•
•
Sostiene científico Lonnie Thompson
Glaciares andinos se derriten“Cambios climáticos y sus efectos en los
glaciares del Perú”, fue el nombre de la conferencia ofrecida
recientemente en el Museo de Historia Natural por el catedrático de la
Universidad de Ohio, Lonnie Thompson, quien reveló más de una razón
para preocuparnos seriamente sobre la progresiva pero firme
desaparición de nuestros glaciares.
Thompson es un convencido de que el hombre siempre espera el
último momento para tomar una acción frente a una crisis. Pero esta
vez tendría que ser muy distinto, pues los cambios climáticos vienen
disminuyendo de manera rápida y alarmante los glaciares ubicados en
los trópicos peruanos.
• En entrevista concedida a este portal, Thompson dijo que “al
ritmo que van las cosas, un glaciar gigantesco como
Quelccaya (cordillera de Vilcanota) sólo podría durar cincuenta
años; pero no hay duda de que en un siglo habrá pocos
glaciares en el planeta”.
• El retroceso de las masas de hielo en las montañas localizadas,
principalmente en latitudes tropicales, viene ocurriendo de
forma sorprendente. De acuerdo a los estudios efectuados por
Thompson, entre 1963 y 1978 el Quelccaya disminuyó en un 20
por ciento. Mientras que la principal lengua de ese monte, Qori
Kalis, se replegó 4 metros anualmente, cifra que se ha elevado
32 veces en los últimos años.
• Y no todo acaba ahí. En la Cordillera Blanca, en particular el
Huascarán, los glaciares vienen desapareciendo. Lo mismo
sucede en Coropuna (también Arequipa).
• Entonces, el fenómeno del calentamiento global no es un mito,
es una realidad, a la cual hay que asignarle la debida
importancia. Por eso el científico norteamericano considera
muy importante el Protocolo de Kioto.
•
•
•
•
•
•
Las consecuencias
La desaparición de los glaciares en el Perú y el mundo tendría un impacto
enorme, pues se verían afectadas las fuentes de energía hidroeléctrica,
escasearía el agua para el riego de la agricultura y el turismo disminuiría
enormemente, advierte este profesor del departamento de Ciencias
Geológicas de la Universidad de Ohio.
De ser así, los más afectados con las sequías serían los departamentos de
Arequipa, Ancash, Cusco, Puno, Junín y Ayacucho. Y mejor ni hablar de los
huaicos que se nos vendrían encima, y mucho menos del encarecimiento de
los productos agrícolas.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió recientemente que la
salud de la población sería gravemente amenazada por el aumento de la
malaria, la desnutrición y las enfermedades transmitidas, básicamente a
través del agua.
Más atención
El geógrafo sanmarquino, Walter Díaz Cartagena, señala que el fenómeno de
la desglaciación ha empeorado en los últimos 30 años y si continúa esa
tendencia, efectivamente, en menos de 100 años, tal como lo señalan los
científicos como Thompson, desaparecerán los glaciares.
“Y eso traerá graves consecuencias para la humanidad. Una de ellas será la
falta de agua en el planeta. En el Perú este elemento está mal distribuido,
tanto así que en la costa tenemos escasez de agua, mientras que en la
Amazonía abunda”, comenta.
Díaz Cartagena subrayó la importancia y el éxito del Protocolo de Kioto sobre
el cambio climático. “Está en manos de EE.UU. y China, países que más
emiten gases, para que la población pueda tener un mejor futuro y no como
el que se vaticina”.
•
El nevado Pastoruri se parte en dos
•
El nevado de Pastoruri, uno de los más importantes de la Cordillera
Blanca (Áncash) y de gran atractivo turístico, podría desaparecer en
unos diez años, advirtió hoy el director de la Unidad de Glaciología del
Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena), Marco Zapata.
el especialista explicó que entre 1995 y 2005 el Pastoruri perdió el 40
por ciento de su superficie glaciar debido al calentamiento global.
Además del calentamiento, el impacto del polvo que recibe y el
pisoteo de los miles de turistas que llegan a este lugar son otros
factores trascendentes, indicó el especialista.
El polvo provendría de la carretera que cruza el Parque Naciona
Huascarán, que alberga parte de las cordilleras Blanca y Negra,
cadenas de montaña en donde hallamos los nevados y picos nevados
más hermosos del país.
