Mal 3:6
"¡Porque yo, YHVH, no cambio;
por eso vosotros, oh hijos de
.
Jacob, no habéis sido
consumidos!
Pr 30:5
Probada es toda palabra de
Elohim; él es escudo a los que
en él se refugian.
Deuteronomio 4:2
No añadáis a las palabras que yo
os mando, ni quitéis de ellas, de
modo que guardéis los
mandamientos de YHVH vuestro
Elohim, que yo os mando.
Deuteronomio 12:32
"Tendréis cuidado de hacer
todo lo que yo os mando; no
añadiréis a ello, ni quitaréis de
ello.
Deuteronomio 13:18
con tal de que obedezcas la voz de
YHVH tu Elohim, guardando todos
sus mandamientos que yo te mando
hoy, para hacer lo recto ante los
ojos de YHVH tu Elohim.
1 Juan 3:4
¶ Todo aquel que comete pecado
también infringe la ley, pues el
pecado es infracción de la ley.
Mateo 5:17
¶ "No penséis que he venido para abrogar la Ley o los
Profetas. No he venido para abrogar, sino para cumplir.
18 De cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la
tierra, ni siquiera una jota ni una tilde pasará de la ley
hasta que todo haya sido cumplido.
19 "Por lo tanto, cualquiera que quebranta el más
pequeño de estos mandamientos y así enseña a los
hombres, será considerado el más pequeño en el reino de
los cielos. Pero cualquiera que los cumple y los enseña,
éste será considerado grande en el reino de los cielos.
tyvarb
t b v
SABADO = SHABBAT
Ge 2:2 And on the seventh <[email protected]`iy> day God ended
<kalah> his work which he had made; and he
rested
<shabath> on the seventh day from all his work
which
he had made
Genesis 2:2
El séptimo día Dios había terminado la
obra que hizo, y reposó en el séptimo día
de toda la obra que había hecho.
Exodo 20:8
"Acuérdate del día del sábado para santificarlo.
9 Seis días trabajarás y harás toda tu obra,
10 pero el séptimo día será sábado para YHVH tu
Dios. No harás en él obra alguna, ni tú, ni tu hijo,
ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu animal, ni
el forastero que está dentro de tus puertas.
11 Porque en seis días YHVH hizo los cielos, la
tierra y el mar, y todo lo que hay en ellos, y reposó
en el séptimo día. Por eso YHVH bendijo el día
del sábado y lo santificó.
Exodo 12:37
¶ Partieron, pues, los hijos de Israel de
Ramesés a Sucot, unos 600.000
hombres de a pie, sin contar los niños.
38 También fue con ellos una gran
multitud de toda clase de gente, y sus
ovejas y ganado en gran número.
Genesis 12:3
Bendeciré a los que te bendigan, y a
los que te maldigan maldeciré. Y en ti
serán benditas todas las familias de la
tierra."
VE’NEVRECHU
Ingertados
Numeros 15:15
Un mismo estatuto tendréis los de la asamblea y
el extranjero que resida con vosotros. Este es un
estatuto perpetuo a través de vuestras
generaciones. Como vosotros, así será el
extranjero delante de YHVH.
16 Una misma ley y una misma norma tendréis
vosotros y el extranjero que resida con
vosotros.'"
Numeros 15:29
Tanto el natural de entre los
hijos de Israel como el
extranjero que resida entre ellos
tendrán una misma ley respecto
al que cometa pecado por
inadvertencia.
Efesios 2:11
¶ Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en
la carne, erais llamados incircuncisión por los de la llamada
circuncisión que es hecha con mano en la carne.
12 Y acordaos de que en aquel tiempo estabais sin Mesias, apartados
de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, estando
sin esperanza y sin Elohim en el mundo.
13 Pero ahora en Mesias Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais
lejos habéis sido acercados por la sangre de Mesias.
14 ¶ Porque él es nuestra paz, quien de ambos nos hizo uno. El derribó
en su carne la barrera de división, es decir, la hostilidad;
15 y abolió la ley de los mandamientos formulados en ordenanzas,
;(DOGMA) para crear en sí mismo de los dos hombres un solo
hombre nuevo, haciendo así la paz.
16 También reconcilió con Elohim a ambos en un solo cuerpo, por
medio de la cruz, dando muerte en ella a la enemistad.
17 Y vino y anunció las buenas nuevas: paz para vosotros que
estabais lejos y paz para los que estaban cerca,
18 ya que por medio de él, ambos tenemos acceso al Padre en un
solo Espíritu.
