
del ángulo.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es
cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo
de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre
que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y
sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella.
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo
Conforme a la gracia de
Dios que me ha sido
dada, yo como perito
arquitecto puse el
fundamento, y otro edifica
encima; pero cada uno
mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede
poner otro fundamento
que el que está puesto, el
cual es Jesucristo.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me
diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he
sido glorificado en ellos.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me
diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he
sido glorificado en ellos.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me
diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he
sido glorificado en ellos.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me
diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he
sido glorificado en ellos.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me
diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he
sido glorificado en ellos.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me
diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he
sido glorificado en ellos.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa
espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales
aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me
diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he
sido glorificado en ellos.
No me voy a quedar en el
mundo, pero ellos están aquí
y yo voy a ti. Padre santo,
cuídalos por el poder de tu
nombre, el nombre que me
diste, para que sean uno así
como tú y yo (PDT).
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Ahora me voy del mundo; ellos se quedan en este mundo, pero yo voy
a ti. Padre santo, tú me has dado tu nombre; ahora protégelos con el
poder de tu nombre para que estén unidos como lo estamos nosotros
(NTV).
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me
diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he
sido glorificado en ellos.
No me voy a quedar en el
mundo, pero ellos están aquí
y yo voy a ti. Padre santo,
cuídalos por el poder de tu
nombre, el nombre que me
diste, para que sean uno así
como tú y yo (PDT).
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Ahora me voy del mundo; ellos se quedan en este mundo, pero yo voy
a ti. Padre santo, tú me has dado tu nombre; ahora protégelos con el
poder de tu nombre para que estén unidos como lo estamos nosotros
(NTV).
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me
diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he
sido glorificado en ellos.
No me voy a quedar en el
mundo, pero ellos están aquí
y yo voy a ti. Padre santo,
cuídalos por el poder de tu
nombre, el nombre que me
diste, para que sean uno así
como tú y yo (PDT).
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Ahora me voy del mundo; ellos se quedan en este mundo, pero yo voy
a ti. Padre santo, tú me has dado tu nombre; ahora protégelos con el
poder de tu nombre para que estén unidos como lo estamos nosotros
(NTV).
Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me
diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he
sido glorificado en ellos.
No me voy a quedar en el
mundo, pero ellos están aquí
y yo voy a ti. Padre santo,
cuídalos por el poder de tu
nombre, el nombre que me
diste, para
que sean uno así
Jesús quiere que su
como
tú yeste
yo (PDT).
iglesia
unida
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Ahora me voy del mundo; ellos se quedan en este mundo, pero yo voy
a ti. Padre santo, tú me has dado tu nombre; ahora protégelos con el
poder de tu nombre para que estén unidos como lo estamos nosotros
(NTV).
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Ahora me voy del mundo; ellos se quedan en este mundo, pero yo voy
a ti. Padre santo, tú me has dado tu nombre; ahora protégelos con el
poder de tu nombre para que estén unidos como lo estamos nosotros
(NTV).
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Ahora me voy del mundo; ellos se quedan en este mundo, pero yo voy
a ti. Padre santo, tú me has dado tu nombre; ahora protégelos con el
poder de tu nombre para que estén unidos como lo estamos nosotros
(NTV).
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Ahora me voy del mundo; ellos se quedan en este mundo, pero yo voy
a ti. Padre santo, tú me has dado tu nombre; ahora protégelos con el
poder de tu nombre para que estén unidos como lo estamos nosotros
(NTV).
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Ahora me voy del mundo; ellos se quedan en este mundo, pero yo voy
a ti. Padre santo, tú me has dado tu nombre; ahora protégelos con el
poder de tu nombre para que estén unidos como lo estamos nosotros
(NTV).
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las
recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han
creído que tú me enviaste.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las
recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han
creído que tú me enviaste.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las
recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han
creído que tú me enviaste.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las
recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han
creído que tú me enviaste.
Y ya no estoy en el
mundo; mas éstos están
en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me
has dado, guárdalos en tu
nombre, para que sean
uno, así como nosotros.
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las
recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han
creído que tú me enviaste.
