Texto
Pasos para Orar
Visión de Isaías:
En días venideros, el monte de la casa del Señor estará firme en la
cima de los montes, encumbrado sobre las montañas.
Hacia él confluirán todas las naciones. Caminarán pueblos
numerosos que dirán: Vengan, subamos al monte del Señor, a la casa
de Dios. Él nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus
sendas; porque de Sión saldrá la ley, de Jerusalén la palabra del
Señor. Él será el árbitro de las naciones, el juez de pueblos
numerosos. De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas.
No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la
guerra.
… ven; caminemos a la luz del Señor.
1°) El Señor me convoca a su monte firme
para que transite su camino.
2°) Con la imaginación me ubico en la
situación que muestra las espadas convertidas
en arados y las lanzas en podaderas.
3°) Pido al Espíritu Santo me conduzca por el
camino de tantos hombres y mujeres, con
rostros concretos, que construyen la paz en
esta tierra.
REFLEXION
Navidad: Camino personal y colectivo en la luz del Señor
Un caminar que va de la guerra a la paz, por eso las lanzas se convertirán en podaderas,
no alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra. Un camino en el
que puedes anotarte junto a tantos hombres y mujeres, con rostros concretos, que
construyen la paz en esta tierra.
¿Cuál actitud, gesto o palabra ofrecerás cotidianamente para construir la paz?
Texto
Pasos para Orar
Aquel día: Brotará un renuevo del tronco de Jesé, y de su raíz
florecerá un vástago. Sobre él se posará el espíritu del Señor: espíritu de
prudencia y sabiduría, espíritu de consejo y valentía, espíritu de ciencia
y temor del Señor. Le inspirará el temor del Señor. No juzgará por
apariencias, ni sentenciará de oídas; juzgará a los pobres con justicia,
con rectitud a los desamparados. Herirá al violento con la vara de su
boca, y al malvado con el aliento de sus labios. La justicia será cinturón
de sus caderas, y la lealtad, correa de su cintura. Habitará el lobo con el
cordero, la pantera se tumbará con el cabrito, el novillo y el león
pacerán juntos: un muchacho pequeño los pastorea. La vaca pastará con
el oso, sus crías se tumbarán juntas; el león comerá paja con el buey. El
niño jugará en la hura del áspid, la criatura meterá la mano en el
escondrijo de la serpiente. No hará daño ni estrago por todo mi monte
santo: porque el país está lleno de ciencia del Señor, como las aguas
colman el mar. Aquel día, la raíz de Jesé se erguirá como señal de los
pueblos: la buscarán los gentiles, y será gloriosa su morada.
1°) Sigo la pista a cada detalle del nacimiento de ese pequeño
retoño y permito que me envuelva la fragancia de sus repliegues:
[] prudencia, sabiduría, consejo, valentía, ciencia, y temor del
Señor,
[] no juzga por apariencias,
[] no sentencia de oídas,
[] juzga a los pobres con justicia,
[] juzga a los desamparados con rectitud.
2°) Me hago presente en esa realidad de tan diversos tipos de
pobladores en los que se ha operado la gracia de la fraternidad
universal: lobo y cordero, pantera y cabrito, león y novillo, vaca y
oso, incluyendo sus crías, león comiendo pasto con el buey; un
muchacho pequeño los pastorea. El niño jugando en la cueva de
la serpiente.
3°) Detecto las sencillas pero sólidas ramificaciones de la raíz de
la salvación en la que todo confluye.
REFLEXION
Navidad: Esperanza en el pequeño Brote que Nace
La esperanza está fundada en un pequeño retoño que nace con una fragancia que despliega prudencia, sabiduría, consejo, valentía,
ciencia, temor del Señor, juicio auténtico y no por apariencias, sentencia basada en pruebas y no de oídas, juicio justo a los pobres, y juicio
recto a los desamparados. Esta es una esperanza que apuesta por transfigurar lo irreconciliable, de ahí que puedan coexistir: lobo y cordero,
pantera y cabrito, león y novillo, vaca y oso, incluyendo sus crías, león comiendo pasto con el buey; un muchacho pequeño los pastorea.
Hasta el niño juega en la cueva de la serpiente. Ante esta esperanza dada y nacida, no queda espacio para recular, porque no habrá ya más
daño ni estrago por todo el monte de Dios. Un monte, que desde ya, eres tú, que somos todos, que es el mundo. Porque todo está lleno de la
misericordia del Señor.
¿Estás poniendo los medios necesarios para este tipo de Esperanza?
Texto
Pasos para Orar
Esto dice el Señor: Regocíjate yermo sediento. Que se alegre el desierto y se
cubra de flores, que florezca como un campo de lirios, que se alegre y goce de
júbilo, porque le será dada la gloria del Líbano, el esplendor del Carmelo y del
Sarión. Ellos verán la gloria del Señor, la belleza de nuestro Dios.
Fortalezcan las manos débiles, robustezcan las rodillas vacilantes. Digan a
los cobardes de corazón: “Sean fuertes, no tengan miedo. Miren a su Dios, que
trae el desquite; viene en persona para resarcir y los salvará”.
Se despegarán los ojos del ciego, los oídos del sordo se abrirán, saltará como
un ciervo el cojo, la lengua del mudo cantará, y volverán los rescatados del
Señor. Vendrán a Sión con cantos de júbilo, coronados de perpetua alegría; la
dicha y el gozo será su escolta, porque la pena y aflicción habrán terminado.
