El cántico de los tres jóvenes en el horno
Jesús en la última cena
entonó los himnos del
rito pascual, más
conocido como el gran
hallel = Alabanza a Dios
(compendio entre los
salmos 113 hasta el 118)
Mt 26, 30
Después de cantar los
salmos se fueron al
monte de los olivos.
En sus parábolas hacía referencia al canto – Lc 15, 25: entre tanto, el hijo
mayor estaba en el campo. Cuando regresó y llegó cerca de la casa, oyó la
música y el baile.
María expresa
emociones,
sentimientos,
profesiones de fe,
alabanzas, acción de
gracias y peticiones
por su pueblo tan
necesitado de justicia
Es la respuesta comunitaria que se
logra por medio de la oración y el canto
CANTOS QUE NO SE PUEDEN CAMBIAR U OMITIR
• El Gloria
• El Santo
• El Cordero de Dios
• La aclamación del memorial
• El amén de la doxología
Canto de entrada: tiene como fin introducir la celebración, hacer sentir
en la asamblea un clima de hermanos que se reúnen en alabanza
El Señor ten piedad: Se recomienda no cambiar la formula del acto
penitencial en el canto
El gloria: Fue hecho para cantarlo cada vez que se vea conveniente
El aleluya: Prepara el corazón a la proclamación de la Palabra
El ofertorio: Este canto debe ser de alabanza o la profundización del
tema de la liturgia del día y llega a su fin hasta que las ofrendas estén
en el altar
El Santo: nunca debe ser sustituido por otro canto
La doxología: el amén se debe cantar, este es el canto más importante
de la Eucaristía
La paz del Señor: En las celebraciones litúrgicas prevalece el cordero de
Dios ya sea cantado o proclamado
Canto de entrada: Este canto se debe iniciar cuando comulga el
sacerdote. Se pueden guardar unos momentos de silencio o cantar un
salmo o un cántico de alabanza.
“Alabanza” :
Resurrección del
Señor
Pasión y muerte de
Cristo
Ambienta
la espera del Señor
El aleluya nunca se canta.
Como signo de austeridad se
aconseja omitir el canto final
• Secretos para que sus
obras cogieran fuerza: el
canto y la música.
•Se servía de su voz para
hacerle mucho bien a los
jóvenes.
•Siempre cantaba en las
diferentes fiestas y
aprovechaba para ensayar
antes otro repertorio para
darle novedad a las
celebraciones.
•Su voz era de gran
extensión, alcanzaba
armoniosamente hasta el do
de la segunda octava.
La semana Santa debe ser una
ocasión para enfervorizar a las /os
jóvenes en la piedad
Se debe acostumbrar a cultivar un
repertorio musical muy amplio y rico.
En los ratos de distensión para
entretener a las niñas, entonaba rondas
donde ellas acompañaban los cantos
con palmas y danzas, las cautivaba
haciendo de la vida un momento alegre
para el Señor.
Cuando iban a lavar al roverno “las educandas
encienden el fuego , pelan patatas, ayudan a la
madre a hacer la masa… y entretanto, cantan con
ella las bonitas canciones que les ha enseñado el
director D. Costamagna.
EL PASEO DURA TODO EL DÍA,
QUE TRANSCURRE POR LOS MONTES,
EN ALEGRE CONVERSACIÓN
Y PIADOSAS CANCIONES
Transformamos cada instante de
nuestra existencia en un himno gozoso
de adoración y de alabanza . Art 8
Las educaremos a vivir la liturgia
como un encuentro con Cristo que
transforma, sobre todo en los
sacramentos de la Eucaristía y la
reconciliación. Art 71
La oración “tiene que ser sencilla, esencial,
capaz de incidir en la vida de cada día, de
expresar el sentido de “fiesta” y hacer
participar a las jóvenes en la alegría del
encuentro con Cristo”. Art 38
“Así reunidas, podremos alabar al Padre y confiarle
los sufrimientos y las alegrías de cada una, todos
nuestros proyectos apostólicos, las inquietudes de
las jóvenes y del mundo” Art 47
Tocaba muy bien el piano, el órgano
y el violín
No importa si la casa es fría, si el
alimento es pobre – pobre, si su aula
de música está amoblada de forma
rudimentaria.
Le preguntan cómo logra estar tan
serena. “estoy en paz porque
cuando puedo rezar, rezo, cuando no
puedo hacerlo, canto mentalmente.
Debemos abrirnos a la
humildad gozosa del
“Magnificat”
para ser, como ella,
“auxiliadoras”, sobre
todo entre las jóvenes.
Dijo Dios: toquen y canten juntas para todas
estas personas que necesitan mi música, la
música del amor!
PARA TI, PARA TI, PARA TI TODA MI MÚSICA SEÑOR
PARA TI TODA MI MÚSICA, PARA TI TODA MI MÚSICA
PARA TI, PARA TI, PARA TI TODA MI MÚSICA SEÑOR
PARA TI TODA MI MÚSICA, PARA TI TODA MI MÚSICA
QUIERO CANTAR CON LA HERMOSURA
DE LA BONDAD Y LA JUSTICIA
QUIERO TENER CONCIENCIA RECTA DENTRO DE MI.
QUIERO FIJARME EN LO QUE ES DIGNO,
QUIERO MIRAR CON OJOS LIMPIOS.
PARA TI, PARA TI, PARA TI TODA MI MÚSICA SEÑOR
PARA TI TODA MI MÚSICA, PARA TI TODA MI MÚSICA
PARA TI, UUH, PARA TI, PARA TI TODA MI MÚSICA SEÑOR
SOLO PARA TI, SOLO DE TI, SOLO POR TI SEÑOR
QUIERO CANTAR CON LA HUMILDAD,
CON LA BELLEZA Y LA VERDAD.
QUIERO DAR VIDA CON MI CANTO A LOS DEMÁS.
QUIERO HABLAR AL CORAZÓN, CONSOLAR CON MI VOZ.
PARA TI, PARA TI, PARA TI TODA MI MÚSICA SEÑOR
PARA TI TODA MI MÚSICA, PARA TI TODA MI MÚSICA
PARA TI, UUH, PARA TI, PARA TI TODA MI MÚSICA SEÑOR
SOLO DE TI, SOLO PARA TI, SOLO POR TI SEÑOR.
PARA TI, PARA TI, PARA TI TODA MI MÚSICA SEÑOR
PARA TI TODA MI MÚSICA, PARA TI TODA MI MÚSICA
Descargar

el canto en la biblia, en la litúrgia y en el carisma salesiano