Meditación- contemplación
Mc 4,26-34
El Reino de los cielos
no se parece a nada.
El Reino de los cielos
no se parece a nada.
Solo tú puedes crearlo y mantenerlo.
Dios en ti será siempre
único e irrepetible.
La manera de manifestarlo
será siempre original.
El Reino nunca será el fruto de una programación.
No surgirá por muchas doctrinas que atesores.
No lo encontrarás en los ritos litúrgicos.
Tampoco será producto del
cumplimiento de unas normas.
Surgirá de una intuición de lo que en realidad eres,
manifestada en tus relaciones con los demás.
Cuando dejes de considerarte como un yo aislado
y descubras que eres uno con toda la Realidad.
Texto: Fray Marcos
Dominico – Orden de Predicadores
Música: Kitaro The Best Of Kitaro
http://www.granosdemaiz.com
Descargar

Diapositiva 1