¿Quién era San Pablo?
Nació entre el año 8 y 10 d.C., en Tarso
de Cilicia, de familia judía, de la tribu de
Benjamín. (Hch. 21, 39).
Recibió una sólida formación judaica,
primero en Tarso y luego fue a
Jerusalén a estudiar, tuvo por maestro
al gran Gamaliel. (Hch. 22, 3)
Su carácter era fuerte, impetuoso,
apasionado por todo lo que hacía. De
una firme voluntad que lo llevó hasta el
fanatismo. (Hch. 22, 3b)
Más o menos a los 20 años terminó su
formación rabínica y retornó a Tarso.
Con la muerte de Jesús, los cristianos comenzaron a
expandirse (los de la diáspora), Saulo los consideró una
secta sin importancia, que no merecía mayor
preocupación.
Pero después notó el crecimiento de los cristianos y su
fanatismo por la Ley lo llevó a trasladarse a Jerusalén.
Hacia el año 33 ó 34, cuando Esteban
dio testimonio de Jesús muerto y
resucitado ante el tribunal de los judíos,
Saulo que era uno de los defensores de
la Ley, participó en los hechos que
culminaron con la muerte de Esteban.
(Hch. 7, 58-59) (Hch. 8, 3).
Su fanatismo lo llevó a promover la
persecución en Jerusalén y a pedir
autorización al príncipe de los
sacerdotes para trasladarse él mismo a
Damasco, donde había un importante
núcleo de cristianos, para apresarlos y
llevarlos a Jerusalén (Hch. 9, 2).
Conversión de Saulo
Cuando se acercaba a Damasco, una luz
deslumbrante lo encegueció y lo envolvió
interiormente.
Desorientado y confuso, oyó una voz que le
decía: “Saulo, Saulo, ¿por qué me
persigues?” Preguntando a la voz quién era,
ésta le respondió: “Yo soy Jesús, a quien tú
persigues.”
(Hch. 9, 4-5).
La gracia se fue apoderando de Saulo.
Teniendo a la vista su anterior conducta,
preguntó: “Señor, ¿qué quieres que haga?”
El Señor le indicó que fuera a la casa de
Ananías, jefe de los cristianos en Damasco, de
quien recibiría la adecuada instrucción.
(Hch. 9, 7 y ss.)
Cuatro veces se cuenta la vocación de
Pablo en el Nuevo Testamento:
Hch. 9, 1-9
esto es contado por
Hch. 22, 1-21
san Lucas
Hch. 26, 2-23
Gal. 1, 11-17
esto escribe san Pablo
Ananías, después de instruirlo le impuso las manos y lo
bautizó. (Hch. 22, 16)
Saulo se retiró a Arabia. Durante dos años se preparó, se
entregó a la oración y al trato íntimo con el Señor.
Luego, volvió a Damasco, para dar comienzo a su obra
apostólica.
El Señor le manifestó su voluntad
de hacerlo Apóstol de los gentiles.
(Hch. 22, 17-18)
Hacia el año 42 d.C. un colaborador
suyo, Bernabé, lo llamó a Antioquía.
Allí desplegó una obra fecunda. En
Antioquía los seguidores de Cristo
comenzaron a ser llamados por
primera vez CRISTIANOS. (Hch. 9,
26-29) (Hch. 11, 26)
Comenzó sus viajes apostólicos (en total fueron 4),
formó comunidades a las que les escribía cartas,
manteniendo siempre un contacto personal con cada
uno de sus amigos y colaboradores en Cristo Jesús.
Las Cartas auténticas que escribió san Pablo:
-Primera carta a los
Tesalonicenses
-Carta a los Filipenses
-Carta a Filemón
-Primera y segunda
carta a los Corintios
-Carta a los Gálatas
-Carta a los Romanos
Las demás cartas atribuidas a san Pablo son: Efesios,
Colosenses, Segunda Tesalonicenses, Primera y Segunda
a Timoteo, Tito y Hebreos.
Descargar

Diapositiva 1 - Paulinas