19 Por lo tanto, ya no sois extranjeros ni forasteros, sino
conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Elohim.
20 Habéis sido edificados sobre el fundamento de los apóstoles y de
los profetas, siendo Yahshua Mesias mismo la piedra angular.
21 En él todo el edificio, bien ensamblado, va creciendo hasta ser
un templo santo en el Señor.
22 En él también vosotros sois juntamente edificados para morada
de Elohim en el Espíritu.
Mt 28:1
¶ In the end of the sabbath <sabbaton>, as it began
to dawn <epiphosko> toward <eis> the first <mia>
day of the week <sabbaton>, came Mary Magdalene
and the other Mary to see the sepulchre.
Mr 16:2 And very early in the morning <proi> the
first <mia> day of the week <sabbaton>, they came
unto the sepulchre at the rising of the sun.
Mr 16:9
¶ Now when Yahshua was risen early the first
<protos> day of the week <sabbaton>, he appeared
first <proton> to Mary Magdalene, out of whom he
had cast seven devils.
Lu 24:1
¶ Now upon the first <mia> day of the week <sabbaton>,
very early in the morning, they came unto the sepulchre,
bringing the spices which they had prepared, and certain
others with them.
Joh 20:1
¶ The first <mia> day of the week <sabbaton> cometh
Mary Magdalene early, when it was yet dark, unto the
sepulchre, and seeth the stone taken away from the
sepulcher.
Juan 20:19
¶ Then the same day at evening , being the first <mia> day of the week
<sabbaton>, when the doors were shut where the disciples were assembled
for fear of the Jews, came YESHUA and stood in the midst, and saith unto
them, Peace be unto you.
Hechos 20:7
week
¶ And upon the first <mia> day of the
<sabbaton>, when the
disciples came together to break bread, Paul preached unto them, ready to
depart on the morrow and continued his speech until midnight.
1Corintios 16:2
first
Upon the
<mia> day of the week <sabbaton> let every one of you lay
by him in store , as God hath prospered him, that there be no gatherings when
I come.
Exodo 31:12
¶ YHVH habló además a Moisés diciendo:
13 "Tú hablarás a los hijos de Israel y les dirás: 'Ciertamente
guardaréis mis sábados, porque esto es una señal entre yo y
vosotros a través de vuestras generaciones, para que sepáis
que yo soy YHVH, el que os santifico.
14 Guardaréis el sábado, porque es sagrado para vosotros; el
que lo profane morirá irremisiblemente. Cualquiera que haga
algún trabajo en él será excluido de en medio de su pueblo.
15 Seis días se trabajará, pero el séptimo día será sábado de
reposo consagrado a YHVH. Cualquiera que haga algún
trabajo en el día del sábado morirá irremisiblemente.'
16 "Los
hijos de Israel guardarán el sábado,
celebrándolo como pacto perpetuo a través de
sus generaciones.
17 Será señal para siempre entre yo y los
hijos de Israel. Porque en seis días YHVH hizo
los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y
reposó."
18 Y cuando acabó de hablar con él en el monte
Sinaí, dio a Moisés dos tablas del testimonio,
tablas de piedra escritas con el dedo de Elohim.
Levitico 23:1
¶ YHVH habló a Moisés diciendo:
2 "Habla a los hijos de Israel y diles que las fiestas
solemnes de YHVH, mis fiestas solemnes que
proclamaréis como asambleas sagradas, son éstas:
3 "Seis días se trabajará, pero el séptimo día será sábado
de reposo, y habrá una asamblea sagrada. Ningún trabajo
haréis; es el sábado consagrado a YHVH, dondequiera que
habitéis.
4 ¶ "Estas son las fiestas solemnes de YHVH, las
asambleas sagradas que convocaréis a su debido tiempo.
Le 26:33
"A vosotros os esparciré entre las naciones. Desenvainaré la
espada en pos de vosotros, y vuestra tierra será asolada y
vuestras ciudades convertidas en ruinas.
34 Entonces la tierra disfrutará de su reposo durante todos los
días de su desolación, mientras vosotros estéis en la tierra de
vuestros enemigos. ¡Entonces la tierra descansará y disfrutará de
su reposo!
35 Todo el tiempo que esté asolada disfrutará del reposo que no
disfrutó mientras vosotros disfrutabais de vuestro reposo cuando
habitabais en ella.