Pastoruri técnicamente es un glaciar, es decir que guarda sobre sus
faldas el agua congelada desde hace muchos siglos, así como la nieve
que cada año recibe en las épocas frías.
•
•
•
•
•
•
Nuevas rutas
Una comisión técnica del INRENA se encarga ahora de designar un nuevo
nevado para deportes de aventura en hielo. Este nevado debe contar con todas
las medidas de seguridad previstas por Defensa Civil. Una de las opciones es
el nevado Punta Olímpica que se encuentra en Carhuaz.
• La autoridad detalló que, a diferencia de otros años, ya no se
permite que los visitantes suban indiscriminadamente al
nevado. “Los turistas pueden llegar hasta las faldas de la
montaña y tomarse fotos o tocar la nieve, pero está prohibido
que suban a las partes altas. Para ello se ha señalizado la zona
y se ha destacado a personal para que brinde orientación
permanente a los visitantes”, dijo.
TEMEN DAÑOS. Pese a ello, la reapertura del Pastoruri ha
causado la alarma de los grupos ambientalistas, que temen que
la presión turística agrave la situación del nevado. Es que, de
acuerdo con las mediciones efectuadas por la Unidad de
Glaciología del Inrena, entre 1995 y 2007 el Pastoruri perdió el
40% de su superficie glacial y se ha determinado que,
coincidentemente, la zona que recibe mayor afluencia turística
es la que más hielo ha perdido.
Ante ello, Ortiz Reyes señaló que el proceso de deglaciación es
irreversible y que nadie podrá evitar que el Pastoruri
desaparezca. “Su tiempo estimado de vida es de 15 años. Por
eso estamos trabajando en la implementación de un centro de
interpretación que sirva para aprovechar la situación y explicar,
in situ, a los visitantes los graves efectos del cambio
climático”, puntualizó.
•
Nevados en extinción
En 1995, el Pastoruri tenía 1.8 kilómetros cuadrados de nieve. En el 2001, se redujo
a 1.4 Km. Ahora, según el geólogo Zapata, apenas alcanza los 1.1 Km. En otras
palabras, el intenso sol de los Andes ha derretido cada año cerca de 19 metros hielo
que nunca más volverán. En el pico de la montaña, la temperatura se ha elevado
0.6° C., lo que muestra un proceso irreversible. "En el Pastoruri hemos visto moscas
y cucarachas, animales que nunca antes habían pisado un nevado. No necesito ver
el documental de Al Gore para darme cuenta de que algo le está pasando al clima en
los nevados".
El geólogo Zapata ejecutó un inventario en 1989. Logró determinar a través de
fotografías aéreas que teníamos 18 cordilleras nevadas con 3,044 glaciares, con una
superficie de 2,042 km2. En 1997, otro inventario estableció que los glaciares se
redujeron a 1,595 km2, es decir, perdimos 22% de nevados. "Cuando llegué a
Huaraz, en 1970, y observaba la Cordillera Blanca. Podía ver las faldas de los cerros
aún cubiertas de nieve y de hielo. Ahora, 37 años más tarde, lo que se puede
apreciar lo largo de los 870 kilómetros es una franja muy clara donde ya no hay
glaciares".
•
Por tanto, se trata en verdad de apostar por las “energías limpias para el desarrollo”
en un cambio de la matriz energética que nos haga menos dependientes de los
hidrocarburos sean de los derivados del petróleo como el diesel 2 o los residuales,
como del gas natural que debiera tener un mayor valor agregado. Así, podríamos
tener un balance en la generación eléctrica de fuente hídrica de 33 %, de fuente
térmica a gas natural de ciclo combinado un 33 % y de las genuinas energías
renovables no convencionales un 33 %.
