 Paisaje onírico. En primer término una cabeza blanda con una enorme
nariz reposa dormida sobre la arena. Puede muy bien ser un autorretrato
estilizado del pintor. Tiene encima un blando reloj de bolsillo. A la
izquierda, sobre una mesa hay otros dos relojes: en uno se apelotona
una multitud de hormigas y el otro, blando tiene una mosca. De la mesa
nace un árbol con una sola rama sobre la que hay un tercer reloj blando.
Al fondo, iluminada fuertemente, vemos una cala recortada por
acantilados rocosos. El mar se confunde casi con el cielo cubierto de
vaporosas nubes blancas.
 El dibujo es muy académico. Los objetos están representados con
detallismo, pero sus dimensiones no son reales y están deformados.
 El cuadro está dividido en dos partes no simétricas: una tenebrista, en
primer término, y la otra, fuertemente iluminada- Predominan los tonos
frios (azules, grises, blancos), que contrastan con los cálidos (ocres,
marrones y amarillos).
 La composición : Domina la línea horizontal del mar al fondo,
remarcada por la luz, que divide el cuadro en dos mitades desiguales
pero armoniosas. Se complementa con la horizontal de la rama seca del
árbol, que equilibra la composición. Como elementos dinámicos, el
pintor utiliza las líneas diagonales (mesa, cabeza) y las curvas (relojes,
cabeza). La perspectiva tradicional existe, pero el espacio parece
extraño.
 Un ejemplo de aplicación del método paranoico-crítico en el que
Dalí mostró sus ideas obsesivas de modo más contundente.
Explicó en sus "Confesiones inconfesables" que ya en su infancia
le impresionó esa pintura; su padre tenía una reproducción en su
despacho y ver a los dos campesinos, inmóviles frente a frente, le
había
producido
siempre
un
gran
malestar.
En 1929, verla de nuevo le inquietó y, a partir de 1932, se convirtió
en una imagen tan obsesiva, que hasta soñaba con ella, y a partir
de entonces fue desarrollando su método de interpretación.
Para Dalí, la luz de la pintura de Millet era crepuscular y su
obsesión era saber qué estaba haciendo la pareja; estaban tan
apesadumbrados, que pensó que estaban enterrando a un hijo.
En 1963 Dalí pidió al Louvre que radiografiara la pintura; el
resultado probó la existencia de una forma geométrica a los pies
de la mujer, que Dalí interpretó como un féretro y pensó que
Millet no debió atreverse a pintarlo para no dramatizar
demasiado la escena, pero que realmente se trataba de un
entierro.
 La posición del Cristo no es idea
original del pintor, se basó en un
cuadro conservado en el Monasterio
de la Encarnación de Ávila realizado
por San Juan de la Cruz.
Pertenece a su época mística-clásica
que comenzó en los años 40 y que
ha sido criticada por numerosos
entendidos acusándola de
comercial. Realmente son pinturas
con un domino absoluto del dibujo,
muy trabajadas y con composiciones
espléndidas. Además del Jesucristo
crucificado, incluye un paisaje de
Port-Lligat tan dibujado y estudiado
anteriormente, y un espacio casi
infinito. El Cristo en sí esta incluido
en una perspectiva basada en la
proporción áurea Ausencia de
cualquier elemento dramático sangre, heridas, dolor.
• En este cuadro Dalí intenta
reflejar lo que anteriormente
ya había escrito en su
Manifiesto Místico: la
vertiente espiritual -retrato
místico de Gala- y la ciencia las esferas- se combinan
como orden general del
Universo. Es una idea que le
obsesiona y como tal pinta
una y otra vez. Simplifica el
fondo, básicamente es el
mismo, pero solo hay cielo y
mar eliminando cualquier
otro elemento que complique
la percepción del tema
principal.
Descargar

La persistencia de la memoria 1931