“¡Por tu gloria! Cada vez que elevo mis ojos hacia tu cielo, me
trae a la memoria tu excelsitud y tu sublimidad, y tu incomparable
gloria y grandeza…”
Las dádivas de Dios abrazarán, verdaderamente, a un alma
santificada como la luz de sol lo hace con la luna y las
estrellas; ten seguridad de ello
Abdu’l-Bahá
“… y cada vez que vuelvo mi mirada hacia tu tierra, me siento
compelido a reconocer las evidencias de tu poder y las señales
de tu generosidad.”
“Y cuando observo el mar, encuentro que me habla de tu
majestad, de la potencia de tu fuerza, y de tu soberanía y de
tu grandeza.”
“Y cuando quiera que contemplo las montañas, me llevan a
descubrir los emblemas de tu victoria y los estandartes de tu
omnipotencia.”
“No puede caber duda de que, si por un momento las
mareas de Su misericordia y gracia fueran negadas al
mundo, éste perecería totalmente.”
“Ninguna cosa he percibido sin percibir a Dios dentro de ella, a
Dios antes de ella , o a Dios después de ella.”
“¡Juro por tu poder, oh Tú en cuyo
puño están las riendas de toda la
humanidad, y los destinos de las
naciones! Estoy tan inflamado de
amor por Ti, y tan embriagado con
el vino de tu unicidad, que puedo
oír en el susurro de los vientos el
son de tu glorificación y
alabanza…”
“… y puedo reconocer en el murmullo de
las aguas la voz que proclama tus virtudes y
tus atributos …”
“… y puedo percibir en
el rumor de las hojas
los misterios que
han sido irrevocablemente
ordenados por Ti
en tu reino.”
“Tú quisiste que los hombres Te conocieran; por
tanto, mediante una palabra de tu boca formaste
la creación y modelaste el universo. No hay
Dios sino Tú, el Modelador, el Creador, el
Todopoderoso, el Omnipotente.”
“Sobre la más íntima realidad de cada una de las cosas creadas Él
ha derramado la luz de uno de Sus nombres y ha hecho de ella el
recipiente de la gloria de uno de Sus atributos.”
“Sobre la realidad del hombre, sin embargo, Él ha
concentrado el esplendor de todos Sus nombres y atributos y
ha hecho de ella un espejo de Su propio Ser. De entre todas
las cosas creadas tan sólo el hombre ha sido escogido para tan
grande favor y tan perdurable generosidad.”
“¡Oh amigos! Os incumbe renovar y revivir vuestras almas
por medio de los dadivosos favores que, en esta divina y
conmovedora Primavera, llueven sobre vosotros.”
“El propósito de Dios al crear al hombre ha sido y siempre será
el de capacitarle para que pueda reconocer a su Creador
y alcanzar Su presencia”
Descargar

PowerPoint 簡報