Le 26:43
Pero la tierra quedará abandonada por
ellos y disfrutará su reposo estando
desolada en ausencia de ellos. Mientras
tanto, ellos serán sometidos al castigo de
sus iniquidades, porque menospreciaron
mis decretos y porque su alma detestó
mis estatutos.
Eze 20:19
Yo soy YHVH vuestro Elohim. Andad según mis
estatutos, guardad mis decretos y ponedlos por
obra.
20 Santificad mis sábados, y serán una señal entre
mí y vosotros, para que se sepa que yo soy YHVH
vuestro Elohim.'
21 "Pero los hijos se rebelaron contra mí. No
anduvieron según mis estatutos, ni guardaron mis
decretos poniéndolos por obra, los cuales, el
hombre que los cumpla, por ellos vivirá. Y
profanaron mis sábados, por lo cual dije que
derramaría sobre ellos mi ira para agotar en ellos mi
furor en el desierto.
22 Pero yo retiré mi mano y actué por causa de mi
nombre, para no ser profanado a vista de las
naciones, ante cuya vista los saqué.
23 También en el desierto les alcé mi mano
jurándoles que los dispersaría entre las naciones y
que los esparciría entre los países,
24 porque no pusieron por obra mis decretos,
rechazaron mis estatutos, profanaron mis sábados,
y sus ojos se fueron tras los ídolos de sus padres.
Eze 22:26
"Sus sacerdotes violan mi ley y profanan mis
cosas sagradas. No hacen diferencia entre lo
santo y lo profano, ni enseñan a distinguir entre
lo impuro y lo puro. Con respecto a mis
sábados esconden sus ojos, y he sido profanado
en medio de ellos.
Isa 56:1
¶ Así ha dicho YHVH: "Guardad el derecho y
practicad la justicia; porque mi salvación está
próxima a venir, y mi justicia pronta a ser
revelada.
2 Bienaventurado el hombre que hace esto, y
el hijo de hombre que persevera en ello, que
guarda el sábado no profanándolo y que
guarda su mano de hacer el mal."
Isa 56:6
"A los hijos de los extranjeros que se han adherido
a YHVH para servirle y que aman el nombre de
YHVH para ser sus siervos, a todos los que
guardan el sábado no profanándolo y que abrazan
mi pacto,
7 a éstos yo los traeré al monte de mi santidad y les
llenaré de alegría en mi casa de oración. Sus
holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi
altar, pues mi casa será llamada casa de oración
para todos los pueblos."
Isa 58:13
¶ "Si apartas tu pie por respeto al sábado, para no hacer tu
capricho en mi día santo; si al sábado llamas delicia,
consagrado a YHVH y glorioso; y si lo honras, no haciendo
según tus propios caminos ni buscando tu propia
conveniencia ni hablando tus propias palabras,
14 entonces te deleitarás en YHVH. Yo te haré cabalgar
sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer de la
heredad de tu padre Jacob. Porque la boca de YHVH ha
hablado."
Yahshua Guardo el Sabado?
Lucas 4:16
Fue a Nazaret, donde se había criado, y
conforme a su costumbre, el día sábado
entró en la sinagoga, y se levantó para leer.
Lucas 4:31
¶ Entonces descendió a Capernaúm,
ciudad de Galilea, y les enseñaba los
sábados.
Yahshua rompio el Sabado?
Mateo 12:1
¶ En ese tiempo, Yahshua pasó por los sembrados en
sábado. Sus discípulos tuvieron hambre y comenzaron a
arrancar espigas y a comer.
2 Y al verlo los fariseos, le dijeron: --Mira, tus
discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el sábado.
De 23:25; Mr 2:23; Lu 6:1
De 23:25 "Cuando entres en la mies de tu prójimo, podrás
cortar espigas con tu mano, pero no aplicarás la hoz a la
mies de tu prójimo.
Juan 5:8
Yahshua le dijo: --Levántate, toma tu
cama y anda.
9 Y en seguida el hombre fue sanado,
tomó su cama y anduvo. Y aquel día era
sábado.
10 Entonces los judíos le decían a aquel
que había sido sanado: --Es sábado, y no
te es lícito llevar tu cama.
Juan 9:14
porque el día en que Jesús hizo lodo y le abrió los ojos era
sábado.
15 Entonces, los fariseos le volvieron a preguntar de qué
manera había recibido la vista, y les dijo: --El me puso
lodo sobre los ojos; me lavé y veo.
