CUATRO ETAPAS DE
CRECIMIENTO A TRABAJAR
CON LOS POBRES
CUATRO ETAPAS DE
CRECIMENTO ESPIRITUAL
 La compasión hacia los
pobres.
 Abogar a favor de los
pobres.
 Humildad para aceptar el
hecho de que los pobres
son capaces de salvarse
a ellos mismos.
 Solidaridad, lo que nos
sitúa a su nivel con
deseos de participar en
su proyecto.
COMPASIÓN
 Cuanto más que
estamos expuestos a los
sufrimientos de los
pobres, la más profunda
y duradera es nuestra
compasión.
 La compasión nos lleva
a la acción: la caridad
común, y una
simplificación de
nuestro estilo de vida.
ABOGAR EN DEFENSA DEL
POBRE
 Este paso comienza
cuando se descubre que
la pobreza es un
problema estructural.
 O que nuestra acción
cambia algo o no vamos
a avanzar más que
antes.
 La decisión de abogar
para los pobres surge de
nuestra justa ira contra
un sistema que ahoga a
los pobres.
 Nos sentimos obligados
a cambiar la sociedad.
HUMILDAD
 Los pobres deben salvarse a ellos mismos. No
necesitan que la hagamos por ellos.
 La humildad requiere una decisión por la cual nos
ponemos al servicio de los pobres y aceptamos lo que
nos pueden enseñar.
 Los pobres saben mejor que nosotros qué hacer y
cómo hacerlo.
 Siempre existe la tentación de idealizar a los pobres.
SOLIDARIDAD
 Los pobres son seres
humanos como nosotros. A
veces cometen errores, son
muy orgullosos, faltan
cmprometerse y dedicarse. A
veces son irresponsables.
 Sin embargo, debemos
aprender de ellos.
 Aprendemos de los pobres,
cuando nos convertimos en
amigos suyos a su nivel. Es
por las relaciones personales
y la confianza que se
desarrolla que nos escuchan
nuestras opiniones.
 Solidaridad significa tomar en
serio el proyecto de los
pobres. La respuesta es
caminar juntos.
Descargar

LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA