El
Romanticismo
(págs. 183, 188, 189, 190,
234, 235 y 236)
¿Qué es?
El Romanticismo es
un movimiento
artístico que se basa
en dos pilares
básicos:
• el liberalismo
político
• la libertad artística:
basada en la
inspiración.
El bardo.
Jonh
Martin
El liberalismo político está
relacionado con las ansias
de libertad de los pueblos,
que se concretan en dos
movimientos
paradójicamente
opuestos:
• independentismos
(Grecia y Bélgica)
• nacionalismos
(Alemania e Italia).
Contexto
histórico
Libertad guiando al pueblo.
Delacroix
• La última consecuencia
del nacionalismo en
literatura será el gusto
por lo folklórico y lo
popular. También
llamado costumbrismo o
pintoresquismo
• En Alemania produjo la
recreación del cuento
popular, con los
Hermanos Grimm como
ejemplo más
característico
Temas románticos
1. la rebeldía, así pues
alcanzan la altura de
héroes aquellos
personajes que
demuestran su
alejamiento de la
sociedad, proscritos,
marginales y malvados,
como en la “Canción del
pirata” de Espronceda o
el Fausto de Goethe.
Satanás se convierte en héroe, capaz de
la rebelión más audaz: contra Dios
2. El tedio es también un
mal romántico, cuya
consecuencia inmediata
son las ansias de
evasión concretadas en:
• en el espacio, como es
el gusto por el exotismo
• en el tiempo, que se
manifiesta en el disfrute
de lo histórico,
principalmente lo
medieval.
temas
temas
3. La evasión más rotunda es
la muerte, sobre todo el
suicidio; será por tanto
frecuente lo morboso: el
uso
de
cementerios,
fantasmas
y
muertos
(Frankenstein de Mary
Shelley o Drácula de Bram
Stocker ), todo lo cual
anuncia el desarrollo de
un
nuevo
género
novelesco: la novela de
terror.
temas
4. Asociado con los
anteriores encontramos
un gusto morboso por la
muerte, lo
fantasmagórico, lo
medieval y las ruinas.
“En olas de la muerte me siento
renacer; en un bálsamo, en éter se
convierte mi sangre.
Yo vivo cada día por la fe y el
valor, y en el fuego del éxtasis me
muero cada noche.”
Novalis
5. sentimentalismo: será
frecuente la expresión de
los propios sentimientos,
lo que señala el fuerte
individualismo de la
época; estos sentimientos
se expresan con tono
exaltado y con cercanía
a lo hiperbólico.
6. individualismo: la
sencillez y naturalidad
de estos autores junto al
dolor subjetivo, la
melancolía y la simbiosis
poeta-paisaje
temas
La barca de Medusa. Gericault
Forma
• La ruptura de todo
tipo de reglas.
• Se producen juegos
métricos e
innovaciones
• Rescate de viejos
metros, como el
romance, utilizado
para la narración
histórica.
Géneros y
autores: novela
http://www.youtube.com/watch?v=eEFevUpgF
7w
• La novela histórica es la
más afortunada en Europa,
con Ivanhoe, de Walter
Scott;
• la novela sentimental,
Orgullo y prejuicio o
Sentido y Sensibilidad con
una cierta crítica a las
convenciones sociales de
Jane Austen también tiene
un mérito destacable.
• En España podemos
señalar El Señor de
Membibre de Gil y
Carrasco
Géneros y
autores: poesía
• Poesía narrativa:
– Predomina el
romance
– Temas legendarios
– Lenguaje altisonante
• Poesía lírica
– Predomina el
sentimiento
hiperbólico.
• Autores: Zorrilla,
Duque de Rivas y
Espronceda.
Con once heridas mortales,
hecha pedazos la espada,
el caballero sin aliento
y perdida la batalla,
manchado de sangre y polvo,
en noche oscura y nublada,
en Ontígola vencido
y deshecha mi esperanza,
casi en brazos de la muerte
el laso potro aguijaba
sobre cadáveres yertos
y armaduras destrozadas. (…)
La hermosísima Filena,
de mi desastre apiadada,
me ofreció su hogar, su lecho
y consuelo a mis desgracias.(…)
Curábame las heridas,
y mayores me las daba;
curábame el cuerpo,
me las causaba en el alma.(…)
“Más crueles son tus ojos
que las polonesas lanzas:
ellas hirieron mi cuerpo
y ellos el alma me abrasan.
“Tuve contra Marte aliento
en las sangrientas batallas,
y contra el rapaz Cupido
el aliento ahora me falta.
“Deja esa cura, Filena;
déjala, que más me agrabas;
deja la cura del cuerpo,
atiende a curarme el alma
CANCIÓN DE LA
MUERTE
Débil mortal no te asuste
mi oscuridad ni mi nombre;
en mi seno encuentra el hombre
un término a su pesar.
Yo, compasiva, te ofrezco
lejos del mundo un asilo,
donde a mi sombra tranquilo
para siempre duerma en paz.
Isla yo soy del reposo
en medio el mar de la vida,
y el marinero allí olvida
la tormenta que pasó;
allí convidan al sueño
bate el olvido sobre él.
aguas puras sin murmullo,
allí se duerme al arrullo
de una brisa sin rumor.
Soy melancólico sauce
que su ramaje doliente
inclina sobre la frente
que arrugara el padecer,
y aduerme al hombre, y sus
sienes
con fresco jugo rocía
mientras el ala sombría
Poesías líricas. 1840. José de Espronceda
Pasó un día y otro día
un mes y otro mes pasó,
y un año pasado había,
mas de Flandes no volvía
Diego, que a Flandes partió.
Lloraba la bella Inés
oraba un mes y otro mes
su vuelta aguardando en vano,
del crucifijo a los pies
do puso el galán su mano.
Todas las tardes venía
después de traspuesto el sol,
y a Dios llorando pedía
la vuelta del español,
y el español no volvía.
Jesús, Hijo de María,
ante nos esta mañana,
citado como testigo
por boca de Inés de Vargas,
¿juráis ser cierto que un día
a vuestras divinas plantas
juró a Inés Diego Martínez
por su mujer desposarla?
Asida a un brazo desnudo
una mano atarazada
vino a posar en los autos
la seca y hendida palma,
y allá en los aires: "¡Sí, juro!"
clamó una voz más que humana.
Alzó la turba medrosa
la vista a la imagen santa…….
Los labios tenía abiertos
y una mano desclavada.
Leyendas. José de Zorrilla. “A buen juez, mejor testigo
Evolución del
romanticismo
• La expresión exacerbada de los
sentimientos dará lugar a una poesía
muy exagerada, que evolucionará
hacia otra más intimista y
marcadamente personal, en poetas,
sobre todo, de la siguiente
generación.
• Los señalados como el segundo
Romanticismo, Gustavo Adolfo
Bécquer y Rosalía de Castro, los
cuales realizan una depuración
estética fundamental para la poesía
posterior
RIMA LIII
Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.
Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres...
¡esas... no volverán!.
Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.
Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día...
¡esas... no volverán!
Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.
Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido...; desengáñate,
¡así... no te querrán!
Ansia que ardiente crece,
vertiginoso vuelo
tras de algo que nos llama
con murmurar incierto,
sorpresas celestiales,
dichas que nos asombran;
así cuando buscamos lo escondido,
así comienzan del amor las horas.
Inaplacable angustia,
hondo dolor del alma,
recuerdo que no muere,
deseo que no acaba,
vigilia de la noche,
torpe sueño del día
es lo que queda del placer gustado,
es el fruto podrido de la vida.
Rosalía de Castro,
En las orillas del Sar
• insuperable labor ensayística
• inaugura
el
periodismo
español.
• Sus artículos de corte político,
de crítica social, de sátiras de
costumbres y de temas
literarios.
• Abarca así todos los aspectos
de la vida española, con
entusiasmo y clarividencia.
• Obras:
– Artículos de costumbres
– El doncel de don Enrique el
doliente
Mariano José de
Larra
Rasgos del
teatro
Paul Delaroche: The Execution of Lady Jane Grey. 1833
The National Gallery, London
• tema histórico
• ruptura de reglas. (En
todas las obras se produce
la ruptura de la regla de
las tres unidades, de
acción, lugar y tiempo).
• Tragedias
• en verso
• el protagonista principal,
cuyo destino trágico está
prefijado, tiene un
carácter romántico por su
situación marginal, por su
marcada rebeldía o por su
maldad satánica
• Don Álvaro o la fuerza del
sino, del Duque de Rivas
• Los amantes de Teruel, de
Juan Eugenio de
Hartzenbusch
• La conspiración de Venecia
de Martínez de la Rosa
• Don Juan Tenorio, de José
Zorrilla.
El tema tan hispánico del Tenorio
tiene aquí un desenlace también muy
romántico, pues el personaje satánico,
rebelde y pecador se enamora de doña
Inés, siendo este amor el que le salva,
no ya de la muerte, sí de las llamas
eternas del infierno
obras
Don Diego
padre
Don Juan
Doña Inés
Don Luis
Doña Ana
Don Gonzalo
padre
Don Juan Tenorio
¡Cálmate, pues, vida mía!
Reposa aquí, y un momento
olvida de tu convento
la triste cárcel sombría.
¡Ah! ¿No es cierto, ángel de amor,
que en esta apartada orilla
más pura la luna brilla
y se respira mejor?
Esta aura que vaga llena
de los sencillos olores
de las campesinas flores
que brota esa orilla amena;
esa agua limpia y serena
que atraviesa sin temor
la barca del pescador
que espera cantando al día,
¿no es cierto, paloma mía,
que están respirando amor?
Esa armonía que el viento
recoge entre esos millares
de floridos olivares,
que agita con manso aliento;
ese dulcísimo acento
con que trina el ruiseñor
de sus copas morador
llamando al cercano día,
¿no es verdad, gacela mía,
que están respirando amor?
Por dondequiera que fui,
la razón atropellé,
la virtud escarnecí,
a la justicia burlé
y a las mujeres vendí.
Yo a las cabañas bajé,
yo a los palacios subí,
yo los claustros escalé,
y en todas partes dejé
memoria amarga de mí.
Los amantes de
Teruel (1217)
Pedro Fernández
de Azagra
boda
padres
Juan Diego
de Marsilla
Isabel de
Segura
A modo de resumen
neoclasicismo
romanticismo
Privilegia la
Racionalidad
humana
Redescubre el
sentimiento, la
pasión hasta la
irracionalidad
Inspiración y genio
Reglas y método
Propósito didáctico Propósito estético
Descargar

Romanticismo