16 Entonces algunos de los fariseos decían: --Este hombre
no es de Elohim, porque no guarda el sábado. Pero otros
decían: --¿Cómo puede un hombre pecador hacer tales
señales? Había una división entre ellos.
17 Entonces volvieron a hablar al ciego: --Tú, ¿qué dices
de él, puesto que te abrió los ojos? Y él dijo: --Que es
profeta.
Hebreos 4:8
Porque si Josué les hubiera dado el reposo, no se
hablaría después de otro día.
9 Por tanto, queda todavía un reposo sabático para
el pueblo de Elohim.
10 El que ha entrado en su reposo, también ha
reposado de sus obras, así como Elohim de las
suyas.
11 ¶ Hagamos, pues, todo esfuerzo para entrar en
aquel reposo, no sea que alguien caiga en el mismo
ejemplo de desobediencia.
Pablo Guardo el Sabado?
Hechos 13:14
¶ Pasando de Perge, ellos llegaron a
Antioquía de Pisidia. Y en el día sábado,
habiendo entrado en la sinagoga, se
sentaron.
Hechos 13:42
¶ Cuando ellos salían, les rogaron que el sábado siguiente
les hablasen de estos temas.
43 Entonces una vez despedida la congregación, muchos
de los judíos y de los prosélitos piadosos siguieron a
Pablo y a Bernabé, quienes les hablaban y les persuadían
a perseverar fieles en la gracia de Elohim.
44 El sábado siguiente se reunió casi toda la ciudad para
oír la palabra de Elohim.
45 Y cuando los judíos vieron las multitudes, se llenaron
de celos, y blasfemando contradecían lo que Pablo decía.
Hechos 18:4 Y discutía en la sinagoga todos los sábados y
persuadía a judíos y a griegos.
Hechos 17:2 Y de acuerdo con su costumbre, Pablo entró a
reunirse con ellos, y por tres sábados discutió con ellos
basándose en las Escrituras,
Hechos 19:8 ¶ Durante unos tres meses, entrando en la
sinagoga, Pablo predicaba con valentía discutiendo y
persuadiendo acerca de las cosas del reino de Elohim.
Hechos 16:13 Y el día sábado salimos fuera de la puerta de la
ciudad, junto al río, donde pensábamos que habría un lugar de
oración. Nos sentamos allí y hablábamos a las mujeres que se
habían reunido.
1Juan 5:1
¶ Todo aquel que cree que Yahshua es el Mesias es
nacido de Elohim, y todo aquel que ama al que
engendró ama también al que es nacido de él.
2 En esto sabemos que amamos a los hijos de Elohim,
cuando amamos a Elohim y guardamos sus
mandamientos.
3 Pues éste es el amor de Elohim: que guardemos sus
mandamientos. Y sus mandamientos no son gravosos.
1Juan 2:3
¶ En esto sabemos que nosotros le hemos conocido: en
que guardamos sus mandamientos.
4 El que dice: "Yo le conozco" y no guarda sus
mandamientos es mentiroso, y la verdad no está en él.
5 Pero en el que guarda su palabra, en éste
verdaderamente el amor de Elohim ha sido perfeccionado.
Por esto sabemos que estamos en él.
6 El que dice que permanece en él debe andar como él
anduvo.
“They(the Nazarenes) have no different
ideas, but confess everything exactly as
the law proclaims it and in the Jewish
fashion—except for their belief in
Messiah…… but since they are still
fettered by the law—circumcision, the
Sabbath, and the rest—they are not in
accord with Christians”
CONFESIONES CATOLICO
ROMANAS
Cardenal James Gibbons, The Faith of Our Fathers,
(La fe de nuestros padres), edición 88, pág. 89:
"Podrás leer la Biblia desde el Génesis hasta el
Apocalipsis, y no encontrarás ni una sola línea
que autorice la santificación del domingo. Las
Escrituras mandan la observancia religiosa del
sábado, el día que nosotros nunca
santificamos".
Stephen Keenan, A Doctrinal Catechism (El
catecismo doctrinal) , 3a ed., pág. 174:
“Pregunta: Tiene usted alguna otra forma de demostrar que
la Iglesia tiene poder para instituir festividades de
precepto?
"Respuesta: Si ésta no tuviera tal poder, no podría haber
hecho aquello en lo que los religiosos modernos están de
acuerdo con ella -- ella no podría haber cambiado la
observancia del domingo, el primer día de la semana, por
la observancia del sábado, el séptimo día; un cambio para
el cual no hay autoridad de la Escritura".
