¿Qué clase de cuna corresponde a un rey? En los países donde
hay monarquía, cuando va a nacer un niño dentro de la familia
real, sus padres le mandan a hacer una cuna con los mejores y
más caros materiales, como corresponde a un futuro rey.
Pero hace más de dos mil años, nació un rey que
no tuvo una cuna. Un pesebre es lo que hubo
para él. Nació sobre la paja, en medio de los
animales.
Seguramente el lugar no olía bien, tal vez había humedad y
bichos entre la paja y por los rincones. Tampoco sería raro que
hubiera ratones ¿Era un lugar digno de un rey? ¡Ni siquiera era
un lugar apropiado para un recién nacido!...
Pero el plan de Dios
estaba
perfectamente
trazado. No fue
casualidad que Jesús
naciera en un lugar
tan pobre. No fue
casualidad que María
y José no encontraran
otro lugar para
quedarse esa noche.
Todo está lleno de
significado.
Dios pone un espejo frente a la humanidad para que se vea
a sí misma. Las puertas que se cierran ante María y José al
pedir posada, simbolizan a todos aquellos que le cierran la
puerta de su corazón a Jesús. Todos aquellos que le niegan
la entrada a sus vidas, están reflejados en este espejo.
El humilde
pesebre, se
convirtió en lugar
de adoración y
regocijo cuando
ángeles del cielo
avisaron a los
pastores del
prodigioso
nacimiento.
Pastores y sabios
adoraron al recién
nacido en ese
lugar.
Jesús hace que el lugar más
oscuro se vuelva resplandeciente.
Solo él puede hacer de un
miserable pesebre, la morada de
un rey.
Nació en Belén en un humilde
pesebre, nació para toda la
humanidad y quiere nacer en
cada corazón humano.
Tu corazón es la
cuna que Dios
Padre quiere
para Su Hijo. No
te niegues la
oportunidad de
ver las
maravillas
que El puede
hacer
en tu vida.
UNA MUY LINDA NAVIDAD LLENA DE
BENDICIONES
Descargar

Diapositiva 1 - marianitas.org