EL TEATRO ELISABETIANO
s. XVII
Para comenzar, decir que la
palabra “teatro” proviene del
griego: theatron y la palabra
actual deriva también del latín:
theatrum.
 Significado de teatro según la Real
Academia:
Género literario al que pertenecen
las obras dramáticas compuestas
para ser representadas en un
escenario.


Los orígenes auténticos del teatro, los
debemos buscar en las iglesias, pues fue
allí donde aparecieron las primeras obras
de teatro, consistían en la representación
de los textos evangélicos en fechas
importantes como Navidad, Semana
Santa, Corpus Christi.
CARACTERÍSTICAS DEL TEATRO ROMÁNTICO:
-
-
-
-
Temática: el amor de los protagonistas
desencadena una serie de desastres.
Personajes: son sacados de un pasado histórico.
Abundan las escenas violentas, duelos, suicidios,
muertes…
Forma: se combinan la prosa y el verso.
Finalidad: conmover al espectador y desaparece
de la obra de teatro todo afán didáctico o
moralizador.
El autor romántico: al hacer prevalecer los
sentimientos sobre la razón, manifiesta libremente
sus emociones más intimas, dando prioridad a la
melancolía y a la desesperación. La lírica será su
género preferido.
El paisaje: elemento muy importante en su obra.
Prefiere una naturaleza que conecte con sus
sentimientos por eso buscan paisajes agrestes,
noches tormentosas, ambientes nocturnos etc.
SUS AUTORES
En Inglaterra hubo muchos y muy notables
escritores de teatro durante el romanticismo son
embargo sus más distinguidos autores fueron el
famoso William Shakespeare y el no menos
conocido Christopher Marlowe. Estos dos, cada
uno con sus correspondientes obras
conmocionaron a la sociedad inglesa de la época
que por la mayoría era muy conservadora.
Christopher Marlowe: las piezas teatrales de Marlowe tuvieron un enorme
éxito. Sus obras eran el principal repertorio de la compañía teatral de
Alleyn, la Admiral´s men, durante la última década del s.XVI. Sus obras
más famosas: Tamburlaine, Faustus, o Barabas.
 William Shakespeare: en sus últimas obras desarrolla el género de la
tragicomedia, a veces con un final feliz en el que se entrevé la posibilidad
de la reconciliación, después de una tragedia. Su presencia en Londres, fue
aproximadamente, entre 1590 y 1613, año en que dejó de escribir.

EL TEATRO ELISABETIANO






Contexto
Los relativamente estables reinados de Isabel I (1558-1603) y
Jacobo I (1603-1625) alumbran la época dorada de la literatura
inglesa, antes de los turbulentos años revolucionarios de mediados
de siglo. El Barroco inglés contará con grandes poetas, como John
Donne o John Milton, y con una rica tradición teatral, coronada por
la gigantesca figura de William Shakespeare.
A finales del siglo XVI, el teatro adquiere en Inglaterra su forma
moderna, a lo largo de un proceso muy parecido al del coetáneo
teatro barroco español. Anteriormente, no había más que tres
modalidades dramáticas:
teatro religioso.
teatro culto a imitación de los clásicos.
compañías itinerantes, que representaban piezas cómicas.



La importancia del lenguaje en el
teatro romántico inglés.
En el teatro elisabetiano nos llama la
atención la gran elaboración del
diálogo y la importancia que tiene la
palabra en la obra. Esto se debe al
modo de representación, pues la
escena es muy simple, tan sólo
aparece el personaje o personajes
correspondientes en un escenario
vacío, sin ninguna decoración o con un
escaso mobiliario. Es posible que el
actor luciera lujosos trajes y que
estuviera completamente concentrado
en la recitación de los versos, aun así,
en la actualidad ésta forma de
representación nos provocaría una
sensación de vacío, nos resultaría
incompleta.
Es por ello que toda la responsabilidad
recae en la palabra. Para reforzarla los
autores recurren a la forma poética.







Los lugares de representación para las
comedias
Las obras teatrales se fueron instalando en lugares
de representación, concretamente todos los teatros
de Inglaterra se localizaban en Londres. Para
finales de siglo ya se habrían construido ocho
teatros en dicha ciudad.
La forma de los teatros recordaba a la vieja forma
de los inns, que eran las posadas donde
anteriormente actuaban los cómicos. Aún así, la
estructura de los nuevos teatros ingleses era algo
más compleja que la de los corrales de comedias en
España.
La forma del escenario era poligonal y se
estrechaba por la parte delantera, dejando tres
lados para que cuando los espectadores ocupasen
sus asientos el escenario se quedara rodeado. Tenía
un metro de altura aproximadamente, dejando por
encima de él las cabezas del público.
Al fondo del escenario había un soportal con un
gran hueco en medio tapado por una cortina, y
puertas a ambos lados para que entrasen y saliesen
los actores.
Encima del soportal había una galería, a modo de
balcón, y quedaba todavía otro piso, desde el cual
tocaban los músicos, ocultos por un enrejado de
madera. Sobre todo ello estaba colocada una
bandera que se izaba cuando comenzaba la
función.
El hueco cortinado del soportal y la galería servían
de segundos planos que enriquecían la marcha de
la historia.









El público de la época
La gente importante que acudía al teatro no se colocaba en el mismo lugar que el
resto del público, ellos tenían “asientos de preferencia” situados en los laterales de la
plataforma escénica.
En esta época todavía no se les permite a las mujeres representar papeles teatrales,
por lo que los papeles femeninos tenían que ser representados por hombres.
La música en el teatro
La música que tocaban durante las funciones era un elemento esencial, pues
acompañaba la voz del actor cuando cantaba y separaba los diferentes actos de la
comedia.
El horario teatral
Las actuaciones tenían lugar durante la primera parte de la tarde, ese horario era el
ideal porque todavía no había anochecido y se podía aprovechar la luz del día.
Datos curiosos de la época
El teatro se convirtió en un vicio para la gente de la época, pero no sólo tenían este
capricho, también les encantaba el tabaco. Fumaban constantemente durante el
transcurso de las obras y convertían la atmósfera teatral en una permanente
atmósfera ahumada.
Descargar

el-teatro-elisabetiano