John Laux, A Course in Religion for Catholic High
Schools and Academie (Un curso en la religión para
las escuelas secundarias y academias) (1936), vol. 1.
pág. 51:
"Algunos teólogos han mantenido que Dios, inclusive
directamente, determinó el domingo como el día de
adoración en la Nueva Ley, que El mismo ha sustituido
explícitamente el sábado por el domingo. Pero esta teoría ha
sido abandonada completamente. Ahora es la creencia que
Dios sencillamente dio a su IgIesia la autoridad para apartar
cualquier día o días que ella crea apropiados como días
sagrados. La Iglesia escogió el domingo, el primer día de la
semana, y en el transcurso del tiempo añadió otros días
como días sagrados".
Daniel Ferres, ed., Manual of Christian Doctrine
(Manual de doctrina cristiana) (1916), pág. 67:
"Pregunta: ¿Cómo se puede comprobar que la
Iglesia tiene la autoridad para imponer fiestas y días
festivos?
"Respuesta: A través del mismo acto de cambiar el
sábado al domingo, lo cual aceptan los protestantes;
y, por lo tanto, éstos indulgentemente se contradicen
al observar el domingo estrictamente y romper con
otras fiestas ordenadas por la misma Iglesia".
Cardenal James Gibbons, arzobispo de
Baltimore (1877-1921), en carta firmada:
"¿Es el sábado, el séptimo día de acuerdo
con la Biblia y los Diez Mandamientos? Yo
contesto, sí . ¿Es el domingo el primer día
de la semana, y cambió la Iglesia el séptimo
día -- el sábado -- por el domingo, el primer
día? Yo contesto, sí . ¿Cambió Cristo el
día? Yo contesto, no !
"Fielmente suyo, Card. J. Gibbons".
The Catholic Mirror (El espejo católico),
publicación oficial del cardenal James
Gibbons, 23 de sept. de 1893:
"La Iglesia Católica ... por
virtud de su misión divina,
cambió el día de sábado a
domingo."
Catholic Virginian (Virginiano católico), 3 de oct. de
1947, pág. 9, art. "To Tell You the Truth" ("Para
decirle la verdad"):
"Por ejemplo, en ninguna parte de la Biblia encontramos
que Cristo o los apóstoles ordenaran que el sábado fuera
cambiado al domingo. Nosotros tenemos el
mandamiento de Dios, dado a Moisés, de guardar santo el
día sábado, esto es, el séptimo día de la semana. Hoy
muchos cristianos guardan el domingo porque nos ha
sido revelado por la Iglesia [Católico Romana], fuera de la
Biblia".
Pedro Geiermann, C.S.S.R., The Converts Catechism
of Catholic Doctrine (Catecismo de doctrina católica
de los conversos) (1957), pág. 50.
"Pregunta:
¿Cuál es el día de reposo?
"Respuesta:
El sábado.
"Pregunta:
¿Por qué nosotros observamos el domingo en lugar del
sábado?
"Respuesta:
Nosotros observamos el domingo en lugar del sábado
porque la Iglesia Católica transfirió la solemnidad del
sábado al domingo".
Martin J. Scott, Things Catholics Are Asked About
(Cosas que se les pregunta a los católicos) (1927), pág.
136:
"En ninguna parte de la Biblia se declara que la adoración
se deba cambiar del sábado al domingo ... Ahora, la Iglesia
... instituyó, por la autoridad de Dios, el domingo como el
día de adoración. Esta misma Iglesia, por la misma
autoridad divina, enseñó la doctrina del purgatorio mucho
antes que la Biblia fuera hecha. Tenemos, por lo tanto, la
misma autoridad en cuanto al purgatorio que tenemos en
cuanto al domingo".
Peter R. Kraemer, Catholic Church Extension Society (Sociedad Anexa de
la Iglesia Católica) (1975). Chicago, Illinois, EE.UU.:
"En cuanto al cambio de la observancia del sábado judaico al domingo
cristiano, quisiera llamar la atención a los hechos:
"1) Que los protestantes, quienes aceptan la Biblia como su única regla de fe y
religión, deben por todos los medios regresar a la observancia del sábado. El
hecho de que no lo hacen, pero, por el contrario, observan el domingo, los
pone en rídiculo a los ojos de todo hombre pensante.
"2) Nosotros, los católicos, no aceptamos la Biblia como la única regla de fe.