Y les he dado a conocer
tu nombre, y lo daré a
conocer aún, para que el
amor con que me has
amado, esté en ellos, y yo
en ellos.
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las
recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han
creído que tú me enviaste.
Y les he dado a conocer
tu nombre, y lo daré a
conocer aún, para que el
amor con que me has
amado, esté en ellos, y yo
en ellos.
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las
recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han
creído que tú me enviaste.
Y les he dado a conocer
tu nombre, y lo daré a
conocer aún, para que el
amor con que me has
amado, esté en ellos, y yo
en ellos.
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las
recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han
creído que tú me enviaste.
Y les he dado a conocer
tu nombre, y lo daré a
conocer aún, para que el
amor con que me has
amado, esté en ellos, y yo
en ellos.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
No juzguéis, para que no seáis juzgados.
Y les he dado a conocer
tu nombre, y lo daré a
conocer aún, para que el
amor con que me has
amado, esté en ellos, y yo
en ellos.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
No juzguéis, para que no seáis juzgados.
No andarás chismeando
entre tu pueblo. No
atentarás contra la vida
de tu prójimo. Yo Jehová.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
No juzguéis, para que no seáis juzgados.
No andarás chismeando
entre tu pueblo. No
atentarás contra la vida
de tu prójimo. Yo Jehová.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti,
que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea
que tú me enviaste.
No juzguéis, para que no seáis juzgados.
No andarás chismeando
entre tu pueblo. No
atentarás contra la vida
de tu prójimo. Yo Jehová.
El hombre perverso levanta contienda,
Y el chismoso aparta a los mejores
amigos.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
No juzguéis, para que no seáis juzgados.
No andarás chismeando
entre tu pueblo. No
atentarás contra la vida
de tu prójimo. Yo Jehová.
El hombre perverso levanta contienda,
Y el chismoso aparta a los mejores
amigos.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
No juzguéis, para que no seáis juzgados.
No andarás chismeando
entre tu pueblo. No
atentarás contra la vida
de tu prójimo. Yo Jehová.
El hombre perverso levanta contienda,
Y el chismoso aparta a los mejores
amigos.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
No juzguéis, para que no seáis juzgados.
No andarás chismeando
entre tu pueblo. No
atentarás contra la vida
de tu prójimo. Yo Jehová.
El hombre perverso levanta contienda,
Y el chismoso aparta a los mejores
amigos.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
No juzguéis, para que no seáis juzgados.
No andarás chismeando
entre tu pueblo. No
atentarás contra la vida
de tu prójimo. Yo Jehová.
El hombre perverso levanta contienda,
Y el chismoso aparta a los mejores
amigos.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
No juzguéis, para que no seáis juzgados.
No andarás chismeando
entre tu pueblo. No
atentarás contra la vida
de tu prójimo. Yo Jehová.
El hombre perverso levanta contienda,
Y el chismoso aparta a los mejores
amigos.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma
aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos
o tres testigos conste toda
palabra.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma
aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos
o tres testigos conste toda
palabra.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma
aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos
o tres testigos conste toda
palabra.
Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y
si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y
publicano.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma
aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos
o tres testigos conste toda
palabra.
Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y
si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y
publicano.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma
aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos
o tres testigos conste toda
palabra.
Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y
si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y
publicano.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar,
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma
aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos
o tres testigos conste toda
palabra.
Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y
si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y
publicano.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros
que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre,
considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma
aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos
o tres testigos conste toda
palabra.
Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y
si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y
publicano.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros
que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre,
considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma
aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos
o tres testigos conste toda
palabra.
Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y
si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y
publicano.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros
que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre,
considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma
aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos
o tres testigos conste toda
palabra.
Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y
si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y
publicano.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros
que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre,
considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.
Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú
y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma
aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos
o tres testigos conste toda
palabra.
Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y
si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y
publicano.
Tienen el amor de Dios
Tienen la palabra de Dios
Para ser buenos testigos
Jesús quiere que su
iglesia este unida
Jesús es el fundamento
Jesús es la cabeza de la
iglesia
Jesús es la roca
La Iglesia
Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros
que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre,
considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.
Descargar

Document