En la economía social de mercado como en la energía debieran primar la
racionalidad económica y ambiental sobre los intereses privados, pues como alguna
vez sostuviera Adam Smith “En algunos casos los intereses privados resultan
contrapuestos al interés público”. En este caso, el interés social apunta al fomento de
las genuinas energías renovables no convencionales.
http://www.connuestroperu.com/index.php?option=com_content&task=view
&id=2188&Itemid=41
http://maps.grida.no/go/graphic/rapid_retreat_of_glaciers_in_the
_cordillera_blanca_peru
•
Hace un par de años tuve la oportunidad de visitar Ancash y deleitar mi vista
con la hermosura de sus enormes montañas, cubiertas con esa nieve blanca y
abundante. Sin embargo, el calificativo de "abundante nieve blanca" corre el
riesgo de desparecer, cuando nos refiramos a alguna montaña en el Perú. El
Huascarán y sus demás hermanos blancos tienen los días contados por el
calentamiento global; asimismo, la contaminación ambiental es un riesgo más
al ya mencionado. Y es que, como comentario, les digo que no sabemos
apreciar ni querer lo que tenemos. El hecho de ser limeño mazamorrero no
evita que pueda apreciar y querer esas maravillas de la naturaleza que son los
nevados peruanos, más aún si en una zona tropical a la que pertenece
Sudamérica, la Cordillera de los Andes ha creado tales maravillas, no sólo para
los peruanos, también para el mundo.
•
Creo que ninguno de nosotros se merece un castigo semejante, como es el de
privarnos de no tener a los más bellos nevados del mundo (sino lo saben, el
Alpamayo fue considerado en una ocasión el nevado más bello del mundo).
Asimismo, invoco a los jovenes escolares que visitan Ancash en su viajes de
promoción a que cuiden lo nuestro, pues, no me olvido de esa vez, en el viaje
que realice, que a pesar de la advertencia de los guías y profesores de no dejar
bolsas plásticas en los nevados, los escolares hicieron lo contrario, pues
dejaron regada las bolsas, sin tomar conciencia del daño que estaban
causando.
•
Los nevados no nos acompañarán por siempre estimados paisanos, si es que
no los cuidamos como debe ser: Con amor a nuestra tierra.
Moisés Gustavo García Jiménez
Existen muchos problemas ambientales que están enfermando a
nuestro planeta. Estos a su vez guardan estrecha relación con otros
problemas económicos y sociales.
Es fundamental que los conozcamos, sepamos qué está pasando, por
qué sucede, qué hay de malo en ellos y, lo más importante de todo,
qué podemos hacer para ayudar a proteger a nuestro ambiente.
Éstos son tan sólo algunos, estamos trabajando para brindarte más.
•
•
•
•
•
•
Cambio climático
Adelgazamiento de la capa de ozono
Pérdida de la biodiversidad
Basura, basura y más basura
Contaminación aquí y allá
Una red de problemas
http://www.ecopibes.com/problemas/index.html
• "Mi preocupación es que se siga destruyendo la
capa de ozono y que los lugares naturales estén
desapareciendo como los nevados de la cordillera
de los Andes peruanos, en especial del nevado
Huascarán, Huandoy y Pastoruri. Contribuyo a
cuidar la capa de ozono NO usando productos que
destruyan la capa de ozono y además platico de la
importancia de este tema con mis compañeros y
amigos." Renzo (Perú)
• "El efecto de invernadero es muy malo, hay que
solucionarlo luego; por eso un llamado a todos los
jóvenes a contribuir con esta acción de ayudar al
mundo." Camila (Argentina)
• http://www.ecopibes.com/mensajes/mensajes45.htm
Cordillera Blanca
(Ancash)
6160 m. altitud
Ramal Occidental
(Arequipa – Andes Centrales
6425 m. altitud
6633 m. altitud, Cusco
6057 m. altitud, Arequipa
Ramal Oriental – Andes del Centro
Ramal Occidental – Andes del
Centro
3818 m. altitud
Andes del Sur – Meseta del Collao
Ramal Occidental – Andes del
Norte - Ancash
Cañón del Pato formado por el
paso del río Santa a través de la
Cordillera Negra – Ancash.
LA BELLA DURMIENTE
Ramal Oriental – Sector Norte
CORDILLERA AZUL
Ramal Oriental – Sector Norte
Ambas montañas en Huánuco.
Boquerón del Padre Abad: Abierto por el río Yuracyacu al cruzar
el ramal Oriental. La caída de agua es conocida como Velo de
Novia. Se localiza en el límite de Huánuco y Ucayali
Continúa el paso del río Yuracyacu a través del ramal Oriental
Al esparcirse las gotas de agua y ser atravesadas por la luz
forman el famoso Velo de Novia.
Descargar

Diapositiva 1