Además de la Biblia tenemos la Iglesia viva, la autoridad de la Iglesia, como
una regla para guiarnos. Declaramos que esta Iglesia, instituida por Cristo
para enseñar y guiar al hombre por la vida, tiene el derecho a cambiar las leyes
ceremoniales del Antiguo Testamento, y, por lo tanto, nosotros aceptamos su
cambio del sábado al domingo. Declaramos con franqueza que la Iglesia
realizó este cambio, hizo esta ley, al igual que ha hecho muchas otras leyes -por ejemplo, el viernes de abstinencia, el celibato sacerdotal, las leyes que
tienen que ver con los matrimonios mixtos, reglamentación de los matrimonios
católicos y mil leyes más.
"Siempre causa algo de risa ver a las iglesias protestantes, en el púlpito y a
través de legislación, exigir la observancia del domingo, de la cual no hay nada
en su Biblia".
T. Enright, C. S. S. R., en una disertación, Hartford,
Kansas, EE.UU., 18 de feb. de 1884:
"Repetidamente he ofrecido $1,000 [dólares] a
cualquiera que me pueda comprobar, sólo con la
Biblia, que estoy obligado a guardar santo el domingo.
No hay tal ley en la Biblia. Es una ley solamente de la
Iglesia Católica. La Biblia dice, 'Acuérdate del día
sábado para santificarlo'. La Iglesia Católica dice, 'No.
Por mi poder divino yo anulo el día sábado y mando a
santificar el primer día de la semana.' Y, ¡he aquí! El
mundo entero civilizado se arrodilla en reverente
obediencia al mandato de la Santa Iglesia Católica".
CONFESIONES PROTESTANTES
Los teólogos y predicadores
protestantes de una ancha gama
denominacional han sido bastante
cándidos en admitir que no hay
autoridad bíblica para observar el
domingo como el día de reposo.
Anglicana/Episcopal
Isaac Williams, Plain Sermons on the Catechism
(Sermones sencillos del catecismo) , vol. I págs. 334, 336:
"Y, ¿dónde se nos dice en las Escrituras que debemos
guardar el primer día? Se nos ordena guardar el séptimo,
pero en ninguna parte se nos ordena guardar el primer
día ... La razón por la cual santificamos el primer día de
la semana, en lugar del séptimo, es la misma por la cual
observamos muchas otras cosas, no porque la Biblia sino
la iglesia las ha prescrito".
Canon Eyton, The Ten Commandments
(Los Diez Mandamientos) , págs. 52, 63,
65:
"No hay palabra ni indicación alguna en el
Nuevo Testamento en cuanto a abstenerse de
trabajar en domingo ... En cuanto al descanso
dominical, no hay ley divina ... La observancia
del miércoles de ceniza o cuaresma se
fundamenta en la misma base que la
observancia del domingo".
Obispo Seymour, Why We Keep
Sunday (Por qué guardamos el
domingo):
"Nosotros hemos hecho el cambio del
séptimo al primer día, del sábado al
domingo, por la autoridad de la Santa
Iglesia Católica".
Bautista
Dr. Edward T. Hiscox, en un documento leído ante una conferencia de
ministros en Nueva York el 13 de nov. de 1893, reportado en el New York
Examiner, del 16 de nov. de 1893:
"Hubo y todavía hay un mandamiento para santificar el día sábado, pero ese
día sábado no era el domingo. Se dirá sin embargo, y con cierta muestra de
triunfo, que el día de reposo [el sábado] fue transferido del séptimo al primer
día de la semana ... ¿Dónde se puede encontrar el registro de esa transacción?
En absoluto no existe en el Nuevo Testamento.
"A mí me parece inexplicable que Jesús, durante tres años de trato con sus
discípulos, hablando frecuentemente con ellos en cuanto al asunto del sábado ...
nunca hizo alusión a ninguna transferencia del día; tampoco fue insinuada tal
cuestión durante cuarenta días de vida después de su resurrección.
"Por supuesto, yo sé muy bien que el domingo vino a ser usado temprano en la
historia cristiana ... pero, qué pesar que viene marcado con el estigma del
paganismo, y bautizado con el nombre del dios sol, adoptado y sancionado por
la apostasía papal, y dejado como un legado sagrado al protestantisimo".
William Owen Carver, The Lord's Day in Our
Day (El día del Señor en nuestro día) , pág. 49:
"Nunca hubo un cambio formal o
autoritativo del séptimo día judío
sabático al primer día de observancia
cristiano".