1°) Veo el gran campo en el que Dios me ha
colocando en estos años de mi vida.
2°) Observo con ternura a los que tienen las manos
débiles, las rodillas vacilantes y a los de corazón
endeble. Y escucho cuando el Señor les dice: “Sean
fuertes, no tengan miedo. Yo los salvaré”.
3°) Dejo que la gracia me muestre al ciego que
recobra la vista, al sordo que ya oye, al cojo que salta
como un ciervo, y a la lengua del mudo que recupera
su canto. Todos rescatados por el Señor.
REFLEXION
Navidad: Deseo Humano de Dios
En clave más sicológica, podemos decir que la Navidad es expresión del deseo de lo divino que tenemos las personas.
A lo largo del tiempo, las personas vamos aprendiendo a saber, quienes somos, lo que somos y lo que no somos. Vamos descubriendo
nuestra riqueza, nuestra pobreza, nuestras capacidades y nuestras limitaciones. Y al descubrirlo (si es que lo hemos descubierto de
verdad), se nos manifiesta la hondura de la sed de Dios de la que estamos habitados. Por eso, la manera de vivir el adviento es la
transparencia: Conocemos nuestra pobreza y riqueza, nuestros límites y capacidades, y ya no hay que aparentar. Por ello conviene dejar
que lo mejor que Dios haya sembrado en cada quien se manifieste. Se haga diáfano.
Esa sed humana de Dios ha de ayudar a detectar a todos los que tienen las manos débiles, las rodillas vacilantes y a los de corazón
endeble. Dios quiera y escuchemos cuando el Señor les dice: “Sean fuertes, no tengan miedo. Yo los salvaré”.
¿Quieres que tu deseo cristifique para disponerte a
ver los ojos del ciego despegados, captar los oídos del sordo abiertos, el cojo saltando como un ciervo, y escuchar la lengua del mudo cantar?
Texto
Pasos para Orar
En aquellos días, el Señor habló a Acaz diciendo: «Pide al
Señor, tu Dios, una señal, de abajo en lo hondo del abismo, o
en lo alto del cielo». Respondió Acaz: «No la pediré. No
tentaré al Señor». Entonces dijo Isaías: «Escucha, casa de
David: ¿no les basta cansar a los hombres, que cansan incluso
a mi Dios? Pues el Señor, por su cuenta, les dará una señal.
Miren: la virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá
por nombre Emmanuel que significa: “Dios-con-nosotros”»
1°) Me dispongo
a las señales de Dios.
Que el “Dios-con-nosotros”
transfigure mis Imaginarios
y mis Horizontes de
Comprensión.
REFLEXION
Navidad: Exceso de Dios
La Navidad nos retrata a un Dios que rebasa sus límites. Nos revela el colmo de Dios. El hasta donde es
capaz. Y aunque las personas nos empeñemos en nuestra terquedad y cansemos al cielo, Dios no se cansa de
hacerse señal, mostrándose como “Dios-con-nosotros”»
Permitamos que ese Dios excesivo, nos coloque en la gran caminata hacia Él, como Pueblo. A todo el
pueblo: blancos y negros, de aquí y de allá, cercanos y lejanos, conocidos y desconocidos. Todos beneficiándonos
del Hijo nacido de una Virgen.
¿Cuál camino estoy haciendo?
Texto
Pasos para Orar
El pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz; sobre los que
vivían en tierras de sombras, una luz resplandeció. Engrandeciste a
tu pueblo y aumentaste el gozo. Se gozan en tu presencia, como
gozan al cosechar, como se alegran al repartirse el botín. Porque la
vara del opresor, el yugo de su carga y el bastón de su hombro, los
quebrantaste como el día de Madián. Porque un niño nos ha nacido,
un hijo se nos ha dado; lleva en sus hombros el signo principal. Su
nombre es: Consejero admirable, Dios guerrero, Padre perpetuo,
Príncipe de la paz; para dilatar el principado con una paz sin límites
sobre su reino; para sostenerlo y consolidarlo con la justicia y el
derecho, desde ahora y por siempre. El celo del Señor lo realizará.
Tengo un COLOQUIO con el Señor,
dejando que me coloque en la gran caminata
del Pueblo (todo el pueblo): blancos y negros,
de aquí y de allá, cercanos y lejanos,
conocidos y desconocidos.
Todos, bajo el esplendor de la luz,
beneficiándose del Niño que nos ha nacido,
que se nos ha dado: el Consejero admirable,
Dios guerrero, Padre que dilata su reino con
una paz sin límites.
Termino recitando el “Padrenuestro”
REFLEXION
Navidad: Luz que disipa tinieblas y abre la Ruta
En la misa de Media Noche, se nos habló de una Luz que engrandece el camino, crea la esperanza, aumenta
el deseo, muestra a Dios como el dios-con-nosotros. Por eso es una Luz que disipa las tinieblas. Una luz que lo
diafaniza todo. Esa Luz sale de una criatura, de un hijo dado en regalo perpetuo que produce un gozo irresistible.
Una luz que despliega aconsejo admirable; guerrea incesantemente; y dilata territorios y espacios sobre la base
de la paz.
¿Quieres ser Luz para el caminar de los que te rodean?
Descargar

Orar la Navidad