Congregacionalistas
Dr. R. W. Dale, The Ten Commandinents (Los Diez
Mandamientos) (New York. Eaton & Mains), págs. 127129:
"... es muy claro que, no importa cuan rígida o
devotamente nosotros pasemos el domingo, no estamos
guardando el sábado ... El sábado fue fundado sobre un
mandamiento específico divino. Nosotros no podemos
abogar por tal mandamiento para la obligación de
observar el domingo ... No hay ni una sola oración en el
Nuevo Testamento para sugerir que incurramos en
alguna penalidad por violar la supuesta santidad del
domingo".
Timothy Dwight, Theology: Explained and
Defended (Teología: explicada y defendida) (1823),
Ser. 107, vol. 3, pág. 258.
"... el sábado cristiano [domingo]
no está en las Escrituras, y no fue
Ilamado sábado por la Iglesia
primitiva."
Discípulos de Cristo
Alexander Campbell, The Christian Baptist (El cristiano bautista) , 2 de
feb. de 1824, vol. 1. Núm. 7, pág. 164:
"Pero, dicen algunos, 'fue cambiado del séptimo al primer día'.
¿Dónde? ¿Cuándo y por quién? Nadie lo puede decir. No, nunca fue
cambiado, ni podía ser cambiado, a menos que la creación volviera a
ser. ¡Pues, la razón por el cambio tendría que ser cambiada antes que
la observancia (o el respeto dado a la razón por el cambio) pudiera ser
cambiada! Se trata de fábulas de viejas hablar del cambio del sábado
del séptimo al primer día. Si fue cambiado, fue aquel personaje
solemne que lo cambió -- el mismo que Intenta cambiar las
festividades y la ley ex officio -- Creo que se llama Doctor Anticristo ".
First Day Observance (La observancia del primer día)
, págs. 17, 19:
"Al primer día de la semana comúnmente se le llama
'sábado'. Esto es un error. El sábado de la Biblia era
el día que justamente antecedía al primer día de la
semana. Al primer día de la semana nunca se le ha
llamado 'sábado' en ninguna parte de las Escrituras.
También es un error hablar del cambio del reposo
bíblico del sábado al domingo. No hay en ningún
lugar en la Biblia insinuación alguna de tal cambio".
Luterana
The Sunday Problem (El problema del domingo) , un
libro de estudio de la Iglesia Unida Luterana (1923),
pág. 36:
"Hemos visto, gradualmente, como se desvanece la
impresión del sábado judío de la mente de la Iglesia
cristiana, y cuan completamente el nuevo pensamiento,
que es la base de la observancia del primer día, tomó
posesión de la Iglesia. Hemos visto que los cristianos
de los primeros tres siglos nunca confundieron el uno
con el otro, pero durante algún tiempo celebraron
ambos".
Dr. Augustus Neander, The History of the
Christian Religion and Church (La historia de
la religión e iglesia cristianas) , Henry John
Rose, tr. (1843), pág. 186:
"El festival del domingo, como todos los demás
festivales, fue siempre solamente una ordenanza
humana, y estuvo lejos de las intensiones de los
apóstoles establecer un mandamiento divino al
respecto -- lejos de la mismas y de la Iglesia
apostólica primitiva -- el transferir las leyes del
sábado al domingo".
John Theodore Mueller, Sabbath or Sunday
(Sábado o domingo) , págs. 15-16:
"Pero ellos yerran enseñando que el domingo ha
tomado el lugar del sábado del Antiguo
Testamento y; por lo tanto, debe ser guardado
como el séptimo día tuvo que observado por los
hijos de Israel ... Estas iglesias yerran en su
enseñanza, porque la Escritura de ninguna manera
ordenó el primer día de la semana en lugar del
sábado. Sencillamente, no hay ninguna ley en el
Nuevo Testamento a tal efecto".
Augsburg Confession of Faith (La confesión de fe de Augsburgo) ,
art. 28; escrito por Melanchthon, aprobado por Martín
Lutero, 1530; como fue publicado en el Libro de convenio de
la Iglesia Evangélica Luterana , Henry Jacobs, ed. (1911), pág.
63:
"Ellos [católicos romanos] se refieren al día sábado
como día que fue transformado al día del Señor,
contrario al Decálogo, como tal aparece. Tampoco
hay ningún ejemplo al cual le den tanta importancia
como al cambio del día sábado. iSegún dicen,
grande es el poder de la Iglesia puesto que ha hecho
caso omiso de uno de los Diez Mandamientos!"
Metodista
Harris Franklin Rall, Christian Advocate
(Defensor cristiano) , 2 de julio de 1942, pág. 26:
"Considere el asunto del domingo. Hay indicaciones
en el Nuevo Testamento de cómo la iglesia vino a
guardar el primer día de la semana como su día de
adoración, pero no hay ningún pasaje en el que se les
mande a los cristianos que guarden ese día, o que
transfieran el sábado judío a ese día".
John Wesley, The Works of the Rev. John Wesley, A.M. (Las obras del Rev.
John Wesley, A.M.) , John y Emory, ed. (New York: Eaton & Mains), Sermón
25, vol. 1. pág. 221:
"Pero, la ley moral, encerrada en los Diez Mandamientos y
reforzada por los profetas, El [Cristo] no la anuló. Su venida
no tuvo por propósito revocar ninguna parte de la misma.
Esta es una ley que nunca puede ser abrogada ... Cada parte
de esta ley tiene que permanecer en vigor sobre toda la
humanidad, por todas las edades, sin depender de tiempo o
lugar, o cualesquier otras circunstancias propensas al
cambio, sino de la naturaleza de Dios y la naturaleza del
hombre, y su incambiable relación mutua".
Dwight L. Moody
D. L. Moody, Weighed and Wanting (Pesado y
hallado falto) (Fleming H. Revell Co: New York),
págs. 47-48:
"El sábado era obligatorio en el Edén, y ha estado en
vigencia desde entonces. Este cuarto mandarniento
empieza con la palabra 'acuérdate', lo que demuestra que el
sábado ya existía cuando Dios escribió la Ley en las tablas
de piedra en el Sinaí. ¿Cómo pueden los hombres
pretender que sólo este mandamiento ha sido anulado,
cuando todavía admiten que los otros nueve todavía siguen
vigentes?"
Presbiteriana
T.C. Blake, D.D., Theology Condensed
(Teología condensada) págs. 474-475:
"El sábado es parte del decálogo -- Los Diez
Mandamientos. Esto de sí solo resuelve la cuestión
de la perpetuidad de la institución... Por lo tanto,
hasta que se pueda demonstrar que toda la ley
moral ha sido abolida, el sábado permanecerá. La
enseñanza de Cristo confirma la perpetuidad del
sábado".
Deuteronomio 4:2
No añadáis a las palabras que yo
os mando, ni quitéis de ellas, de
modo que guardéis los
mandamientos de YHVH
vuestro Elohim, que yo os
mando.
CONSTANTINE’S CHRISTIAN
CREED
I renounce all customs, legalisms, unleavened breads
and sacrifices of lambs of the Hebrews
And all the other Feasts of the Hebrews, sacrifices,
prayers, aspirations, purifications, and
Propitiations and fast and new moons and sabbaths
and superstitions and hymns and chants,
And observances and synagogues, absolutely
everything jewish, every law, rite and custom and if
Afterwards I shall wish to deny and return to Jewish
superstition, or shall be found eating with jews
Or feasting with them, or secretly conversing and
condemning the Christian religion instead of openly
Confuting them and condemning their vain faith, then
let the trembling of cain and the leprosy of Gehazi
Cleave to me, as well as the legal punishments
to which I acknowledge myself liable.
And may I be an anathema in the world to come,
and may my soul be set down with satan
And the devils.”
(stcfano Assemani, Acta Sanctorium
Martyrum Orientaliom at Accidentalium, Vol.
1 Rome 1748 page 105
Furthermore, any follower of the “Jewish Messiah” who wish to
join this “holy community”
Was compelled to adopt a different set of rules and customs.
Subsequently special creeds were
Drafted , to which the Christian would have to swear such as:
I accept all customs, rites, legalism, and feast of the Romans,
sacrifices, prayers, purifications with water, sanctifications by
Pontificus Maxmus ( high priest of Rome), propitiations, and
feast and the NEW SABBATH “ SOL DIE” all new chants and
observances, and all the foods and drinks of the Romans. In
other words, I absolutly accept everything Roman, every new
law, rite and custom of Rome and the New Roman Religion”
Additionally, in approximately 365 AD, the Catholic Council of Laodicea wrote, in one
of their canons:
Christians must not judaize by resting on the sabbath, but must work on that day,
rather, honoring the Lord’ Day. But if any shall be found to be Judaizers, let them be
anathema(against) from Christ”
Descargar

Document